Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Sabías qué tener mala postura puede ocasionar problemas a tus pulmones?

Muchos de nosotros decimos que tenemos muy buena postura y la verdad es que, estamos muy, pero muy equivocados.

Tener mala postura en nuestro cuerpo, y la forma en la qué llevamos el mismo, puede traer problemas de salud innecesarios y que tienen solución. Pero aún ¡tienes esperanza!

Hoy, te voy a contar, qué tipos de problemas puedes desarrollar, cuáles son los síntomas más comunes, cómo prevenir tener mala postura y consejos para mejorar el posicionamiento de tu cuerpo.

¿Qué problemas en nuestra salud ocasiona la mala postura?

  1. Dolores crónicos: En el cuello, la espalda, los hombros, espalda baja (zona lumbo-sacra), calambres en las manos y adormecimiento; e incluso, dolores de cabeza recurrentes.
  2. Debilidad en los músculos: Esto pasa cuando se esfuerzan ciertos músculos más que otros, lo que ocasiona que se vuelvan más débiles y a su vez, muy frágiles.
  3. Dificultad para respirar: Cuando tu postura no es la correcta, y el alineamiento de tu columna no es el ideal, puede causar dificultad a tus pulmones para su correcto funcionamiento; a su vez, afecta el sistema respiratorio con golpes de aire y provoca la famosa expresión nos quedamos “cortos de aire”.
  4. Problemas digestivos: El no tener nuestra espalda recta y la postura bien acomodada, ocasiona que nuestro abdomen se apegue a la parte interior y se acostumbre a estar hacia adentro (no de una forma positiva), ocasionando que el proceso digestivo se afecte, al punto de ocasionar inflamación, y hasta estreñimiento.
  5. Problemas en las terminaciones nerviosas: Debido a la misma debilidad de los músculos, puede que sientas adormecimientos no ocasionados por calambres, sino a la compresión de ciertos nervios que se presionan por la postura errada de tu columna, espalda y hombros.
  6. Desmejora tu autoestima: La forma en la que llevamos nuestro cuerpo y cómo nos vemos a nosotros mismos, hace que la postura sea muy importante para nuestra propia estima. Esto se debe a qué, al mantener una mala postura, le estamos diciendo a nuestro cuerpo que estamos permanentemente cansados, aburridos, y hasta más pesados; todo esto hace que nunca estemos contentos, que todo nos duela y que nuestra actitud frente a nuestro diario vivir no sea la mejor.

Ahora te preguntarás, ¿cuáles son los síntomas más comunes?. Aquí te cuento los más visibles y los que deben encender tus alarmas:

  • Calambres.
  • Dolores de espalda muy recurrentes.
  • Dolor punzante y agotador en el cuello.
  • Los hombros no se ven definidos y están muy doblados hacia adelante.
  • Abdomen (pancita) más prominente.
  • Dolores de cabeza.

Por eso quiero dejarte un ejemplo (5 mejor dicho jaja) de mis recomendados para prevenir este mal para tu salud:

  1. No estar de pie durante demasiado tiempo. Pero en caso de tener un trabajo en el que debes estar de pie mucho tiempo, puedes hacer pausas activas, las que en tu caso deben ser sentarte por un par de minutos y estirar tus extremidades.
  2. No permanecer sentado todo el día. En caso de tener un trabajo en el que tienes que estar sentadito/a, debes hacer pausas para caminar, ir a tomar agua, ir al baño, entre otras cosas; y cuando estés sentado/a no cruces tus piernas ya que esto puede atrofiar tu circulación.
  3. NO sostengas el celular o teléfono con el hombro, cuando no puedas sostenerlo con tus manos, trata de usar unos audífonos o utilizarlo en voz alta o “speaker”.
  4. Trata de usar zapatos cómodos (y esto no significa andar en pantuflas o zapatos deportivos, todos los días), los zapatos cómodos te van a ayudar a tener un balance general en el cuerpo acorde a tu peso, y te será más fácil mantener una buena postura.
  5. NO cargues maletines, ni carteras pesadas, mucho menos las cargues siempre del mismo lado. Todo esto puede hacer que tu columna desarrolle problemas de desviación y los dolores se pueden convertir en crónicos.

Entonces, ya que sabemos qué cosas evitar, cuáles son los efectos de la mala postura; ahora te cuento qué podemos hacer juntos para mejorar. En primer lugar necesitamos ejercitarnos por lo menos 3 veces a la semana (y eso no quiere decir que te vas a convertir en Hulk jajaja), puedes caminar, bailar, montar en bici o simplemente arreglar tu casa poniéndole mucha energía. En segundo lugar, debes estiraaaaaaarte (jajaja), al despertar, a mitad del día, y antes de dormir.

Por último mi recomendación #1, es que visites a un especialista si ves que ninguna de estas medidas te ayuda a mejorar tu condición. Si ves que luego de convertir todo esto en un hábito, y nada te da resultado, necesitas acudir a un ortopedista.

Un abrazo enorme para ti, y espero que me cuentes qué tal te va con todo lo que aprendiste con esta información. 💛

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
2
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Le gusta

Deja una respuesta