Please log in or register to like posts.
Blog

Dicen que el rencor es un veneno que uno se toma y espera que le haga efecto a la otra persona.

Cuantas veces actuamos ilógicamente pensando que esto le afectará a alguien más sin que nos afecte a nosotros.

Hay dos sentimientos que nos corroen como polillas en un armario cerrado. Estos son el rencor y la envidia.

Y no soy yo la que lo estoy diciendo sino, que le puedes preguntar a cualquier persona que tenga envidia de alguien constantemente, o una persona que no logra perdonar ni olvidar y guarda rencor.

La constante comparación de tu persona  o de tu situación con otros hace que dejes de valorar muchas cosas en tu vida y el constante rencor hace que ya no les prestes atención.

En los proverbios dice ” El corazón tranquilo da vida al cuerpo pero la envidia corroe los huesos”

Si te preguntabas que pasa que las aguas de tu corazón se encuentran muy alteradas, o que no puedes encontrar paz, hoy puede ser un buen día para que hables con Dios y le digas que te ayude a dejar la envidia atrás, y valorar lo que tienes. Pídele que trabaje en el rencor que te persigue, y déjalo en sus manos. Perdona. Es el mejor regalo que te puedes dar a ti mismo.

Si pasaste por alguna de estas situaciones escríbeme a [email protected] y espero poder acompañarte en este lindo proceso de encontrar nuestro corazón tranquilo.

 

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario