Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

“Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera.” 2 Corintios 12:7 (RVR-1960)

Este pasaje nos habla de que nosotros no somos perfectos, que así como somos susceptibles al pecado y tenemos debilidades, esas molestias en nuestra vida que hacen que los problemas se nos hagan más difíciles de resolver, que nos sintamos impotentes, frustrados, etc.

El propósito por el cual tenemos esas debilidades es para no enaltecernos o que el orgullo se apodere de nosotros. Cuando el mundo nos alaba, felicita o aplaude, nuestro ego comienza a crecer y sentimos que cada vez estamos más lejos del piso. Creemos que no necesitamos de nada, ni de nadie. La Biblia dice que Dios mira al altivo de lejos, así que nuestras debilidades son útiles para mantenernos sencillos, para reconocer que somos polvo y que sin Dios no somos nadie, para mantenernos más humildes y más cerca de nuestra Padre.

Cuando reconocemos que no tenemos el control de todo y que varias cosas escapan de nuestras manos es donde comenzamos a depender de Dios y darle la gloria a Él y no a nuestros logros.

“Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.” 2 Corintios 12:9-10 (RVR-1960)

En la debilidad podemos sentirnos más fuertes porque dejamos de hacer las cosas en nuestras fuerzas y comenzamos a hacer las cosas con su fuerza, con el poder de Dios, con la fe. El Señor utiliza nuestra debilidad para mostrarse al mundo, para demostrar que a través de personas imperfectas puede mostrar su perfección.

Hoy te animo a darle gloria a Dios por tus debilidades y falencias, reconócelas y entrégaselas, con ellas Dios puede hacer grandes cosas.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta