“Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Lucas 5:4-5

Cada uno de nosotros tiene sueños, anhelos, necesidades y luchas, nos esforzamos para salir victoriosos pero a veces nos desanimamos porque no vemos ningún resultado a nuestro esfuerzo. Pensamos que todo ha sido en vano.

En la Biblia encontramos esta historia: “Cierto día, mientras Jesús predicaba en la orilla del mar de Galilea, grandes multitudes se abalanzaban sobre él para escuchar la palabra de Dios. Jesús notó dos barcas vacías en la orilla porque los pescadores las habían dejado mientras lavaban sus redes.  Al subir a una de las barcas, Jesús le pidió a Simón, el dueño de la barca, que la empujara al agua. Luego se sentó en la barca y desde allí enseñaba a las multitudes.  Cuando terminó de hablar, le dijo a Simón: Ahora ve a las aguas más profundas y echa tus redes para pescar. Maestro, respondió Simón, hemos trabajado mucho durante toda la noche y no hemos pescado nada; pero si tú lo dices, echaré las redes nuevamente.”  Lucas 5:1-5 (NTV)

Quizá nuestra situación es justamente como la de Pedro y de aquellos pescadores que se habían esforzado toda la noche y no habían pescado nada. Tal vez estás triste y desanimado viendo que todos tus intentos por salir adelante han sido un fracaso.

Te interesa:  Para valientes

Hoy el Señor nos pide que lo dejemos subir a nuestra barca y volvamos a intentarlo nuevamente. Posiblemente ya no tienes fuerzas y tu fe está a punto de desaparecer pero, así como Pedro puedes decir: “más en tu palabra” seguiré luchando por mi familia, tocaré una puerta más para pedir trabajo, volveré a esforzarme en mis estudios.

No te rindas y en Su palabra intenta nuevamente, los resultados serán maravillosos  y  extraordinarios. “Y esta vez las redes se llenaron de tantos peces ¡que comenzaron a romperse! Un grito de auxilio atrajo a los compañeros de la otra barca, y pronto las dos barcas estaban llenas de peces y a punto de hundirse.” Lucas 5:6-7 (NTV)

No olvides que tenemos un Dios poderoso, que no conoce imposibles. “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.” Juan 14:13

“Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” Juan 14:14

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.