Tips para leer la Biblia incluso cuando estás ocupado 1

Las ocupaciones diarias pueden hacernos creer que no tenemos tiempo para nada, ni siquiera para leer la Biblia. Sin embargo, si nuestra meta es crecer espiritualmente, no podemos omitirla de nuestra vida cristiana. Si tomamos una decisión y nos comprometemos a separar un tiempo para conocer más de Dios, hay herramientas que nos facilitan leer las Escrituras. Lo importante es no dejar que las ocupaciones diarias opaquen nuestra relación con Dios, y recordar en todo tiempo que a Él debemos darle lo mejor de nosotros, y no lo que sobra.

1. Encuentra un plan de lectura de la Biblia.

Leer la Biblia por donde mejor te parezca puede ser una buena idea, pero si quieres tener una lectura más estructurada y organizada, lo mejor es que encuentres un plan que te incentive a la lectura diaria. Esto te permitirá seguir un orden adecuado de la Biblia y profundizar tus conocimientos sobre Dios. Otra práctica que puede ser de utilidad para evaluar tu comprensión, es compartir lo que leíste con alguien más. Esto te permitirá ver qué tanto análisis y entusiasmo pones en la lectura de la Biblia, y también hará que inicies una conversación interesante sobre Dios con otras personas.

¿Quieres descargar un plan para leer la Biblia completa en menos de 365 días? Ingresa AQUÍ para acceder.

2. Escucha la Biblia en audiolibro.

Algunos dicen que no tienen tiempo para leer la Biblia porque eso implica dejar todo y concentrarse únicamente en la lectura; sin embargo, hoy en día ya existen versiones narradas en audio que permiten escuchar la Palabra de Dios en cualquier lugar. Esta presentación de la Biblia es útil para las personas invidentes y también para todos los que quieran invertir cada minuto de su día en conocer a Dios. Ya sea en el momento de hacer ejercicio, asear la casa, ir de camino al trabajo o a los estudios, o cualquier otra actividad que sea parte de rutina puede convertirse en un momento especial para conocer más de Cristo si escuchas la Biblia en audio.

Te interesa:  ¡La Decisión es Tuya!

3. Descarga una aplicación con la Biblia.

Las aplicaciones de la Biblia para celulares inteligentes no son una novedad en la actualidad, pero aún hay personas que desconocen su existencia. Cuando las situaciones no te permitan llevar una Biblia en físico, recurre a la app y lee la Palabra de Dios en donde te encuentres. Además de lo fáciles que son de utilizar, estas apps te ayudan a compartir versículos bíblicos con tus contactos o amigos que quieren saber más de Jesús en ese instante; por lo tanto, es bueno descargarlas y llevarlas con nosotros a todos lados.

4. Memoriza versículos bíblicos.

Aún en esta época hay países donde poseer una Biblia es un delito; sin embargo, los cristianos de esos lugares memorizan párrafos y de esa manera lo llevan en su mente y corazón a dondequiera que van. Por más que tengamos libertad de comprar o descargar la Biblia, nuestra prioridad debe ser atesorar las Sagradas Escrituras en nuestros corazones, más que en nuestros estantes o celulares. Una forma de lograrlo es memorizando versículos bíblicos. Para aprender a cómo lograrlo, lee ¿Cómo memorizar textos bíblicos?

5. Imprime o escribe versículos bíblicos.

Decora el lugar donde pases más tiempo con versículos bíblicos. Tener ayudas visuales de las Sagradas Escrituras te ayudará a leer la Biblia en cualquier momento del día, y también reforzará tu memoria; de modo que con el tiempo podrás recitarlo sin necesidad de ver el texto.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.