“De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean;” Marcos 3:28 (RVR1960).

No importa el tamaño de tu pecado, hoy Dios quiere perdonarte. Solo arrepiéntete, dale la espalda al pecado y toma la dirección contraria. Nadie está libre de pecado, todos podemos fallarle alguna vez. Este es el mejor momento para pedirle perdón.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.