Las peleas pueden ser sinónimo de una mala relación; sin embargo, de acuerdo a un estudio realizado por el Dr. John M. Gottman del Instituto Gottman, las peleas son una señal de una pareja fuerte.

Las discusiones son normales en una pareja, pero hay que saber cómo utilizarlas a nuestro favor. Es importante aprender que ellas son una manera de expresar nuestras emociones y que al final deben llevarnos a estrechar nuestra cercanía con la otra persona.

En una discusión, debes aceptar la opinión de la otra persona, cuidar tu tono de voz y no ser obstinado con tu punto de vista. Recuerda que nadie es perfecto y que todos cometemos errores, así que ten abierta la posibilidad de que te hayas equivocado y necesites pedir perdón.

Esta clase de discusiones son las que hacen que las parejas sean mejores y más fuertes. Además, de ellas se puede obtener grandes beneficios, como por ejemplo:

  • La confianza aumentará.
  • Su relación será más estrecha.
  • Ayuda a ser más pacientes y comprensivos.
  • Demuestra que les importa su relación.
  • Te ayuda a conocer mejor a tu pareja.
  • Te hace ser más considerado.
  • Revela la fortaleza de su relación.
  • Aprendes a perdonar y pedir perdón.
Te interesa:  No te enamores de mí

Además, después de una pelea es buena idea salir en una cita u organizar algo especial para celebrar su reconciliación. Así que, haz que las discusiones sean una herramienta que haga tu relación más fuerte y sana; en vez te estancarte en medio de ella.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta