Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido a llanura; él sacará la primera piedra con aclamaciones de: Gracia, gracia a ella.” Zacarías 4:6-7

¿Qué es lo que estás enfrentado? ¿Existe alguna montaña que interfiere en tu camino? Algunas veces en la Palabra de Dios las montañas representan obstáculos, conflictos, en este caso una gran dificultad, ya que la montaña simboliza un impedimento que sobre pasa nuestra capacidad o fuerza física.

Lo interesante es que un hijo de Dios tiene la posibilidad de que su montaña sea reducida a ceniza. Entonces ¿Cómo mover montañas o deshacerse de ellas? Antes de esta promesa El Señor le da un mandato a Zorobabel:

“…No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.”

Dios nos recuerda estas palabras: “No lo vas a lograr con tus fuerzas, ni aunque un ejército estuviera a tu favor, sino con mi Espíritu” Nuestras fuerzas tienen su límite, es posible que te estés esforzando demasiado por solucionar el conflicto que tienes, pero la verdad es que no tendrás los mismos resultados que tendrías aferrándote al Señor.

“Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.  Por tanto, os digo que todo lo pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.” (Marcos 11:23-24)

Si aprendemos de Jesús vamos a entender que no depende de cuánto sabemos de ÉL, sino cuanto creemos en ÉL. Si no dudamos que nuestro DIOS es grande y que nuestros problemas no tienen una oportunidad para vencernos, ¡entonces podremos mover montañas! Debemos pensar más grande que la montaña y recordar que tenemos un padre que es más grande que nuestros problemas.

Te animo a depositar en Dios tus cargas y a confiar en Él, recuerda que nuestras fuerzas tienen su límite así que ya no sigas intentado todo, es hora de rendirnos a Dios.

¡Sólo un poquito de fe en un gran DIOS, como el tamaño de un grano de mostaza, es la fórmula para poder mover montañas!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta