Cuando vemos noticias como la de la familia de Colorado, donde la esposa estaba embarazada y el esposo la mató, no solo a ella, también al bebé aún no nacido y a las dos hermosas niñas que tenían 3 y 4 años…no podemos pensar otra cosa sino que se dejó llevar por el demonio.

Porque normalmente uno piensa que todo ser humano debe tener algo de bueno. Pero en el caso de este degenerado, no puedo yo encontrar nada bueno. Tan cínico y prepotente. Quiso engañar al mundo.

La verdad es que cuando lo vi haciendo las declaraciones de que si alguien sabía del paradero de su familia, a mi no me convenció. De hecho yo no sentí ninguna emoción y me pareció casi ridículo que ni siquiera se refería al embarazo de su esposa.

Creo que a todo el mundo le tiene que haber pasado lo mismo. No le creímos y por eso lo pudieron detectar como el homicida muy rápidamente.

Te interesa:  El Poder de la Oración

Alguien hizo el comentario de que si alguien quería saber cómo era la cara del diablo, lo miraran a él.

Y es cierto. Nuestras mentes pueden divagar, pueden cruzarse diversos tipos de pensamientos en ella, pero la mayoría sabemos controlar los pensamientos negativos o contaminados con tanto que ocurre en el mundo. Hemos visto innumerables casos de supuestos buenos esposos que terminan haciendo actos aborrecibles.

Perdieron el control, y más importante aún, perdieron el temor del infierno. Hay gente que cree que el infierno no existe. Perdón, ¿no saben que la Biblia no miente? Por supuesto que existe el infierno y todos los que se dejen dominar por el demonio terminarán en él.

Los invito a que oremos por la familia de Shannan y por las almas de ella y sus criaturas, para que Dios las reciba en amor y les de paz y conformidad a sus familiares.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.