Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

En esta época del año el ambiente se transforma, organizaciones, grupos o personas individuales buscan cómo ayudar a alguien más. Muchos por apariencia y otros tantos de corazón.

Teresa de Calcuta, relató una historia acerca de un hombre que llegó a su casa y le dijo: “Aquí cerca hay una familia con ocho hijos que llevan mucho tiempo sin probar bocado”. Ella, al oírlo tomó un puñado de arroz y salió a toda prisa para que esa familia pudiera comer aquella noche.

En los rostros de aquellos ocho niños vio dibujadas las huellas del hambre, como pocas veces las había visto. A pesar de ello, la madre de aquella familia tuvo el coraje de dividir el arroz en dos porciones  iguales y salió con una.

Cuando volvió le preguntó a dónde había ido y qué había hecho, a lo que la mujer le contestó: – ¡También ellos tienen hambre!

Una familia de religión musulmana vivía en la casa de enfrente y tenía otros tantos hijos. Aquella mujer sabía que también ellos tenían hambre, así que decidió privarse para darles de comer. ¡Eso es amor de verdad! Aquella mujer dio con dolor.

En los rostros de sus hijos se veía que ellos comprendieron verdaderamente lo que su madre había hecho. El  gesto de su madre les enseñó lo que es el amor auténtico.

Recibimos el mandamiento de amar incluso a nuestros enemigos y no es fácil hacer el bien a los que viven de forma diferente a nosotros. A veces buscamos ayudar a quien tiene más afinidad con nosotros, piensan como nosotros o a quien nos inspira mucha más ternura y compasión. No se trata sólo de dinero, muchas veces en los orfanatos, hospitales y asilos necesitan voluntarios todo el año, ¿Qué mejor forma de mostrar el amor de Dios?

“En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir”. Hechos 20:35

El amor auténtico exige sacrificio, dar de lo poco o mucho que tenemos pero darlo con amor. ¡Empieza ahora!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta