Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

La oxitocina, llamada informalmente por algunos como la “molécula del amor”, es una hormona relacionada estrechamente con los patrones sexuales, con la conducta maternal y los afectos paternales.Pero también está muy relacionada con situaciones cotidianas como la elección de amistades, tomar decisiones, alegría en algunas situaciones, etc.

Esta pequeña molécula actúa en fracción de segundos.  Primeramente es sintetizada por células nerviosas en el núcleo del hipotálamo, en nuestro cerebro, de donde es transportada por su proteína a lo largo de las fibras nerviosas y luego por todo el torrente sanguíneo, actuando como un suero que causa una sensación de comodidad y agrado en todo el organismo.

Cuando tomamos decisiones, el hipotálamo libera esta hormona al percibir que todos los factores parecen favorables, lógicos y razonables. Aunque parece ser una mezcla química perfecta, no siempre resulta favorable.

Por ejemplo: Supongamos que un empleador ofrece un trabajo en el que hay dos formas de remuneración; una de ellas consiste en el pago inmediato de 100.000 dólares por un contrato de 20 meses, la segunda en un pago de 2 dólares multiplicados cada mes por el mismo lapso de tiempo.

¿Cuál parece más atractiva al cerebro?…

La primera opción parece la más adecuada pero si aceptamos la segunda, en el primer mes recibiríamos un salario líquido de 2 dólares, en el segundo 4, en el tercero 8, el cuarto 16 y así sucesivamente hasta que llegamos al final del contrato (20 meses) recibiendo 1.048.576 dólares.

 Aunque la segunda opción parecía la menos atractiva, al final llegó a ser la más conveniente.

Todos los días estamos sujetos a tomar decisiones de todo tipo y la verdad es que nuestras percepciones y la química en nuestro cerebro, pueden ser engañosas. En algún momento nuestras decisiones pueden resultar momentáneamente cómodas y satisfactorias, pero a la larga podrían resultar equivocadas.

Salmos 37:23 dice: “Por Jehová son ordenados los pasos del hombre, Y él aprueba su camino.”

Dios quiere que hoy tomemos las mejores decisiones, para que las consecuencias del mañana nos provoquen alegría y no tristeza.

¿Sientes ansiedad por algunas decisiones que debes tomar?

1 Pedro 5:7 “Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes.” NTV

¡No dejes de incluir a Dios en todas tus decisiones!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta