Cierta niña, viéndose colmada de regalos en la mañana de Navidad, exclamó:

– ¡Mamá: cuántos presentes el Señor Jesús hizo que me regalaran!. A mí me gustaría… si pudiera, regalarle también uno a Él.

– Pero no es difícil si de verdad lo deseas – le contestó su madre – Escoge el que quieras regalarle y se lo llevaremos, pues yo sé dónde Él puede ser hallado.

-¿De veras?! – exclamó la niña- Pues voy a regalarle la muñequita, porque es el más hermoso, y yo, además, todavía tengo nueva la que me regalaron en mi cumpleaños.

Madre e hija salieron de la casa, y fueron a una pobre morada, donde una niña enferma de tuberculosis, recibía el maravilloso regalo.

La hija de la señora, volviendo hacia su hogar decía:

– Pero mamá… yo quería regalársela a Jesús

– Espera a que lleguemos a nuestro hogar y verás cómo así lo has hecho – le contestó la buena madre.

Cuando se hallaban ya en casa, abriendo su Biblia, le leyó:

“Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”. Mateo 25:40

Es innegable que  la Navidad ha sido desvirtuada por muchas personas y que ahora se ha convertido sobre todo en una época comercial en la que el énfasis, a veces, queda en los regalos y compras, olvidando el verdadero significado de esta celebración. Sin embargo, tampoco se puede negar que muchas familias aprovechan para pasar tiempo juntas y compartir momentos inolvidables. Pero, ¿has pensado en aquellos que tienen menos que tú o que no tienen una familia con la cual compartir?

Te interesa:  ¿Alguien ha visto al niño?

Nuestra gratitud por el nacimiento de Jesús, debe manifestarse en nuestras acciones, ayudando a los necesitados, llevando esperanza y consuelo a quienes lo necesitan y no sólo en navidad, sino constantemente. Nuestras vidas deben ser reflejo del agradecimiento que sentimos por el amor que recibimos de Dios.

“La religión pura y verdadera a los ojos de Dios Padre consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas en sus aflicciones, y no dejar que el mundo te corrompa”. Santiago 1:27 (NTV)

¿Conoces a alguien en necesidad? No dejes que pase más tiempo y muéstrales el amor de Dios, es el mejor regalo que puedes dar esta navidad.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.