Please log in or register to like posts.
Blog

La muerte de la rehén Estadounidense Kayla Jean Mueller  fue confirmada el Martes, según reportes del diario Washington Post. Dicho diario y otros medios también publicaron una conmovedora carta que la joven le envió el año pasado a su familia mientras estaba secuestrada por el Estado Islámico.

“He llegado a ver que hay algo bueno en cada situación, algunas veces solo tenemos que buscarlo,” le dijo a su familia. “Por favor, sean pacientes y entreguen su dolor a Dios. Yo sé que ustedes querrían que me mantuviera fuerte. Eso es exactamente lo que estoy haciendo. No teman por mi, continúen orando como hago yo y mediante la voluntad de Dios estaremos juntos pronto.”

Las circunstancias de la muerte de Mueller aun son inciertas. La semana pasada, el Estado Islámico declaró que Mueller murió en un ataque aéreo de Jordán. Pero el grupo terrorista tiene motivos fuertes para mentir en este caso y ha mentido en el pasado.

Mueller desapareció en Aleppo, Siria en el 2013. Ella trabajaba ahí ayudando a víctimas inocentes de la guerra civil de Siria. “Mientras viva, no dejaré que este sufrimiento sea normal. (No dejaré que esto sea) algo que aceptemos” Dijo Kayla en el 2013 cuando se dirigió a una audiencia en el Club Kiwanis de su ciudad natal Prescott, Arizona según reportes del periódico Daily Courier. “Cuando los Sirios sepan que soy Estadounidense, preguntarán, ‘¿Donde está el mundo?’ Todo lo que puedo hacer es llorar con ellos, porque no sé la respuesta.”

La carta de Kayla estaba llena de la misma gracia y humanidad y según el Washington Post, fue publicada por su misma familia.

“Se podría decir que lo que ‘he sufrido’ durante toda esta experiencia es saber el sufrimiento que los he hecho pasar a ustedes,” Escribió Mueller en su carta en el 2014. “Nunca les pediré que me perdonen porque no merezco perdón.”

Aquí está el texto completo de la carta, basado en la transcripción hecha por el Washington Post (se separó en párrafos por motivos de legibilidad)

A todos,

Si reciben esta carta significa que aún estoy detenida pero mis compañeros de celda (desde el 2 de Noviembre del 2014) han sido liberados. Les pedí que los contactaran y enviaran esta carta. Es difícil saber que decirles. Por favor, sepan que estoy en un lugar seguro, completamente desarmada y saludable (de hecho gané peso); he sido tratada con el máximo respeto y amabilidad”

Quería escribirles a todos una carta bien pensada (pero no sabía si mis compañeros de celda se irían en los próximos días o meses limitando así mi tiempo, pero primeramente) solo podía escribir un párrafo a la vez, el pensar en ustedes me hace venir un mar de lágrimas.

Se podría decir que lo que ‘he sufrido’ durante toda esta experiencia es saber el sufrimiento que los he hecho pasar a ustedes; nunca les pediré que me perdonen porque no merezco perdón.

Recuerdo que mamá siempre me decía que al final de todo al único que realmente se tiene es a Dios. He llegado a un punto de mi vida que en todo sentido de la palabra, me he entregado a nuestro creador porqué literalmente no había nadie más y es por Dios y sus oraciones que me he sentido tiernamente protegida en caída libre.

Me han mostrado la oscuridad, la luz y he aprendido que aun en prisión, uno puede ser libre. Estoy agradecida. He llegado a ver que hay algo bueno en cada situación, algunas veces solo tenemos que buscarlo. Todos los días oro que al menos ustedes hayan sentido cierta cercanía y rendición a Dios y que también hayan formado un vínculo de amor y apoyo entre uno y otro… Los extraño a todos como si ha pasado una década de separación forzosa.

He tenido muchas largas horas para pensar, para pensar en todas las cosas que haré con Lex, nuestro primer viaje de campamento, la primera reunión en el aeropuerto. He tenido muchas horas para pensar que sólo en ausencia de ustedes y finalmente a mis 25 puedo darme cuenta del puesto que ocupan en mi vida. El regalo que son cada uno de ustedes y la persona que yo no podría ser si ustedes no fueran parte de mi vida, mi familia, mi apoyo. No quiero que las negociaciones por mi liberación sean su deber, si hay otra opción tómenla, aún si toma más tiempo.

Esto nunca debería convertirse en su carga.

Les pedí a estas mujeres que los apoyen; por favor sigan sus consejos. Si no lo han hecho todavía … pueden contactar a … que puede tener cierto nivel de experiencia con estas personas. Ninguno de nosotros podía saber que sería tanto tiempo, pero sé que yo también estoy luchando de mi lado en la forma que puedo y queda mucha lucha en mí. No me estoy desanimando, no me rendiré no importa el tiempo que tome.

Escribí una canción hace unos meses que dice: “la parte de mi que más me duele también me saca de la cama, sin tu esperanza no habría nada más…” — La fuente de tu dolor es la misma del mío, simultáneamente la esperanza de reunirnos es la fuente de mi fuerza.

Por favor, sean pacientes y entreguen su dolor a Dios. Yo sé que ustedes querrían que me mantuviera fuerte. Eso es exactamente lo que estoy haciendo. No teman por mi, continúen orando como lo hago yo y mediante la voluntad de Dios estaremos juntos pronto.

Todo mi ser,

Kayla

Texto tomado de http://www.vox.com/2015/2/10/8012881/kayla-mueller-letter y traducido por CVCLAVOZ

Imagen tomada de: http://www.vox.com/2015/2/10/8012881/kayla-mueller-letter

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

Deja un comentario