Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Deseo exponer valiosa información y alarmantes estadísticas del consumo de pornografía en hogares latinoamericanos.  Es importante conocer que la inclinación a la exposición porno es perjudicial y produce una conducta adictiva de ilimitadas consecuencias espirituales, emocionales, sociales y  sexuales.  La pornografía destruye y desintegra al individuo de la familia, del matrimonio y de la sociedad.  Antes de continuar, será valioso conocer un poco del significado de la pornografía y su origen desde hace miles de años.  Hoy en día  está disponible al toque de un botón sin considerar que sea dañino su contenido.  Ya no es una práctica exclusiva de los varones, sino que el aumento del acceso por las mujeres aumenta cada día.  Además las tendencias evidencia un alto patrocinio por menores de edad, quienes acceden al uso e intercambio subestimando sus efectos inmediatos y a largo plazo.

Según Wikipedia, el término pornografía se refiere a todos aquellos materiales, imágenes o reproducciones que representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del receptor.  Desde la década de 1970, las películas y fotografías con dicho contenido sexual explícito recibían la clasificación (X), para diferenciarlas de las de erotismo más suave (S). La pornografía se manifiesta a través de multitud de disciplinas, como cine, escultura, fotografía, historieta, literatura o pintura, y ha logrado un gran auge en medios como las revistas pornográficas e inclusive el audio (teléfono erótico), y su desarrollo sin precedente en la Internet.

El término pornografía procede de las palabras griegas pórnē «prostituta» y gráphein «grabar, escribir, ilustrar» y el sufijo -ία  «estado de, propiedad de, lugar de», teniendo por lo tanto el significado de «descripción o ilustración de las prostitutas o de la prostitución».  Hay que decir, sin embargo, que el término es de aparición reciente, pues en la Antigua Grecia nunca se usó la palabra pornografía y el uso más antiguo de que se tiene constancia es, en francés, de la década de 1800.

Es muy común agrupar los géneros pornográficos de menos a más explícito.  De ahí las siguientes categorías:

Softcore – Es el género pornográfico en el que las escenas de sexo no se muestran de forma explícita.  En el cine y la televisión, en particular, no incluye primeros planos de genitales (masculinos ni femeninos) y tampoco muestra en detalle penetraciones y felaciones.  Los actores o modelos suelen tapar una parte de sus cuerpos. Este género lo han practicado y practican muchas mujeres y hombres más o menos famosos.  También se emplea en la publicidad, aunque este uso ha sido criticado por organizaciones feministas.

Mediumcore –Es aquella donde los modelos enseñan la totalidad del cuerpo en posturas más o menos provocativas.  Las famosas revistas son quizá los ejemplos más conocidos de este tipo de pornografía. Pese a existir clasificaciones que las colocan en el apartado anterior.

Hardcore- Es el género pornográfico más extremo, pues muestra explícitamente el acto sexual, ya sea vaginal, anal u oral, o con aparatos o cualquier otro tipo de utensilios.  Este tipo de pornografía se subdivide según la orientación sexual: heterosexual, homosexual (masculino o femenino) y bisexual, llegando al extremo anormal de la zoofilia (actos sexuales con animales).

Si por alguna razón la curiosidad te ha llevado al uso de esta dañina droga virtual, tienes una segunda oportunidad de ser libre para siempre.  Realmente no puede ser placentera una actividad que produce dolor y lleva a la destrucción paulatinamente.  Jesucristo dijo:“Si ustedes se mantienen fieles a mi palabra, serán de veras mis discípulos; conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”(Juan 8:31-32 DHH).

En la segunda parte del tema de hoy presentaré algunas estadísticas y soluciones para evitar ser un esclavo miserable de esta industria billonaria, que no tiene consideración de nadie incluyendo la niñez.

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/   ¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

 

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta