La diferencia de edad entre las parejas es un tema con diversas opiniones, las cuales varían de acuerdo a la clase de ejemplos que se ve. Si alguien es mayor o menor que su pareja y ambos tienen una relación saludable y estable, los demás podrán afirmar que la edad es solo un número y que lo que importa es el amor. Sin embargo, si fracasan, los demás creen que se debe mayormente a la diferencia de edad, más que a algún otro tipo de problema. Ante esta discrepancia, algunos investigadores se han dedicado a indagar un poco más al respecto y sus resultados son sorprendentes.

Investigadores de la Universidad Emory de Atlanta llegaron a la conclusión de que cuantos más años de diferencia haya en una pareja, hay mayores probabilidades de divorcio.1 Sin embargo, estos resultados son contrarios a los de otra investigación. Un artículo publicado por la Oficina Nacional de Estadística del Reino Unido, afirma que no hay una fuerte asociación entre la diferencia de edad marital y la posibilidad de divorcio. No obstante, se observó que existe una considerable posibilidad de divorcio en aquellas parejas que se casan por sobre los 30 años y son 10 años mayores que sus cónyuges. Esto se pudo notar especialmente en las parejas de la década de los 60.2

Por otra parte, otro artículo publicado en la Journal of Population Economics encontró que la satisfacción marital de los matrimonios con una gran diferencia de edad es contradictoria. La profesora de economía de la Universidad de Colorado Boulder dijo que encontraron que los hombres que están casados ​​con mujeres más jóvenes son los más satisfechos, y los hombres que están casados ​​con mujeres mayores son los menos satisfechos. Las mujeres también están particularmente insatisfechas cuando están casadas con maridos mayores y particularmente satisfechas si están casadas con maridos más jóvenes”. Además afirmó que las parejas que se llevan por muchos años de diferencia tienen satisfacción marital los primeros años de matrimonio; sin embargo, después de 6 o 10 años, este indicador disminuye drásticamente.3

Los resultados de estas investigaciones demuestran que no se puede asegurar con totalidad si un matrimonio donde uno de los cónyuges es significativamente mayor o menor que el otro, es más feliz que otras parejas donde no existe tanta diferencia de edad. El éxito de una pareja radica en el compromiso que ambos tengan con respecto a su relación y la madurez personal. Después de todo, el amor y el matrimonio es algo que se construye en equipo, y si ambas personas no ponen de su parte, es muy probable que su relación fracase.

Te interesa:  7 clases de personas de quienes debes alejarte

¿Te interesa aprender a proteger tu matrimonio antes de casarse? Lee el artículo ¿Cómo prevenir el divorcio?

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Francis-Tan, A., & Mialon, H. (2015). “A Diamond is Forever” And Other Fairy Tales: The Relationship Between Wedding Expenses and Marriage Duration. Economic Inquiry, 53(4), 1919-1930. http://dx.doi.org/10.1111/ecin.12206
2Smallwood, S., & Wilson, B. (2008). Age differences at marriage and divorce. Academia.edu. Retrieved 5 March 2018, from http://www.academia.edu/19217368/Age_differences_at_marriage_and_divorce
3Lee, W., & McKinnish, T. (2017). The marital satisfaction of differently aged couples. Journal Of Population Economics, 31(2), 337-362. http://dx.doi.org/10.1007/s00148-017-0658-8

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.