Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

En una ocasión una mamá me comentó que su hijo la había sorprendido porque quería irse de su casa. Mientras le ayudaba a empacar, le hizo recapacitar sobre su precipitada decisión, diciéndole que esperaba que encontrara un lugar como su hogar, que pensara muy bien e hiciera cuentas porque si quería independencia solo porque uno de sus amigos le había dicho que se fueras a vivir con él, solo lo apoyaría por un tiempo y luego le pediría que se fuera de su casa porque no podría ayudar con los gastos y terminaría yéndose a vivir solo a un cuarto donde tendría que pagar: alquiler, luz, agua y el muy imprescindible teléfono que no usaba en su casa, sino que abusaba, además de la comida, el transporte, etc. Cuando su maleta ya estaba casi lista le dijo que junto a ellos tenía todo, que trabajan de sol a sol para que no le faltara nada y que lo hacían porque lo amaban.

Cuántos de nosotros hemos actuado igual que este muchacho porque queríamos independizarnos y ya no queríamos escuchar los sermones de nuestros padres, sin darnos cuenta que ellos solamente querían nuestro bien.

La Palabra dice: “Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.” Efesios 6:2-3

Varias veces escuché a muchos papás decir que sus hijos los abandonaron, que se olvidaron de ellos, que no los iban a visitar ni los llamaban. Jamás olvides que ellos dieron todo por nosotros, incluso en algunas ocasiones dejaron de comer para que nosotros pudiéramos alimentarnos.

¿Qué estamos haciendo ahora por ellos? ¿Te das cuenta que no estamos haciendo lo correcto? Abandonar a nuestros padres ahora que nos necesitan, o no tener paciencia como ellos como la tuvieron con nosotros. Estamos tan ocupados en nuestras propias actividades que no tenemos tiempo para compartir con ellos.

Honra a tus padres como lo manda Dios, ámalos porque no sabes hasta cuándo estarán a tu lado. Ellos te dieron mucho amor y cariño cuando tú estabas a su cuidado, ahora te toca a ti devolverles todo lo que  ellos  te dieron porque lo necesitan.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta