Cierto día un empleado platicaba con su jefe y le dijo:

– Y dígame ¿Cómo es que ha logrado su éxito?

– Lo resumo en dos palabras: Buenas decisiones –respondió su jefe

A diario debemos tomar decisiones, unas son más determinantes que otras pero al final son elecciones que tendrán consecuencias buenas o malas en nuestras vidas.

Todos los días decidimos, sobre lo que vamos a comer, vestir, a donde ir, en que horario, etc. quizás estas situaciones son fáciles de elegir pero hay cuestiones que deben ser manejados con mucho cuidado porque pueden marcar nuestra vida para siempre.

La pregunta que ahora surge es ¿Cómo tomar decisiones que agraden a Dios? ¿Cómo sé si estoy haciendo lo correcto?

Veamos algunos consejos para tomar decisiones correctas:

Ora por dirección: Resulta fácil decidir guiados por nuestras propias razones y creencias y olvidamos que de Dios provienen la sabiduría e inteligencia, sin su ayuda podemos involucrarnos en situaciones peligrosas e incorrectas, Proverbios 28:26 dice: “Los que confían en su propia inteligencia son necios, pero el que camina con sabiduría está a salvo” (NTV).

Aplica los principios bíblicos: La Biblia es un manual de instrucciones para todo hijo de Dios, Salmos 119:105 dice: “Tu palabra es una lámpara que guía mis pies y una luz para mi camino” (NTV) meditar en la palabra y decidir conforme a lo que dice es una forma sabia de elegir correctamente, recuerda que si algo de lo que deseas va contra los principios bíblicos no es lo que Dios quiere para ti.

Te interesa:  En equipo

Piensa en el futuro: Esta es una nuestras debilidades, pues estamos muy acostumbrados pensar solamente en el instante de disfrutar y no pensamos en el futuro y es ahí cuando nos equivocamos.

Pide consejo: Quizás un buen consejo no determine tu decisión pero si puede guiarte a tomar el mejor camino para lograr aquello que anhelas, no te rehúses a buscar guía en aquellas personas que tienen mayor experiencia,   Proverbios 24:6 dice: “Así que, no vayas a la guerra sin consejo sabio;  la victoria depende de que tengas muchos consejeros” (NTV).

Una vida llena de gozo y satisfacción es el resultado de las buenas decisiones.

¿Quieres tomar decisiones sabias?

Por Judith Quisbert.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta