El dinero debe ser manejado con cuidado. Sin embargo, a veces hay situaciones que nos llevan a gastar más de lo que tenemos, lo cual nos lleva a endeudarnos o quedarnos sin nada a fin de mes.

Si eres de las personas que no puede resistirse a las oferta o descuentos, estos consejos te ayudarán a ahorrar dinero y comprar sabiamente.

1. Haz una lista de tus posesiones:

Este paso puede ser un poco tedioso; no obstante, vale la pena. Llevar un registro de lo que tenemos nos ayudará a tener un inventario de nuestras cosas y también a saber qué vamos a comprar en el futuro.

2. Clasifica tus futuras compras:

Las cosas que son indispensables, tales como comida, gasolina, y el pago de los servicios, no entran en esta clasificación. Lo que debes hacer a continuación es separar lo que quieres en cuatro categorías:

  • Necesidad: En esta categoría están todos aquellos productos que utilizas a diario.
  • De uso casual: Cosas que utilizas con regularidad pero no diariamente.
  • Deseo: Algo que te gustaría tener, pero que no es necesario.
  • Moda: Un objeto que salió de moda, que está en oferta o descuento, pero que realmente no necesitas, sino que lo quieres porque es popular.
Te interesa:  ¡Dile NO al despilfarro!

3. Distribuye tu dinero:

Cada vez que obtengas dinero, divídelo de manera que compres solo lo necesario. Esto te ayudará a tener control sobre tus compras y no caer en el impulso de adquirir lo primero que veas en las tiendas.

4. Pregúntate:

La siguiente vez que salgas de compras, es mejor tener una lista de las cosas que antes clasificaste como necesidades. Si sientes deseos de conseguir algo que no está allí, hazte estas preguntas: “¿Tengo el dinero necesario para esta compra?”, “¿Por qué quiero comprarlo?”, “¿Tengo espacio en mi casa para colocar este objeto?”.

5. Evita situaciones que te lleven a gastar:

Si sales a pasear, que sea a lugares donde puedas disfrutar de la compañía de otros o para admirar el paisaje. Si siempre sales a centros comerciales o cualquier otro lugar donde se vendan cosas innecesarias, te verás tentado a comprar. Así que es mejor evadir este tipo de situaciones y reemplazarlas por otras actividades. Si usualmente compras en línea, es una buena idea mantenerse alejado de las páginas web de ventas, y ocupar tu tiempo en algo más productivo.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta