Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

“Este es mi mandamiento: ámense unos a otros de la misma manera en que yo los he amado.” Juan 15:12  (NTV)

Personalmente considero que los problemas en una pareja, entre padres e hijos, hermanos y hasta en una relación de amistad, se deben a la falta de amor. Conozco parejas que han destruido su relación por no saber amar, hermanos(as) que están enojados porque no hay amor para perdonarse, padres e hijos que viven gritándose todos los días pensando que es la mejor manera de ganarse el respeto.  Y lo más triste es que aseguran que Dios está en sus vidas.

¿Cómo podemos declarar que Dios vive en nuestro corazón si no sabemos amar a nuestro prójimo? Si decimos que Dios vive en nosotros, ¿Por qué no podemos perdonar las ofensas de los demás? ¿Por qué tratamos con indiferencia?

Lee detenidamente y medita en lo que dice la palabra de Dios en 1 Juan 4:7-8 (NTV):

“Queridos amigos, sigamos amándonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama es un hijo de Dios y conoce a Dios; pero el que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.”

No podemos engañarnos a nosotros mismos, es hora de analizar nuestra vida y ver si la manera de hablar, hacer, actuar refleja a Cristo. ¿Qué palabras  y actitudes reflejas cuando tú esposa, hijos, amigos, seres queridos se equivocan o te han hecho daño?  Es una buena pregunta para respondernos y ver si en ese momento reflejamos el amor de Cristo.

Jesús, a pesar de nuestras faltas, errores, conductas y desobediencia, nos sigue amando. Es cierto que muchas veces nos disciplina y corrige pero lo hace con amor, explicándonos que es por nuestro bien.

Si realmente Dios está en tu corazón, tu reacción frente a una situación será de amor y compasión. Porque Dios es amor y produce amor en la vida que Él habita. Te animo a que busques a Dios en este día y le pidas que te ayude a dar el mismo amor que Él muestra contigo día a día. No olvides que Él está dispuesto a  cambiarte y enseñarte lo que anhelas.

¡Que tengas un feliz día lleno de paz y mucha alegría! ¡Felices fiestas!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta