Dejarse guiar por el mal carácter trae consigo malas consecuencias. La ira y el enojo afectan nuestra vida y la relación que tenemos con los demás. No hay pretextos ni exudes para perder el control cuando estamos airados, pues la Biblia nos advierte que toda persona que tiene a Jesús en su corazón, debe tener dominio propio. Cuando la paz de Dios está en nosotros, no puede haber espacio para las emociones negativas. Éstos son algunos versículos bíblicos que puedes leer, memorizar y practicar en momentos donde quieres dejarte guiar por tus sentimientos:

Salmos 37:8-9 (TLA)

“No des lugar al enojo ni te dejes llevar por la ira; eso es lo peor que puedes hacer. Los malvados serán destruidos, pero los que esperan en Dios recibirán la tierra prometida.”

Proverbios 14:29 (TLA)

El sabio domina su enojo; el tonto no controla su violencia.”

Proverbios 15:1 (NTV)

“La respuesta apacible desvía el enojo, pero las palabras ásperas encienden los ánimos.”

Proverbios 16:32 (NTV)

Mejor es ser paciente que poderoso; más vale tener control propio que conquistar una ciudad.”

Proverbios 17:27 (NBD)

“El que es entendido refrena sus palabras; el que es prudente controla sus impulsos.”

Proverbios 22:24-25 (DHH)

“No te hagas amigo ni compañero de gente violenta y malhumorada, no sea que aprendas sus malas costumbres y te eches la soga al cuello.”

Efesios 4:26 (PDT)

“No permitan que la ira los haga cometer pecados; que la noche no los sorprenda enojados.”

Efesios 4:31-32 (DHH)

“Alejen de ustedes la amargura, las pasiones, los enojos, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.”

2 Timoteo 2:23-24 (NTV)

“Te repito: no te metas en discusiones necias y sin sentido que solo inician pleitos. Un siervo del Señor no debe andar peleando, sino que debe ser bondadoso con todos, capaz de enseñar y paciente con las personas difíciles.”

Santiago 1:19-20 (PDT)

Recuerden esto, estimados hermanos: estén más dispuestos a escuchar que a hablar. No se enojen fácilmente. El que vive enojado no puede vivir como Dios manda.

Eclesiastés 7:9 (PDT)

“No te enojes con facilidad, porque enojarse es una tontería.”

 

Te interesa:  →Bella Chica le Cambió el día a ESTE CIEGO... Mira cómo lo hizo. (Tienes que verlo)

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta