En la radio cristiana CVCLAVOZ hemos tenido la oportunidad de conocer y entrevistar a muchos músicos, cantantes, compositores y productores. Cada uno de ellos tiene una historia diferente de cómo se involucró en el mundo de la música. Algunos desarrollaron su talento desde niños y, otros lo hicieron en la juventud, e incluso la adultez. En base a sus testimonios y experiencias surgieron las preguntas: ¿Los músicos nacen o se hacen? y ¿Por qué algunos tienen talento para la música y otros no?

Al examinar las vidas de los músicos más famosos y renombrados de todas las época, se puede llegar a la conclusión de que nadie nace con la capacidad de ejecutar un instrumento musical, pero sí con cierto grado de sensibilidad musical. El pianista de concierto y educador, Albert Franz, afirma que “el talento musical es una cuestión de aptitud, no de instinto”. Por otra parte, un estudio liderado por la médico en genética, Irma Jär­velä de la Universidad de Helsinki reveló que el talento musical es 5o% genético.

Te interesa:  Saber sagrado

Si bien esto puede parecer desalentador para aquellos que creen que no tienen habilidad para la música, muchos especialistas han confirmado que si alguien nace con el talento musical pero no lo desarrolla, tiene esa capacidad en vano. Las personas que son exitosas en cualquier ámbito musical logran su posición en base a la práctica constante y al esfuerzo. En base a esto se puede afirmar que los músicos no nacen, sino se hacen; y si alguna persona tiene más talento para la música que otro es porque trabaja incansablemente para mejorar.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.