Please log in or register to like posts.
Blog

Hay personas que se pasan mucho tiempo criticando casi todo. Critican tanto, que quien los escucha debe pensar que ellos que tanto critican, harán todo perfecto.

Tristemente no es así. Por lo general, quienes critican, si, muchas veces tienen la auto-estima muy alta, pero otras tantas veces es lo contrario. Resultan ser personas que tienen un número tan grande de inseguridades, que critican a otros para desviar la atención hacia los errores que comenten los demás o hacia la forma de hacer las cosas de otros.

Se habla de críticas constructivas y críticas destructivas. Las destructivas llevan normalmente un mensaje de decepción y calificación, sin dar ningún comentario de nada bueno o aceptable. Es como decirle a alguien: “No hiciste ese trabajo nada bien, pero claro, es que en realidad nunca lo haces bien”. Una crítica constructiva sería: “Disculpa, el trabajo que hiciste hoy no me pareció tan bueno como la mayoría de tus trabajos. Pienso que si le dedicas un poco más de tiempo a la planificación, te podría salir mucho mejor”. En este caso además se estaría dirigiendo directamente a la persona. Pero la mayoría de los “críticos empedernidos” se encargan de criticar a los demás a sus espaldas, es decir, comentando con otros.

Otro factor a resaltar es que una persona que critica a todo el mundo, cuando los llegamos a escuchar, nos invade el pensamiento de que con los demás nos criticará a nosotros también. ¿No es cierto?

Debemos cuidar lo que decimos, porque con la misma medida que medimos seremos medidos.

Recordemos estos pasajes Bíblicos:

Lucas 6:45 “El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca”.

Proverbios 15:4 “La lengua que brinda alivio es árbol de vida; la lengua insidiosa deprime el espíritu”.

Proverbios 10:19 “El que mucho habla, mucho yerra; el que es sabio refrena su lengua”.

Mientras más moderamos seamos, en menos problemas nos meteremos. Como siempre digo: todo en exceso es malo. Es el lema del espacio que tengo en CVCLAVOZ los lunes a las doce hora de Miami, “Ni Más Ni Menos” con Elluz Peraza… ¡Porque todo en exceso es malo!

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario