Una frase muy popular dice que se debe empezar el día con el pie derecho. Esta expresión se remonta a hace muchos siglos atrás y su uso se hizo tan frecuente que nadie sabe con certeza cuál fue su origen. No obstante, el significado sigue siendo el mismo: comienza tu día haciendo lo correcto; y la mejor manera de hacerlo es con oración.

Usualmente se acostumbra orar por aquellas situaciones venideras que nos preocupan; y la lista se hace aún más larga conforme van pasando los días. Si bien Salmos 55:22 nos alienta a dejar nuestras cargas a Dios, esto no implica que debemos pensar únicamente en nosotros. Las personas que nos rodean están atravesando momentos difíciles y necesitan que alguien más ore por ellos. La realidad mundial nos alerta de problemas que se dan en los diferentes países y también debemos orar por ellos. Cuando uno se pone a pensar en todas las dificultades y alegrías que hay, podemos darnos cuenta que hay miles de motivos por los cuales debemos orar. Es por ello que este año debemos proponernos a hacer algo distinto. En lugar de pedir por nuestras necesidades personales, oremos por alguien o algo más.

 

Te interesa:  3 señales que eres envidioso

Es importante que aprendamos a comunicarnos con Dios no sólo para pedirle, sino también para mostrar agradecimiento por todo lo que ocurre, ya sea bueno o malo. Después de todo, si seguimos con vida es gracias a su misericordia y bondad. Así que, empieza el año de rodillas e invita a otros a hacer lo mismo, pues “si dos de ustedes se ponen de acuerdo, aquí en la tierra, para pedirle algo a Dios que está en el cielo, él se lo dará.” (Mateo 18:19 TLA).

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

2 Comentarios

  1. Me gusta mucho esta reflexion, la voy a poner en practica y la dare en el grupo de reunion celular que tengo a mi cargo, muchas gracias CVCLA VOZ. BENDICIONES PARA USTEDES DESDE MARACAY VENEZUELA

Dejar una respuesta