“Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.” Proverbios 22:7 (NTV).
Uno de los mayores problemas en el que se encuentran involucradas las personas son las deudas; proverbios describe la posición del que contrae el préstamo (sirviente), un lugar no muy agradable.
Cuando uno tiene deudas sabe la desesperación y la angustia que se siente cada fin de mes y más aún cuando hay necesidades personales o en el hogar y el consejo de Dios ante esta situación es: “No deban nada a nadie, excepto el deber de amarse unos a otros. (…).” Romanos 13:8 (NTV).
Los préstamos no son una buena opción, pero a veces nos encontramos en la necesidad de hacerlos y no es malo, pero si uno decide acceder a prestarse debe hacer el firme compromiso de ser responsable con esa deuda.
Dios a través de su Palabra nos enseña principios que se deben considerar para vivir una vida libre, eso incluye la forma en que manejamos nuestras finanzas, por ello quiero compartir contigo algunas verdades:
– Dios es dueño de todo
“Tuyos, oh SEÑOR, son la grandeza, el poder, la gloria, la victoria y la majestad. Todo lo que hay en los cielos y en la tierra es tuyo, oh SEÑOR, y este es tu reino. Te adoramos como el que está por sobre todas las cosas.” 1 Crónicas 29:11 (NTV)
– Jehová suplirá hasta tus más pequeñas necesidades
“Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús.” Filipenses 4:19 (NTV)

Te interesa:  ¿Te dormiste?

    – El Señor bendice el trabajo de quién se esfuerza.

“La mano negligente empobrece; Mas la mano de los diligentes enriquece.”
Proverbios 10:4 (RVR1960) Dios bendice el esfuerzo de sus hijos para que ellos puedan prosperar en todo lo que emprendan.

    -Tenemos un Dios que bendice cuando hay obediencia
“Honra al Señor con tus riquezas y con lo mejor de todo lo que produces. Entonces él llenará tus graneros, y tus tinajas se desbordarán de buen vino.” Proverbios 3:9-10 (NTV).
La ofrenda y el diezmo son una acción de obediencia a su palabra, es una decisión que se hace con el corazón.
– El Padre ayuda a quién también ayuda.
“Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos el bien a todos, en especial a los de la familia de la fe.” Gálatas 6:10 (NTV).

Dios quiere que vivas en paz y con gozo, considera estos principios en tus finanzas y te evitarás de muchos tiempos de problemas y tristezas.

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.