Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Filipenses 2:3 NVI: “No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos.”

Donde está presente el autoritarismo se derrumban las relaciones, cuando esta actitud está presente sólo importa lo que una persona dice, lo que provoca falta de comunicación y así,  ¿Cómo no van a existir problemas en la familia, en el trabajo, en el colegio o la universidad o incluso en la iglesia?

Las relaciones dominantes y egoístas son una distorsión de lo que el Señor quiere para la humanidad, que es la igualdad y respeto siguiendo un orden instaurado por Él. Aunque las frases: ¡Se hace lo que yo digo y punto! O ¡mi palabra es la ley!, no pasan de moda, Jesús nos enseñó a amar al prójimo, a Dios, y a no buscar solamente el bien propio sino el de los demás, a servir ¡Si tan sólo hiciéramos caso a sus palabras el mundo sería diferente!

La Biblia dice en Lucas 22:42 NVI: «Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya».

¿Dejamos todo en manos de Dios o sólo queremos hacer nuestra voluntad como niños caprichosos que patalean en el suelo por una golosina?

Jesús nos dio un ejemplo de sujeción a su Padre aun estando cerca de su muerte, en el Monte de los Olivos, oró y le dijo que se hiciera su voluntad, no la suya; aunque Cristo tenía poderío en los cielos y en la tierra decidió morir por todo el mundo.

La palabra nos inspira a la acción: “No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque esos son los sacrificios que agradan a Dios.”(Hebreos 13:16 NVI)

No busques hacer tu voluntad, busca servir a los demás, es cierto que el comprender a las personas te costará pero aunque no lo creas, tarde o temprano, esto tendrá resultados positivos para tu vida, dile a Dios, –Que se haga tu voluntad y no la mía– al hacer esto comprobarás la diferencia cada día.

Servir a los demás dará frutos mientras vivas, servir a Dios te dará frutos para la eternidad.

Por Carlos E. Encinas

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta