Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Un árbol no crece hasta la mitad de su tamaño natural y se cuestiona si hasta esa altura es suficiente, por el contrario, entierra sus raíces tan profundamente como pueda. Saca de la tierra todo el alimento posible y crece a la altura máxima de su especie, entonces, mira hacia abajo como para recordarnos en lo que podríamos transformarnos nosotros si hiciéramos todo lo que podemos.

¿Por qué es que los seres humanos, la creación con más semejanza al Creador, no lucha para aprovechar su potencial al máximo? ¿Por qué nos permitimos detenernos a medio camino? ¿Por qué no estamos luchando constantemente para transformarnos en todo lo que podemos llegar a ser? Parece que todas las formas de vida de éste planeta, tratan de lograr su potencial máximo, excepto los seres humanos.

Dios nos ha dado muchas capacidades para explotarlas pero, lamentablemente, nosotros nos conformamos con el mínimo esfuerzo. Dios tiene preparado un banquete extraordinario donde tenemos de todo para comer, pero nosotros nos conformamos con una simple hamburguesa.

Cada uno de nosotros tiene dos opciones concretas para decidir lo que va hacer con su vida: Podemos ser conformistas y ser menos de lo que podemos llegar a ser, ganar lo mínimo, leer lo estrictamente necesario, ajustarnos a las ideas de otros, rendirnos al primer intento, tener una vida desordena. Es decir, conformarnos con una vida vacía, pero llena de desconfianza y conformismo.

La segunda opción es la que nos lleva a ser todo lo que queremos y podemos ser. Alcanzar las metas y posición profesional que deseamos, instruirnos al máximo,  dar y compartir cuanto sea posible, crear y producir cosas que ni pensábamos; llegar a  tener una vida plena.

Todos tenemos estas dos opciones: hacer o no hacer, ser o no ser, serlo todo o no ser nada.

Al igual que el árbol, para nosotros sería un desafío valioso extendernos en dirección vertical y horizontal hasta alcanzar la medida completa de nuestra capacidad. Si Dios nos ha dado la capacidad ¿Por qué no hacerlo? Sólo depende de ti lograrlo, o rendirte antes de empezar.

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta