Please log in or register to like posts.
Blog

“Hermanos en Cristo, si alguno de ustedes deja de confiar en la verdad que ha aprendido, y otro le devuelve la confianza, quiero que sepan esto: quien hace que un pecador deje de pecar, salva de la muerte al pecador y logra que Dios le perdone sus muchos pecados.”(Santiago 5:19-20 TLA)

Existen organizaciones como los bomberos, rescatistas especializados que entran en acción cuando sucede algún desastre natural, incendios, inundaciones, que se enfocan en controlar los hechos con los recursos que tienen a disposición además de preservar la vida de las personas afectadas. Otras organizaciones como los centros de rehabilitación ayudan a las personas a dejar vicios como drogas y alcohol, mientras que otras se dedican a rescatar niños abandonados y personas en situación de violencia doméstica.

Así como las personas que trabajan en estas instituciones demuestran un gran compromiso en ayudar al prójimo, de igual forma los creyentes debieran sentir esa misma pasión en ir a buscar a aquellas personas que se han apartado de los caminos de Dios, para ayudarlos en su proceso de restauración.

Jesús vino por el enfermo, por los pecadores, a dar libertad al cautivo, dar vista a los ciegos. Los fariseos criticaban a Jesús por todo esto, entonces Él les compartió esta enseñanza.

“«Si un hombre tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, ¿qué hará? ¿No dejará las otras noventa y nueve en el desierto y saldrá a buscar la perdida hasta que la encuentre? Y, cuando la encuentre, la cargará con alegría en sus hombros y la llevará a su casa. Cuando llegue, llamará a sus amigos y vecinos y les dirá: “Alégrense conmigo porque encontré mi oveja perdida”. De la misma manera, ¡hay más alegría en el cielo por un pecador perdido que se arrepiente y regresa a Dios que por noventa y nueve justos que no se extraviaron!” (Lucas 15:4-7 NTV)

A veces la crítica de los hermanos, respecto a la persona que se apartó del camino, nos llevá a no hacer algo concreto por ayudarles. Si así fuera, no temas porque tú es preferible escuchar la voz de Dios que las críticas de los religiosos. Tú puedes hacer mucho por ayudar, orando, exhortando y especialmente hablándole de nuestro Dios que lo espera de vuelta con amor y misericordia.

¿Tienes misericordia de los que se apartaron del Señor y de los que aún no lo conocen?

Por Carlos E. Encinas

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario