¡Un Corazón Valioso!

¡Un Corazón Valioso!

Todos en la vida pasamos por temporadas en las que sentimos que estamos a prueba, que las cosas nos cuestan más lograrlas; días en que desearíamos que el tiempo pasara más rápido porque estamos cansados de las circunstancias que estamos viviendo. La temporada de prueba puede ser una decepción amorosa, amistosa, un desencanto en el trabajo, una enfermedad que nos ocasiona dolor o temor como la artritis, la neuropatía diabética, la ciática, el cáncer … ¡son tantas las circunstancias que nos pueden hacer sentir fuera de nuestra zona de comodidad!

Y ¿hay algún consuelo para todo esto? No es sólo decir que nos consolemos porque Jesús sufrió mucho más dolor, vejación y humillación sin merecerlo. ¡Su condena fue totalmente injusta y llevada a cabo por los mismos que vino a salvar! Pero sí hemos comprobado que luego de ese sufrimiento que soportó porque sabía cuál era su propósito, el resultado ha sido un tesoro para todos quienes lo conocemos.

Digo esto, y ahora hago una analogía con respecto al sufrimiento, que me dio una amiga muy querida que trabaja aquí conmigo. Es acerca de la preciosa y valiosa perla.

La perla se origina por el sufrimiento que ocasiona algo que se introduce en la ostra, ya que es un elemento que le causa irritación, y para protegerse del dolor, va recubriendo ese granito de arena o trocito que accidentalmente cayó dentro desde la parte exterior de la ostra, con una sustancia interna de la ostra que se llama nácar y que es lo que va formando la perla. Una ostra que no fue herida jamás produce perlas.

De la misma manera los seres humanos, al pasar por el dolor, aliviamos nuestras cicatrices, con amor, con perdón; un tratamiento que a veces es más difícil de soportar que el mismo dolor que nos ocasiona la circunstancia. Hay quien dice que quien no ha sufrido no ha amado. En cuanto a las enfermedades terminales, muchos aprenden a apreciar mucho más la vida cuando pasan por esos sufrimientos. Por tanto, sanando con capa tras capa de amor y perdón, con capas de reconocimiento de las cosas verdaderamente valiosas en la vida, con capas de agradecimiento por cada gesto, cada visita, cada apoyo, cada bello recuerdo; se va formando una valiosa y preciosa perla de corazón.

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

¿Cómo amar más a tu pareja?

En este artículo exploraremos algunas estrategias desde una perspectiva bíblica y psicológica para amar más a tu pareja.

¿No tienes con qué pagar tu deuda?

Todos tenemos una deuda que resulta impagable por nuestros propios medios, pero Jesús ya se encargó de pagarla por nosotros, solamente debemos aceptar ese regalo.

El beneficio de las ganancias

La paz que nos da la fe en nuestro Dios nos proporciona una vida más productiva y con más salud, sabemos que las ganancias que tenemos en Él son eternas.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Topic

Likes

0

Deja un comentario