Cada período de la vida presenta su propio desafío, y los 20 no son la excepción. Llegar a esos años implica dejar la adolescencia atrás y comenzar a vivir más como un adulto. Si estás a pocos días de cumplir los 20, o si ya lo hiciste, pon en práctica estos consejos y disfruta de esta nueva etapa:

1. Ahorrar:

¿Recuerdas cuando en la niñez pensabas que para tener 20 faltaba demasiado, pero cuando los cumpliste te pareció que el tiempo pasó muy rápido? De la misma manera, la adultez y vejez llegarán antes de lo que te imaginas. Es por ello que debes tener siempre un plan de respaldo en cuanto al dinero. Si en vez de malgastar todo tu dinero, ahorras para cualquier eventualidad futura, estarás preparado para las sorpresas que pueda ocurrir mañana. Nadie tiene la vida comprada, y los problemas de salud, económicos, etc, abundan y muchas veces no pueden prevenirse. Así que, sé prudente con tus finanzas y no caigas en la tentación de despilfarrar todo apenas lo tengas a la mano.

2. Cambiar de estilo:

Puede que hayas tenido trabajos antes, pero a los 20 tendrás que buscar uno con el cual puedas obtener un ingreso fijo. Esto significa que empezarás a desarrollarte en contextos más profesionales que informales, y aunque te cueste admitirlo, allí no podrás continuar utilizando tu ropa de adolescente. Por más que uno quiera, las personas juzgan por la apariencia, y si tu vestimenta no da una buena imagen de ti, ésta se convertirá en un impedimento para que los demás te conozcan más a fondo. Cambiar tu estilo no quiere decir que debas pretender ser quien no eres, sino presentar una versión mejorada de tu apariencia.

3. Aprender un idioma:

No hay límite de edad para el aprendizaje, pero si tienes 20 años o más, es crucial que lo hagas. Hoy en día, las personas que más sobresalen como empleados o emprendedores, son aquellos que pueden hablar más de un idioma. Esto también te ayudará a tener una mente más abierta a nuevas personas y culturas; además, podrás ganar mayor experiencia en el ámbito que te desarrolle y eso te permitirá sobresalir de otros.

4. Viajar solo:

Viajar solo es una excelente manera de aprender a más sobre ti mismo, a auto controlarte, a ser más independiente, a salir de tu zona de comodidad, a ser responsable, a hacer nuevos amigos, a tener más confianza y seguridad en ti mismo, y a ser aventurero. Viajar no solo te permitirá conocer un lugar nuevo, sino que abrirá tu mente a nuevas experiencias. Otra razón por la que debes hacerlo a esta edad, es que cuando pase el tiempo no tendrás las mismas fuerzas y vitalidad que tienes ahora; así que, aprovecha tu juventud y no la desperdicies.

5. Ser responsable con tu salud:

Si antes podías comer de todo y nada te hacía daño, eso cambiará en estos años. Tu cuerpo ya no está en desarrollo, lo que significa que en vez de crecer de alto, comenzarás a hacerlo de ancho. Ser responsable con tu alimentación no solo es cuestión de estética. Tu salud no será la misma conforme pase el tiempo, y si te descuidas ahora, pagarás las consecuencias en los años venideros. No le tengas miedo al médico y acude -como mínimo- una vez al año a hacerte una revisión completa. El hecho que no te duela nada, no implica que todo está bien; pues de hecho, hay muchas enfermedades silenciosas que pueden matarte si no se tratan a tiempo.

Te interesa:  10 Consejos para una mamá soltera
6. Ser maduro en tus relaciones:

Hay amigos que son para toda la vida, pero otros solo impiden tu madurez y progreso. Estás en una etapa en donde tus relaciones personales pueden ser de mucho provecho en las distintas áreas de tu vida, y si te empeñas en conservar amistades que no valen la pena, ellas podrían convertirse en tu ruina. Elige bien a tus amigos, y especialmente, a tu pareja. No te apresures en iniciar una relación amorosa si aún no estás listo. Esto evitará que pongas en peligro tus sentimientos y el de los demás; y además, te permitirá trabajar en ti mismo para cuando llegue la persona correcta a tu vida.

7. Reevaluar tus relaciones familiares:

Es común que en la adolescencia, la familia sea lo último que pienses. Puede que te hayas alejado de tus padres, hermanos, abuelos, entre otros familiares; pero al llegar a tus 20 debes restaurar esas relaciones. Cuando pase el tiempo te darás cuenta que la familia siempre estará allí para ti; y si no reparas tus vínculos con ellos, perderás la oportunidad de gozar de su amor y sus consejos. Si dejas que un conflicto del pasado no se arregle ahora, harás que la herida se haga más y más grande, a tal punto que, cuando quieras restablecerla, podría ser demasiado tarde.

8. Utilizar bien tu tiempo:

Éstos son los años en que puedes ser más productivo y, si pierdes el tiempo en actividades que no tienen ningún provecho, en el futuro te arrepentirás. Ya no es momento para pasar horas sin propósito en internet, ni quedarte en casa viendo películas todo el día; en cambio, ocupa tus ratos libres en actividades que te ayuden a mejorar en algún aspecto en tu vida. Puedes practicar tu pasatiempo preferido, o encontrar alguna ocupación que mantenga activo tu cerebro, ejercite tu mente y tu cuerpo.

9. Deshacerte de malos hábitos:

Si no cambias un mal hábito hoy, será difícil que te deshagas de él mañana. Tus 20 deben representar años de cambio y superación, no de un ciclo repetitivo en el que caigas cada temporada. Deja atrás las costumbres que solías tener en la adolescencia y comienza a practicar una nueva y saludable rutina. Deja de utilizar la frase “es que soy así”, y analiza qué cosas puedes cambiar en tu vida. Esto te servirá no solo en tu presente, sino también en tu futuro y el de tus hijos.

10. Fijar nuevas metas:

No te conformes con las metas a corto plazo y empieza a planear algunas a futuro. Mantente enfocado en lo que quieres y trabaja con persistencia para que lo obtengas. Recuerda que estás con todas las energías para realizar lo que te propongas; y que el vigor de tu juventud es tu mayor ventaja.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.