Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

El juez es la máxima autoridad de un tribunal de justicia,  por lo que de él dependen las decisiones que se tomen y también los resultados. Así mismo, la Biblia menciona que: “…el Señor es nuestro juez…” Isaías 33:22

Muchas veces tomamos el lugar de jueces para realizar sentencias o acusaciones, pero olvidamos que este no es nuestro rol; como vimos en la definición, un juez “es la máxima autoridad” por lo que este título solamente se le puede atribuir a Dios. Él conoce nuestro destino, las consecuencias de nuestros actos y es el único que puede darnos otra oportunidad.

Con respecto a este tema me gustaría hacer énfasis en un caso:

Una joven cometió  fornicación con su novio, motivo por el cual quedó embarazada. Obviamente esta fue una situación que puso a muchos como jueces, quienes simplemente la criticaban y no le hablaban. Gracias a Dios tuve la oportunidad de conversar con ella, por lo que me compartió la vergüenza que sentía y la decisión que tomó de apartarse del Señor.

Mientras estuvimos estudiando la Biblia, ella comprendió que podía arrepentirse y corregir su camino. Por supuesto que también aceptó que debía enfrentar las consecuencias y parte de ello era la vergüenza que sentía. Entonces, decidió contraer matrimonio, acordaron una fecha y ambos se esforzaron por salir adelante con Dios a pesar de las críticas.

Después de mucho tiempo ella volvió a contactarse conmigo informándome que estaba muy contenta de no haberse alejado del camino del Señor por la mirada de otros y que estaban siendo sumamente bendecidos.

“De nuevo, por segunda vez, llegó a él una voz: Lo que Dios ha limpiado, no lo llames tú impuro.” Hechos 10:15 (LBLA)

A muchos nos resulta difícil comprender la misericordia de Dios, por lo que a veces creemos ser mejores jueces que Él. Pero la realidad es que Él es el juez supremo y el único que puede perdonarnos y limpiarnos de toda impureza ¿Si Dios la perdonó por qué piensas que es impura?

Este tiempo examínate qué rol estás ocupando; la parte que te corresponde como hijo de Dios es preocuparte por las almas que se están perdiendo ¿Cómo lo haces? Te animo a acercarte a aquellos que consideras que han caído o se están apartando, tal vez necesitan una mano para regresar.

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.