Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

En la Biblia se cuentan las historias de muchos hombres que fueron ejemplares para su generación y las siguientes. Ellos demostraron que cuando se tiene a Dios como centro en la vida, uno puede recibir bendiciones que nunca se imaginó. Muchos de estos personajes tuvieron errores y faltas; sin embargo, demostraron verdadero arrepentimiento y recibieron el perdón de Dios. Para aprender de sus vidas, hay versículos bíblicos que los varones de cualquier edad deben aplicar. Éstos son algunos de ellos:

Josué 1:9 (NBD)

“Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.”

Salmos 1:1-3 (PDT)

“Afortunado el que no sigue el consejo de los perversos, ni el ejemplo de los pecadores, ni se une con los que andan burlándose de todo. Al contrario, le gusta la enseñanza del Señor y la estudia día y noche. Será tan fuerte como un árbol plantado junto a corrientes de agua fresca, que da su fruto en el momento adecuado y al que nunca se le caen las hojas. Le irá bien en todo lo que haga.”

Salmos 119:9 (RVR1960)

“¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.”

Mateo 5:28 (PDT)

“Si alguno mira a una mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, en su mente ya ha cometido pecado con ella.”

Mateo 6:33 (DHH)

“Pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y recibirán también todas estas cosas.”

1 Corintios 7:2-5 (TLA)

“Mejor aún es que cada hombre tenga su propia esposa, y que cada mujer tenga su propio esposo, para que no caigan en relaciones sexuales prohibidas. El esposo debe tener relaciones sexuales sólo con su esposa, y la esposa debe tenerlas sólo con su esposo. Ni él ni ella son dueños de su propio cuerpo, sino que son el uno para el otro. Por eso, ninguno de los dos debe decirle al otro que no desea tener relaciones sexuales. Sin embargo, pueden ponerse de acuerdo los dos y dejar de tener relaciones por un tiempo, para dedicarse a orar. Pero después deben volver a tener relaciones; no vaya a ser que, al no poder controlar sus deseos, Satanás los haga caer en una trampa.”

1 Corintios 16:13 (RVR1995)

“Velad, estad firmes en la fe, portaos varonilmente y esforzaos.”

2 Corintios 4:16 (BLPH)

“Aunque nuestro cuerpo mortal se va desmoronando, nuestro ser interior va recibiendo día tras día nueva vida.”

Efesios 5:25-28 (PDT)

“Esposos, amen a su esposa así como Cristo amó a la iglesia y entregó su vida por ella. Cristo murió para hacer que la iglesia fuera declarada santa, purificándola con el lavamiento del agua y un pronunciamiento suyo, para presentársela a sí mismo como una novia, llena de esplendor y belleza. Cristo murió para que la iglesia fuera pura, sin mancha ni arruga, ni nada semejante. El esposo debe amar a su esposa así como ama a su propio cuerpo; el que ama a su esposa, se ama a sí mismo.”

Santiago 1:19-20 (TLA)

“Todos deben estar siempre dispuestos a escuchar a los demás, pero no dispuestos a enojarse y hablar mucho. Porque la gente violenta no puede hacer lo que Dios quiere.”

Santiago 5:16 (RVR1960)

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.”

1 Pedro 5:5-7 (BLPH)

“Jóvenes, respeten a sus mayores. Que la sencillez presida sus mutuas relaciones, pues Dios hace frente a los orgullosos y concede, en cambio, su favor a los humildes. Así que sométanse al poder de Dios, para que él los encumbre en el momento oportuno. Confíenle todas sus preocupaciones, ya que él se preocupa de ustedes.”

 
 
 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

13
11
3
0
1
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta