Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Una vida cristiana empieza con una decisión inicial de aceptar a Jesús como tu Salvador, seguida por decisiones diarias para llevar una vida santa.

Es comenzar como un bebé recién nacido que necesita ser instruido desde cosas básicas para que llegue a ser una persona de bien. En el caso de un nuevo creyente, es necesario cambiar actitudes malas por buenas.

El libro de Efesios 4: 24-32 tiene como título “Cómo vivir ahora” (TLA), y contiene varias instrucciones que son muy elementales para llevar una vida nueva:

-No mentirse unos a otros,  hablar con la verdad. La mentira es la expresión contraria a la verdad y aunque se pueda justificar de cualquier manera siempre las consecuencias son negativas.

– No enojarse y no dejar que esto nos haga pecar, ni debe durar todo el día. Sin duda, hay situaciones en la vida en las que es imposible no enfadarse, pero esa molestia debe ser manejada adecuadamente, no dando lugar a que la ira te domine cuando actúes.

– A las personas que robaban, manda a decir que dejen de hacerlo, que ahora trabajen con sus propias manos y también ayuden a las personas necesitadas. La nueva vida en Cristo tiene el potencial y meta de cambiar las acciones y nuestro carácter.

– No digamos malas palabras, sino cosas buenas para ayudar a los demás a crecer espiritualmente. Las palabras tienen poder, entonces debemos usarlas para el bien de todos los que nos escuchan.

– No hacer entristecer al Espíritu Santo. Nuestras malas actitudes y decisiones hacen que se entristezca.

Casi culminando el capítulo 4 dice que dejen de hacer el mal, sean buenos y compasivos los unos con los otros, y perdónense, así como Dios los perdonó a ustedes por medio de Cristo.

Nuestro comportamiento debe demostrar nuestro nuevo nacimiento, es una evidencia del amor de Dios y es testimonio a los demás.

Escuché una frase que decía así: “El cristiano es la carta de presentación de Dios para las personas que no lo conocen”

Esforcémonos para poder poner en práctica y permitir a Dios que transforme nuestras vidas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
1
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta