salud mental Archives | CVCLAVOZ

All posts in “salud mental”

¿Qué piensas del suicidio?

La salud mental y el suicidio son temas muy frecuentes en la actualidad. Hoy en día se ven miles de casos de personas que se quitan la vida porque creen que es la única salida. Sin embargo, la muerte no es el final, sino el principio de la eternidad.

En el siguiente video, Alex Campos explica que Dios tiene un plan para nuestras vidas y que no quiere que vivamos separados de Él.

¿Quieres saber cómo será tu hijo de grande?

Está científicamente comprobado que lo que sucede en los primeros días de vida y la infancia repercute en la adultez. Y esto sucede incluso si no recordamos qué paso en esa etapa. (Para más información, leer: Lo que pasó en tu niñez influye en quién eres hoy). Los estudios realizados a lo largo de los años demuestran que el vínculo entre padres e hijos juega un rol importante en su desarrollo como adultos. De hecho, los investigadores afirman que existe un 80 % de probabilidad que los hijos repitan la crianza que tuvieron con sus propios descendientes.

El círculo vicioso

Los padres son los únicos modelos que tiene un niño para aprender a manejar sus estados emocionales. Por ejemplo, aquellos adultos con rechazo y preocupación o que son incapaces de manejar sus emociones adecuadamente ≪tienen un curso mucho más espinoso al navegar los giros y vueltas inesperados de la vida, particularmente en las relaciones interpersonales≫, y de ese ejemplo aprenden sus hijos. Cuando ellos crezcan, repetirán la misma secuencia con sus propios hijos.

Los investigadores han comprobado que esto funciona como un círculo vicioso. Por ejemplo, un adulto preocupado cría a un niño inseguro, indeciso y ansioso. Y cuando éste crece, se convierte en un adulto preocupado. Los estudiosos han categorizado este comportamiento en cuatro tipos:

Niño seguro ↔ adulto libre
Niño inseguro-evasivo ↔ adulto rechazado
Niño inseguro-indeciso/ansioso ↔ adulto preocupado
Niño inseguro-desorganizado ↔ adulto con traumas o pérdida no resueltas

Los cuatro patrones de apego

Los patrones de apego son un círculo vicioso; sí, es cierto. Pero también es cierto que cuando un individuo toma la decisión de cambiar y romper con el molde, puede transformar su vida y la de la generación siguiente.

Un experimento realizado con bebés demostró que existen cuatro patrones de apego. El ejercicio consistía en lo siguiente: Al principio, la madre interactuaba con su bebé (jugando, cantando, etc.), pero luego salía de la habitación y dejaba a su hijo a cargo de un cuidador. Al volver, después de unos minutos, la reacción del bebé demostraba qué clase de apego tenía con su progenitora. Este ejercicio, por más simple que parezca, demostró que existen cuatro patrones de apego que son universales.

1. Apego seguro

Del experimento, se observó que aquellos bebés que tenían un apego seguro con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, corrían para buscar consuelo. Sin embargo, su angustia no duraba mucho tiempo. Tras ser tranquilizados por sus madres, los bebés volvían a jugar con los juguetes que estaban en la habitación.

Esto significa que el apego seguro se da cuando los padres están emocionalmente sintonizados con sus hijos, son perceptivos y sensibles a sus necesidades. Los hijos de estos progenitores crecen sintiéndose comprendidos, conectados y el universo tiene sentido para ellos.

2. Apego inseguro-evasivo

En el experimento, los bebés que tenían apego inseguro-evasivo con sus madres, apenas ellas volvían a la habitación, era como si no existieran. Ellos ignoraban por completo su presencia porque ya habían aprendido que sus madres les proveían poco consuelo para su angustia emocional.

El apego inseguro-evasivo se da cuando los padres son emocionalmente inasequibles, imperceptivos, insensibles y rechazan el estado emocional del niño. Cuando éste se convierte en adulto, es incapaz de leer las emociones del resto y pone más atención a las palabras, pero ignora el lenguaje corporal. Esto le lleva a tener malas relaciones interpersonales, laborales, amorosas e incluso espirituales.

3. Apego inseguro-indeciso/ansioso

En el experimento se observó que los niños que tenían este patrón de apego con sus madres, buscaban consuelo en sus madres. Pero, a diferencia de los niños de la primera categoría de apego, ellos no podían ser tranquilizados fácilmente, sino que se aferraban a sus madres y no querían jugar con los juguetes.

El apego inseguro-indeciso/ansioso se produce cuando los padres son incapaces de leer a sus hijos porque están consumidos por la ansiedad. Esto hace que el niño no pueda predecir el comportamiento de sus padres. La ≪falta de sensibilidad y predictabilidad llevan a niveles elevados de ansiedad, incertidumbre e inseguridad en el niño≫.

4. Apego inseguro-desorganizado

En el experimento, cuando las madres regresaban a la habitación, los bebés tenían un comportamiento errático. Las reacciones eran diversas: se quedaban paralizados, se golpeaban a sí mismos, batían sus cabezas contra el suelo, daban vueltas en círculos o se iban a una esquina del cuarto, lejos de sus madres. Los bebés no veían a sus progenitoras como una fuente de consuelo, así que buscaban otros medios para hacerlo por su propia cuenta.

El apego inseguro-desorganizado se da cuando los padres tienen miedo o provocan temor en sus hijos. Pueden abusar emocional, física o sexualmente de sus hijos, sufrir de enfermedades mentales o ser adictos a alguna sustancia. Algunos de estos padres aman a sus hijos, pero son incapaces de ayudar a sus hijos a descifrar el mundo que los rodea. Los hijos crecen viendo al mundo exterior como un lugar confuso y aterrador. Además, no saben manejar el estrés y tienen un comportamiento abrupto, errático e impulsivo.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Bargh, J. (2017). Before you know it (1era ed., pp. 56-67). New York: Touchstone.
–Thompson, C. (2010). Anatomy of the soul (1era ed., pp. 109-134). Carol Stream, Illinois: Tyndale Momentum.

Lo que pasó en tu niñez influye en quién eres hoy

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

–Association for Psychological Science. (2011). Change in Mother’s Mental State Can Influence Her Baby’s Development Before and After Birth. Recuperado el 1 de marzo de 2019, de https://www.psychologicalscience.org/news/releases/a-fetus-can-sense-moms-psychological-state.html
–Kibbe, M. M., & Leslie, A. M. (2011). What Do Infants Remember When They Forget? Location and Identity in 6-Month-Olds’ Memory for Objects. Psychological Science, 22(12), 1500-1505. doi:10.1177/0956797611420165
–Simpson, J. A., Collins, W. A., & Salvatore, J. E. (2011). The Impact of Early Interpersonal Experience on Adult Romantic Relationship Functioning: Recent findings from the Minnesota Longitudinal Study of Risk and Adaptation. Current Directions in Psychological Science, 20, 355-359.
–Simpson, J. A., Collins, W. A., Salvatore, J. E., & Sung, S. (2014). The Impact of Early Interpersonal Experience on Adult Romantic Relationship Functioning: In M. Mikulincer & P. R. Shaver (Eds.) Mechanisms of social connection: From brain to group, (pp. 221-234). Washington, DC: American Psychological Association.
–Simpson, J. A., Collins, W. A., Tran, S., & Haydon, K. C. (2007). Attachment and the experience and expression of emotions in adult romantic relationships: A developmental perspective. Journal of Personality and Social Psychology, 92, 355-367.

¿Cómo ayudar a quien tiene un problema de salud mental?

Es difícil cuando alguien cercano a nosotros tiene un problema de salud mental. Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, se debe buscar asesoría profesional; no obstante, mientras esa persona recibe tratamiento, ¿qué podemos hacer para ayudar?

Al respecto, Daniel Zangaro, quien tiene un Master en Consejería Pastoral de la Universidad Liberty de Virginia y quien también es el Community Manager en Christian Vision, explica que cuando una persona tiene alguna enfermedad mental, se debe dar importancia al cuidado del alma. «El concepto “cuidado del alma” comprende todo lo que se haga en función de apoyar o restaurar el bienestar de una persona. La meta de esta tarea siempre será la formación del carácter de Cristo en cada individuo», afirma Zangaro. Asimismo, explica que existen cinco formas diferentes de hacer el «cuidado del alma», éstas son:

1. Amistad cristiana

“El verdadero amigo siempre ama, y en tiempos de necesidad es como un hermano.” Proverbios 17:17 (NBV)

Las amistades constructivas son clave en la vida de cualquier persona, pero si alguien tiene algún problema de salud mental, éstas son aun más relevantes. Una persona que está atravesando por momentos difíciles necesita rodearse de personas que le brinden apoyo y amor real. Básicamente se trata de actuar como verdaderos seguidores de Cristo y demostrar verdadera amistad. Tal como sostiene Zangaro, la amistad cristiana «es la relación que se da entre uno o más cristianos, por la cual comparten, se apoyan mutuamente, facilitando de esta manera su crecimiento espiritual».

2. Ministerio pastoral

Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo. Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros.” 2 Corintios 1:3-4 (NTV)

«Se trata de un concepto amplio que incluye diversas disciplinas tales como: predicación, enseñanza, adoración, desarrollo del liderazgo, trabajo social, cuidado pastoral y consejería. Todo esto como actividades tendientes al cuidado de las almas», afirma Zangaro. Para esto hace falta la presencia de un líder o consejero, pero si no es posible, podemos acompañar a la persona a reunirse con un líder y estar con él o ella en el proceso. Esto será vital para su recuperación.

3. Cuidado pastoral

“Ayúdense mutuamente a soportar las dificultades, y así cumplirán la ley de Cristo.” Gálatas 6:2 (BLPH)

El cuidado pastoral no es algo que solo los pastores puedan hacer. De hecho es tan práctico que podemos hacerlo con quienes tienen problemas de salud mental o con quien sea que lo necesite. Zangaro explica que este punto «es un ministerio de compasión, reflejando a través del servicio a otros, el amor de Dios. Se trata de brindar ayuda, fortalecer, animar y apoyo especialmente en tiempos de necesidad.»

4. Guía espiritual

“Si alguien está en problemas, que ore a Dios. Si alguien está feliz, que cante alabanzas.” Santiago 5:13 (PDT)

La oración nos conecta con Dios y él nos concede nuestras peticiones conforme a su voluntad. Es por ello que debemos orar por -y con- la persona a quien queremos ayudar. Zangaro afirma que la guía espiritual «es un proceso de oración y conversación por el cual se busca que una persona cultive su relación con Dios, poniéndolo en el centro de su vida y rindiéndose a Él.»

5. Consejería pastoral

“Porque la palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que cualquier espada de dos filos, y penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona; y somete a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón.” Hebreos 4:12 (DHH)

No hay mejor consejo que el que está basado en la Biblia. Zangaro explica lo que significa la verdadera consejería pastoral:

«Es una relación de ayuda donde, a través de una serie de contactos estructurados, el consejero busca aliviar la angustia y alentar el crecimiento de la persona en necesidad. Tal consejería apunta a ayudarle a pensar, a sentir, y a comportarse de manera diferente, y esto lo logra a través del diálogo.1 La ayuda pastoral en este caso es guiar a la persona para que pueda ver las cosas de manera diferente bajo una perspectiva con valores cristianos.2 La tarea pastoral es enseñarle a la gente a tener y desarrollar una íntima relación con el Espíritu Santo, para ser dependiente de Él y no del hombre. La meta es que puedan acercarse al Dios de toda consolación.3»

 

Aprende más sobre este tema en el artículo ¿La salud mental es un tema espiritual?

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1David G. Benner. Strategic Pastoral Counseling: A Short-Term Structured Model. 2nd ed. (Grand Rapids, Mich: Baker Academic, 2003), 14-24.
2Cole, Jr., Allan Hugh. 2010. "What Makes Care Pastoral?." Pastoral Psychology 59, no. 6: 711-723. Academic Search Complete, EBSCOhost (recuperado el 21 de agosto de 2014).
3A menos que se nota en otro lugar, todos los pasajes bíblicos referidos son de la Versión Reina-Valera Actualizada (El Paso: Editorial Mundo Hispano, 2006).
4Clinton, Timothy E. 2007. Biblical Counseling Quick Reference Guide: Personal & Emotional Issues. Forest, Va: AACC Press.

¿La salud mental es un tema espiritual?

La depresión, ansiedad y otros problemas de salud mental han incrementado de forma alarmante en estos últimos años. Hoy más que nunca se habla de la salud mental como algo que se puede prevenir, tratar y curar. Sin embargo, existe una duda pendiente que para muchos es difícil de responder: siendo cristiano, ¿se puede tener problemas de salud mental?

¿Hay base bíblica que pruebe la existencia de la salud mental?

En la Biblia no existe el término exacto salud mental, pero tampoco guarda silencio con respecto a ella. Daniel Zangaro, quien tiene un Master en Consejería Pastoral de la Universidad Liberty de Virginia y quien también es el Community Manager en Christian Vision, explica que “todo lo que la Biblia hable en relación al cuidado de las almas, aplica a la salud mental. El alma incluye la parte psíquica, los sentimientos, las emociones del individuo y esto forma parte del cuidado pastoral. Jesús mismo se ocupó de sanar emociones, por ejemplo, contrarrestando la triple negación de Pedro con una triple declaración de fe.”

Sin embargo, para muchos, la salud mental es mas bien un tema espiritual. Si alguien presenta un cuadro de depresión clínica, trastorno por estrés postraumático o alguna otra enfermedad mental, se cree que es el resultado de una relación mediocre con Dios. Es innegable que lo espiritual tiene efecto en lo terrenal (prueba de esto son los casos de posesión demoníaca); no obstante, un problema de salud mental no es igual a un problema espiritual.

¿Cómo diferenciar un problema de salud mental de un problema espiritual?

“Un problema de salud mental no siempre es un problema espiritual y viceversa. Hay problemas espirituales que no significan de manera alguna un problema mental. Por el contrario, hay problemas mentales, que según el caso requieren ministración espiritual, pero para esto hay que identificar si algún tipo de actividad satánica está obrando en la persona”, afirma Zangaro. Sin embargo, al mismo tiempo él advierte que hay casos en los que sí existe actividad demoníaca, pero las personas lo catalogan como un problema mental. De igual forma, hay personas que ven actividades demoníacas en cada problema mental. “Por lo tanto, creo que hay que ser prudentes en cuanto a tomar posiciones extremas, ya que esto pudiera terminar dañando a la persona que pretendemos ayudar”, aconseja Zangaro.

Las enfermedades mentales que más afectan a las personas son la depresión y la ansiedad. En esos casos se pueden tratar a las personas con la ayuda de los profesionales indicados, pero también con el apoyo en el área espiritual. Por supuesto, esto no se aplica en todos los problemas de salud mental pues hay algunos que requieren tratamiento más especializado, especialmente en los casos en donde la persona representa un peligro para otros y para sí mismo.

“Muchas veces, pastores y líderes tienen cierta reticencia para derivar personas a profesionales de la salud mental, como si esto implicara falta de fe o poca confianza en el poder de Dios, pero de ninguna manera esto puede ser aceptable, ya que al igual que sucede con la medicina tradicional, Dios también usa a profesionales como instrumentos de sanidad, en este caso, mental”, sostiene Zangaro.

Si alguien ya tiene a Jesús en su vida, ¿por qué tendría un problema de salud mental?

Una pregunta muy frecuente que muchos hacen con respecto a la salud mental es “¿por qué un cristiano tendría un problema de salud mental? Si se supone que Jesús cambió su vida, ¿no debería también estar libre de cualquier problema mental?” Sabemos que cuando confesamos nuestros pecados y aceptamos a Jesús como el Salvador de nuestras vidas somos hechos nuevas criaturas y nuestro pasado queda atrás (Romanos 10:9-10; 2 Corintios 5:17), pero ¿eso significa que estamos libres de problemas?

Al respecto, Zangaro dice: “La misma pregunta pudiéramos hacernos, si alguien ya tiene a Cristo ¿por qué ahora se enfermó? ¿por qué los cristianos deben pasar por situaciones de sufrimiento? La realidad es que al recibir a Jesús, se produce un nuevo nacimiento espiritual en nosotros, pero esto no nos hace inmune a contraer enfermedades o sufrir las consecuencias que sufren el resto de los mortales. De todas maneras, creemos en milagros y sanidades también en el área mental, pero esto no es algo automático, ni que suceda en todos los casos de la misma manera, ni tampoco por el solo hecho de aceptar a Jesús.”

Esto no quiere decir que Jesús sea incapaz de sanar las enfermedades mentales. A lo largo de la historia se han visto casos en donde Dios ha sanado a personas con enfermedades incurables, ha libertado a gente poseída por demonios, ha traído consuelo ante la depresión y otros milagros más. Pero todo eso lo ha hecho de acuerdo a su propia voluntad y sabiduría. En muchas ocasiones nos cuesta entender el porqué suceden cosas que escapan de nuestro control, pero tenemos la confianza de que, si está dentro de la voluntad de Dios, todos sus planes son buenos, agradables y perfectos (Romanos 12:2).

Si alguien sufre de algún problema mental, se le puede tratar “desde un punto de vista profesional, espiritual o de ambos a la vez”, aconseja Zangaro. Dios trabaja a través de las profesionales de la salud mental y también a través de los consejeros o líderes espirituales. Cuando se trata de ayudar a alguien que sufre, se debe poner todo lo que hay a disposición con tal de buscar su mejoría, y de esta manera también demostrar el amor que Dios puso en nuestras vidas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Esto es lo que el miedo te está haciendo

El miedo a las situaciones irracionales puede parecer algo insignificante; sin embargo, tiene consecuencias considerables. El temor actúa como una prisión que encierra y previene que sus víctimas incluso se den cuenta de su situación. No obstante, es posible ser libre. Lo que se debe hacer es reconocer que existe un problema y estar conscientes de lo que el miedo nos impide. (Para más información, leer ¿Cómo superar tus miedos?). Entender esto es clave para despertar del estado que se vive y comenzar a vivir sin ataduras. Vivir con miedo afecta el cuerpo físico y el estado metal de una persona. Estos son algunos de los aspectos que impacta negativamente:

Te aísla

Temer a algo te impide asistir a ciertos lugares y hacer ciertas cosas. Te impide disfrutar de la vida y, en casos extremos, podría llevarte al aislamiento completo. Puede que no te hayas dado cuenta, pero si evitas hacer o salir porque le tienes miedo a una cosa, eso está afectando tu vida. Si permites que continúe así, podrías llegar a perder el control y dejar que el miedo te domine.

Puede causarte enfermedades y hasta la muerte

Genera sensaciones negativas como la ansiedad o el estrés. Y está científicamente comprobado que el estrés es la causa del 60% de las enfermedades humanas (para más información, leer ¡El estrés te está matando!) Por otra parte, también genera ansiedad y depresión crónica, además de fatiga, envejecimiento acelerado y hasta muerte prematura.

Afecta tu memoria

Manipula la memoria y cambia tu percepción de la realidad. Además, irrumpe en la creación de recuerdos a largo plazo. En casos crónicos se ha observado distorsión de los recuerdos, y daño en partes del cerebro como el hipocampo. Asimismo, interfiere el proceso cerebral que regula las emociones y la toma de decisiones. Lo cual resulta en impulsividad, pánico y susceptibilidad a las emociones.

La Biblia dice que cuando aceptamos a Jesús en nuestras vidas, quedamos libres del temor. “El Espíritu que ustedes han recibido ahora no los convierte en esclavos llenos de temor. Al contrario, el Espíritu que han recibido los hace hijos. Por el Espíritu podemos gritar: «¡Querido padre!»” (Romanos 8:15 PDT). Si quieres vivir libre del miedo y recibir paz sin medida, no dudes en hablar con Dios y contarle lo que te ocurre. Él está siempre dispuesto a escucharte y no dudará en brindarte su amor.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-Vazquez, L. (2017). What Fear Does to Your Brain - And How to Stop It. Recuperado el 14 de agosto de 2018, de https://bigthink.com/laurie-vazquez/what-fear-does-to-your-brain-and-how-to-stop-it
-Impact of Fear and Anxiety | University of Minnesota. Recuperado el 14 de agosto de 2018, de https://www.takingcharge.csh.umn.edu/enhance-your-wellbeing/security/facing-fear/impact-fear

Beneficios de la ansiedad

La ansiedad, o aprehensión extrema y preocupación, es una reacción normal a situaciones estresantes. Pero en algunos casos, se vuelve excesivo y puede convertirse en un desorden mental. Pese a que este hecho no parece alentador, la ansiedad tiene alguna ventajas de las cuales no todos saben. Éstas son algunas de ellas:

1. Te ayuda a tener un mejor rendimiento:

El Ph.D. Nick Hobson, psicólogo investigador y profesor en la Universidad de Toronto, y un equipo de estudiosos realizaron un experimento para descubrir si las emociones desagradables ayudan a mejorar el rendimiento. Como resultado, encontraron que cuando las personas se sienten más ansiosas, muestran una mayor activación en el sistema de rendimiento del cerebro en comparación a cuando se sentían menos ansiosas. Según Hobson, esto se debe a que “las emociones negativas desempeñan un papel importante en el sistema de rendimiento del cerebro porque despiertan el disparo neural que permite que el más mínimo problema sea detectado y (idealmente) resuelto”; por lo tanto, la ansiedad puede ser utilizada como un estímulo para la productividad.

2. Incrementa tu motivación y propósito:

Las personas que constantemente sufren de ansiedad aprenden a valorar los momentos en los cuales no se sienten de esa manera. Esto conlleva a que busquen hacer algo más significativo con sus vidas y mejorar las áreas con las cuales no se sienten satisfechos. Además, las personas ansiosas están más propensas a anticiparse a las situaciones; por lo cual, tienen mayores probabilidades de sobrevivir en un momento de riesgo. Un estudio publicado por un grupo de investigadores en la revista Frontiers in Evolutionary Neuroscience afirma que la preocupación puede hacer que la gente no se arriesgue, y esas personas pueden tener tasas de supervivencia más altas. Así, como la inteligencia, la preocupación puede conferir un beneficio a la especie.”

3. Pone a tu cuerpo en un estado de alerta:

Un experimento publicado en la revista Brain and Cognition demostró que la ansiedad más el entrenamiento ayudan a tener un rendimiento óptimo. Los investigadores probaron que la ansiedad te hace confiar más rápido en tus instintos pero más lento para desplegar respuestas no aprendidas. Esto quiere decir que si tienes preparación en un área determinada, la ansiedad pone a tu cuerpo en un estado de alerta y ayuda a tus sentidos a enfocarse. Sin embargo, si no tienes experiencia, la ansiedad hace que tu cuerpo se movilice a una velocidad por debajo de la normal.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡No te canses de vivir!

Hace días en mi habitación, vino a mi mente el recuerdo de aquella tarde donde estaba disfrutando un partido de baloncesto en la televisión, cuando mi hija mayor me dice: “Papi, el hijo menor del pastor Rick Warren se suicidó”.  Puede oír de sus labios la noticia a lo lejos mientras continuaba observaba la intensidad del juego, pero fue justo cuando ella dice su célebre expresión: “¿Papi, me escuchaste?”.  Justo en ese momento reaccioné compungido y asombrado del pesar familiar que los Warren enfrentaban.   En ese instante la miré y le dije “estoy muy apenado y debemos pedirle a nuestro Dios que consuele a toda la familia Warren que sufre este dolor” .

Aun tengo el recuerdo muy presente del momento.  Una avalancha de preguntas que toda niña de su edad puede realizar: ¿Pero por qué se suicidó? ¿Era hijo de un pastor, cierto? ¿Ahora se va al infierno? ¿Lo puede perdonar Dios por esa decisión? ¿Por qué se quitó la vida? Ante la abrumadora ola de inquietudes, intentaba procesarlas y a la misma vez pensar en las respuestas que mis hijas necesitaban escuchar.  Antes de abrir mi boca para comenzar a explicar lo que pudo suceder en la vida del hijo menor del predicador Warren, ya tenía ante mi nuevas inquietudes que tenía que procesar muy bien antes de responderlas.

Entre las nuevas cuestiones se hallaron algunas como: ¿Sansón también se suicidó, verdad? ¿Es un suicidio lo que Jesús hizo? ¿Amanda Todd, la chica de Canadá, no será recibida en el cielo? ¿A dónde van todos los niños y niñas que se matan por la doctrina de su religión ?  Unas cuantas preguntas, y el Rafa sin saber por dónde comenzar las respuestas.  De manera inesperada vino a mi mente la inspiradora  respuesta para mis hijas… ¡No se cansen de vivir!

Tanto la muerte de  Matthew Warren, el hijo menor de Rick & su esposa Kay (causada por una enfermedad mental), el suicidio asistido de Brittany Maynard, la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos  y el doble asesinato de las hermanas hondureñas María José , y su hermana Sofía Trinidad  son sucesos sociales muy dolorosos  y difícil de explicar las razones para que sucedan.

Todavía recuerdo aquellos días en Puerto Rico donde mis abuelos maternos, tuvieron que enfrentar el suicidio de sus dos hijos en un tiempo relativamente corte.  Yo, estuve en la casa de mis abuelos en esos días cuando encontramos los cadáveres de ambos tíos, uno en su habitación y el otro en el sofá del hogar.  Fue impactante todo el proceso que trajo la decisión mortal de ellos.  Verlos sin vidas y tirados sin oportunidad de volver a escucharlos fue traumático para todos.  Las preguntas iban y venían.  ¿Qué paso aquí?  ¿Por qué  hicieron esto?  ¿Se merecían un final así?

A veces pienso en mi papá Carlos, quien fue el responsable de expresar un mensaje pastoral para consolar a todos los familiares presentes en la funeraria y en cementerio.  Tuvo que ser muy difícil encontrar el contenido apropiado para consolar a los padres, hermanos, hijos, sobrinos y conocidos de los difuntos.  Años han pasado desde la muerte de mis abuelos, y todavía es complicado hablar del tema entre los familiares durante días festivos.

Llegar a ser parte de El Antivirus, me ha permitido escuchar historias muy desgarradoras y dolorosas de los oyentes que sintonizan a CVCLAVOZ.   Son acontecimientos demoledores que estremecen hasta lo más profundo de mi ser.  En ocasiones he dicho, “Señor mi Dios ayúdame a no quedarme de brazos cruzados.  Dame la palabra necesaria para ayudar a otros que puedan estar pensando en terminar sus días en la tierra o rendirse y vivir sin esperanza. Que puedan encontrar en Ti la plenitud de sus vidas”.

Encuentra tu auxilio en Jesucristo cuando no tengas fuerzas para seguir.  Deleitate en su Presencia.  El dijo “Ustedes viven siempre angustiados y preocupados. Vengan a mí, y yo los haré descansar”. (Mateo 11:28 NTV)   Por favor… !No te canses de vivir!

¡Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!

 

Send this to a friend