La juventud es pasajera. Si parpadeas, puedes llegar a la adultez sin haber disfrutado de las cosas que sólo podrías hacer mientras estás joven. Por lo tanto, es momento de ponerte en acción y vivir al máximo.

1. Preocuparte por tu salud:

Comer lo que se te antoja, dormir las horas que te plazcan, salir al sol sin protección, y no querer ir al médico, parecen no tener efecto inmediato. Sin embargo, las consecuencias de los descuidos y excesos de la juventud se pagan en la adultez y vejez. No creas que cuando pasen los años tendrás tiempo para preocuparte por tu salud. De hecho, ahora es el mejor momento para cuidarte y comenzar una vida sana. Cuando llegue la adultez, tu cuerpo, tu familia y tus hijos te lo agradecerán.

2. Viajar:

Viajar te ayudará a expandir tu mente, a ser más comprensivo con otros, a vivir nuevas aventuras, y conocer lugares. No desaproveches la ocasión si es que puedes salir a otro lugar. Este tipo de oportunidades te ayudarán a conocerte a ti mismo y a compartir estas experiencias con otros.

3. Estudiar:

El aprendizaje te servirá toda tu vida. Si tienes la posibilidad de estudiar, aprovecha al máximo tu tiempo allí. Recuerda que la mejor manera de hacerlo es utilizando herramientas que te ayuden a profundizar un tema.

4. Aprender otro idioma:

Dicen que la mejor edad para aprender otro idioma es la niñez, pero si no pudiste hacerlo, nunca es tarde para comenzar. Elige un idioma que te guste y con el que te sientas cómodo. No te fuerces a escoger alguno en base a los comentarios de otras personas. Lo importante es que te sientas motivado a estudiar y des lo mejor de ti.

Te interesa:  Maravillosa soledad
5. Visitar a tus familiares:

En los funerales, es frecuente escuchar comentarios que dicen: “Ojalá hubiese pasado más tiempo con esta persona”, “Nunca le dije que lo quería”, etc. No permitas que lo mismo suceda contigo. Si tienes algún familiar que vive lejos, o a quien no has visto en mucho tiempo, no pierdas un minuto más y ve a visitar. Además de tener momentos agradables, crearás nuevos recuerdos inolvidables.

6. Emprender un proyecto:

Da el primer paso para cumplir tu sueño. Si hay un proyecto que ha estado en tu cabeza, pero que has puesto excusas para no ponerlo en acción, no dejes que sea demasiado tarde como para lograrlo. Busca ayuda de otros ¡y comienza una nueva aventura!

7. Compartir tu fe:

No existe una edad específica para compartir el amor de Jesús. Existen diferentes formas con las cuales puedes hablar a otros de Dios, y lo más importante es que vivas de acuerdo a lo que profesas. En 1 Timoteo 4:12 dice: “No permitas que nadie te subestime por ser joven. Sé un ejemplo para todos los creyentes en lo que dices, en la forma en que vives, en tu amor, tu fe y tu pureza.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.