Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

“Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.” 1 Juan 2:1

Abogado es aquella persona que ejerce profesionalmente defensa jurídica de una de las partes en juicio, así como los procesos judiciales y administrativos ocasionados o sufridos por ella; su objetivo fundamental es colaborar en la defensa de la Justicia.

Cuando una persona comete algún delito debe recurrir a un defensor, así como nosotros también cuando pecamos debemos acudir a nuestro abogado: Jesús.

Todos debemos tener cuidado con el pecado, hacer todo lo que está a nuestro alcance para evitarlo; sin embargo, cuando caemos, Jesús nos defiende ante la acusación del diablo en nuestra contra.

¿Pero qué pasa cuando rechazamos la ayuda de Jesús e intentamos defendernos solos? La culpa carcome nuestra alma y nos atormenta, incluso nos aleja más de Dios. La Biblia dice que: “Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.” Romanos 6:23 NTV Tenemos dos opciones: Muerte o Vida en Cristo.

Posiblemente estás cansado/a de fallar a Dios y a tus seres queridos y ya no tienes esperanza, hoy quiero recordarte que con Dios siempre hay solución, él te ama y no te ha desechado sino que te ve a través de Jesús para perdonarte.

Te animo a que te esfuerces en tu búsqueda de Dios, probablemente has descuidado tus ejercicios espirituales y eso hace que no puedas superar lo que te hace caer en pecados y te debilita la fe.

Estamos en un proceso de transformación, no pongamos trabas para detenerlo, al contrario a pesar de los tropiezos acudamos confiadamente a su perdón sincero y fidelidad.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta