Cuenta una historia, que a un constructor se le encargó edificar una última casa antes de retirarse de su oficio. Él cumplió la labor a medias y el resultado fue un tanto escabroso. Al entregar la obra concluida, su jefe le dijo que podía quedarse con la casa que acababa de construir. El constructor muy sorprendido, le dijo que no podía quedarse con ella, pero su jefe insistió en que era un regalo en honor a su jubilación; así que el constructor no tuvo más remedio que aceptar.

En ocasiones así es la vida. Al principio, disfrutamos, amamos nuestro trabajo y nos sentimos orgullosos de él. No obstante, conforme pasa el tiempo sentimos que nuestras labores son mecánicas y no somos realmente apreciados por lo que hacemos, y esto termina en desánimo, el cual se refleja en nuestra mala producción. Es por ello que debemos recordar constantemente que el trabajo es un regalo de Dios, y que si estamos en él es por una razón.

Así que estos versículos de la Biblia van dedicados a todos aquellos que necesiten aliento para continuar en sus empleos, o para los que quieran seguir motivados en sus trabajos:

Te interesa:  Cambiados al nacer

1. Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.” – Colosenses 3:23-24

2. El que labra su tierra tendrá abundante comida, pero el que sueña despierto es un imprudente.” – Proverbios 12:11

3. El perezoso ambiciona, y nada consigue; el diligente ve cumplidos sus deseos.” – Proverbios 13:4

4. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” – Filipenses 4:13

5. Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse sólo en palabras lleva a la pobreza.” – Proverbios 14:23

6. Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.” – Proverbios 16:3

7. “El que no quiera trabajar, que tampoco coma.” – 2 Tesalonicenses 3:10

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.