Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Sucedió que un cristiano pobre vino de repente a ser rico por una  inesperada herencia. Todos sus parientes y amigos vinieron a felicitarle, como es natural. Uno le preguntó:

– Pero… ¿Es que no estás contento?

– Sí, lo estoy pero…

– ¿Pero temes que todo sea un sueño? – Preguntó otro.

– No, no lo pero… Un día leí esté pensamiento: “Cuando un hombre empieza a ser rico, el problema consiste en saber si Dios va a ganar una fortuna o va a perder un hombre”.

En ocasiones nos preguntamos por qué Dios no nos da lo que le pedimos o cuál es el propósito para que pasemos por ciertas pruebas, o incluso, desearíamos tener las cosas que tienen otras personas. Sin embargo, Dios en su soberanía decide que tengamos lo  necesario porque no desea perdernos.

“Oh Dios, te ruego dos favores; concédemelos antes de que muera. Primero, ayúdame a no mentir jamás. Segundo, ¡no me des pobreza ni riqueza! Dame solo lo suficiente para satisfacer mis necesidades. Pues si me hago rico, podría negarte y decir: «¿Quién es el Señor?». Y si soy demasiado pobre, podría robar y así ofender el santo nombre de Dios”. Proverbios 30: 7- 9 (NTV)

Muchas veces soñamos despiertos e incluso intentamos hacer tratos con Dios pensando que si nos da riqueza la usaremos para orfanatos, asilos, para ayudar a los necesitados y muchas cosas más; no obstante, el único que conoce nuestro corazón es Dios y ve mucho más allá de lo que nosotros lo hacemos.

Existen muchísimos ejemplos de personas que se alejaron de Dios por la fama y el dinero, destruyendo sus vidas y familias, perdiendo la dirección y conducidos a un  final precipitado por su ceguera.

Recuerda que Dios siempre vela por nuestras necesidades y nunca te hará faltar  nada; pero si un día Él decide darte más de lo que necesitas no te olvides de Dios y hónralo con tus bienes, bendice a otros que tienen más necesidad que tú.

Mantén tus ojos puestos en Dios, no en las cosas pasajeras y perecederas  del mundo, que las bendiciones no te alejen de Él sino que sirvan para honrarlo.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta