Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Muchas jóvenes escriben pidiendo asesoramiento por haber avanzado demasiado en una relación, empezaron con tomarse de la mano, abrazos, posteriormente caricias y besos hasta encontrarse en una situación donde les resulta difícil poner un alto o retroceder.

“¿Tomará el hombre fuego en su seno sin que sus vestidos ardan? ¿Andará el hombre sobre brasas sin que sus pies se quemen?” Proverbios 6:27-28

La realidad es que jugar con fuego es peligroso, grandes bosques se han incendiado simplemente por una pequeña chispa que fue encendida en ignorancia. El ser humano, como hombre, presenta diferentes debilidades y en su falta de conocimiento o madurez le gusta jugar con ellas; lo que no se dan cuenta es que continuar arriesgándose puede tener terribles consecuencias.

“Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. ” Mateo 5:29-30

En este pasaje el Señor no nos está llamando a auto-mutilarnos, sino a ser radicales; es decir, exagerados en las medidas que tomemos para apartarnos de ese pecado.

Si tienes una debilidad que ha avanzado; ya sea la pornografía, dependencia al alcohol o drogas, una relación que no está caminando conforme lo que Dios ordena o no es aprobada por Él, o cualquier otra, es preciso que tomes medidas extremas si quieres salvar tu alma.

Te pondré un ejemplo: si tu debilidad es haber ido demasiado lejos en una relación, es preciso que por un tiempo dejen de salir a solas, que no se encuentren en lugares oscuros o aislados. Si es una relación que no es aprobada, entonces tendrás que cambiar de número, no frecuentar lugares donde puedan encontrarse, eliminar todas las cosas que puedan recordarte a esta persona.

“Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.” Josué 1:7

Ser radical no es fácil, pero Dios te pide que te esfuerces y seas valiente. Si estás luchando contra algo o has permitido que tu debilidad avance a tal punto que piensas que no podrás vencer, escribirnos, nos gustaría acompañarte en este proceso porque ¡Nada es imposible para Dios!

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta