Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

Cuando de dinero se trata se pudiera creer que ganando más se solucionan los problemas económicos. Sin embargo, la verdad de las cosas es que no importa que tanto incrementes tus ingresos; si no aprendes a administrarte bien con lo que tienes tampoco lo harás si ganas más, por algo el dicho tan común “no hay dinero que alcance”. Los compromisos aumentan y el dinero nunca te parecerá suficiente. No digo que buscar oportunidades para incrementar tus ganancias sea innecesario, al contrario, si puedes hazlo, próspera tu economía, pero no pongas tus esperanzas de resolver tus deudas o compromisos económicos hasta que lo logres, o bien hasta que la situación económica de tu país mejore. En pocas palabras que tu capacidad de resolver problemas económicos no dependa de factores externos, más bien aprende a hacerlo con lo que tienes. Si quieres que tu dinero alcance toma en cuenta los siguientes puntos:

1) Optimiza

Separa los gastos necesarios como los gastos fijos de los innecesarios e identifica cuáles puedes prescindir o bien reducir para optimizar. Existen gastos superfluos que perfectamente puedes recortar y aprender a comprar inteligentemente. Como el comparar costos de servicios y productos que consumes para comprar con el de mejor precio.

También evita hacer las compras desenfrenadas. Sabemos que como mujeres nos cuesta mucho auto controlarnos y más cuando las especiales no se pueden desaprovechar. Aun cuando no es necesario el producto o servicio que nos están promoviendo, motivan a realizar compras por impulso, cosas que tal vez no necesitas o que no se tenías planeado adquirir.

Por ello es importante pensar bien cómo gastar el dinero y no dejarte llevar por la euforia del momento de las ofertas. Es mejor adaptarte al presupuesto que designes para cada rubro en el que gastes, la idea es que optimices y logres hacer más con menos. Así como la mujer virtuosa que nos describe la Biblia en el Proverbios 31 que además de planear y aumentar la riqueza familiar es muy buena administradora.

2) Ahorra

Ahorrar, ¿Cómo? Si apenas me alcanza. Mucha gente se le dificulta la práctica del ahorro, y más cuando sus gastos son rebasados por sus ingresos. Aunque a decir verdad quienes no aprenden ahorrar en lo poco, tampoco lo harán en lo mucho porque se acostumbran a ganar más y gastar más.

Por ello es importante que empieces hoy a desarrollar la cultura del ahorro, de lo que ganes procura guardar el 10% como una manera de pagarte a ti misma, y si para ello tienes que sacrificar un par de comidas fuera u otras cosas que no son indispensables, busca la manera, siempre se puede hacer un esfuerzo para generar un colchón de seguridad o bien pagar deudas con los ahorros.

Ahora si aún después de optimizar recursos no te queda absolutamente nada para ahorrar, siempre hay algunas monedas que puedes ir guardando, o también buscar una actividad extra para generar ingresos adicionales los cuales puedes destinarlos única y exclusivamente para tu colchón de ahorro. Tal vez eres buena horneando pasteles, en las manualidades u otras habilidades que puedes aprovechar para comercializar. De nuevo menciono a la mujer ejemplar de la Biblia que nos da ejemplo de astucia al fabricar bienes para cambiar y vender con el fin de incrementar las utilidades de la familia.

3) Paga tus deudas

La gente no se endeuda de la noche a la mañana, así que tomará tiempo para salir de ellas, lo importante es no postergar el compromiso si no tomar la decisión y empezar hoy. Para ello te recomiendo que empieces hacer un plan de gasto familiar para no comprar más de lo que se gana, y más cuando se tratan de tarjetas de crédito que se comen una buena parte del presupuesto mensual.

Si tienes oportunidad busca ayuda con una institución financiera o algo relacionado que te ayude a refinanciar tu deuda con el objetivo de conseguir un interés más reducido con un plan de pagos más accesible.

Recuerda la libertad financiera está en lo que uno gasta no en lo que gana, así que procura de aquí en adelante contentarte con lo que tienes ahorita sin afanarte a un estilo de vida que solo te está endeudando y mejor cultiva el hábito de ahorrar, porque se dice que el trabajo y el ahorro son la fuente de riqueza.

Por ultimo, no olvides en tu presupuesto considerar tu ofrenda, no dejes de apoyar a tu iglesia, estación cristiana o ministerio porque lo que inviertes hoy también hace eco en la eternidad.
Norma Peraza

Twitter: @peraza_norma

Facebook: masdelavidamujer

Escríbeme: [email protected]

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta