Ahorro Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Ahorro”

Andrés Gutierrez: Tengo dinero en efectivo en casa

Andrés,

He logrado juntar dinero, pero lo tengo en efectivo en casa. Tengo la meta de comprar una casa, pero creo que será difícil obtener un préstamo teniendo efectivo. Me preocupa lo que me puedan decir si llevo el dinero al banco. ¿Qué me sugiere?

Rolando
Fresno, CA

Hola Rolando,

Vivimos en un mundo donde el dinero digital tiene más valor que el dinero real. Sabemos que el mundo ha cambiado cuando el dinero que vemos en una pantalla tiene más ventajas que el efectivo. Aunque a mí me siguen gustando los billetes y su olor a prosperidad, es más conveniente tenerlo en el banco.

Entiendo las razones por las que nuestra gente guarda el dinero en su casa; entre las que he escuchado están: les pagan en efectivo, no confían en los bancos, temen una deportación. Te recomiendo que pongas tus ahorros en el banco tengas o no tengas documentos. Primero, porque es más seguro tenerlo en el banco ya que en la casa se lo pueden robar, se puede quemar o llega una inundación y lo desaparece. Aunque el banco donde deposites el dinero llegara a quebrar, tus depósitos están asegurados por el gobierno de Estados Unidos.

Felicidades por lograr la meta de tener ahorros. Sin embargo, si quieres comprar casa y necesitas un préstamo, los trámites nunca son con efectivo, todo es por cheque o transferencias de banco a banco. Buscan un banquero que hable español y cuéntale todo esto. Pregúntale qué sucede si lo traes todo de una, o qué te sugiere. Sé sincero y transparente y dile que son tus ahorros de muchos años, pero que ahora que has aprendido más sobre el dinero, prefieres tenerlo en el banco. De aquí en adelante, todo lo que recibas deposítalo en el banco porque después de que compres casa te quiero enseñar a invertir y el dinero solo lo aceptan si viene del banco. Mándame una foto cuando ya estén en su casa para celebrar junto con ustedes y hacer más ruido que un puerquito atorado.

Andrés.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ideas prácticas para ahorrar dinero

Uno siempre debe estar preparado para las situaciones inesperadas, y el ahorro es una de las mejores maneras de estarlo para cuando ocurra una eventualidad financiera. No es necesario ahorrar en grandes cantidades cada mes. De hecho, cualquier persona, sin importar su edad o ingreso económico, puede comenzar guardar dinero de poco a poco.

Éstas son algunas ideas que te harán gastar menos dinero, ayudar al planeta, y mejorar tu salud:

  1. No gastes todo el dinero que obtengas.
  2. Planea tus gastos de la semana y/o mes.
  3. Prepara una lista de compras antes de ir a una tienda.
  4. Compra al por mayor.
  5. Desconecta los aparatos electrónicos cuando no los utilices.
  6. En lugar de comprar un regalo, hazlo tú mismo.
  7. Camina o utiliza la bicicleta cuando salgas de casa.
  8. Evita lavar tu ropa con agua caliente.
  9. En lugar de comprar libros, ve a la biblioteca pública.
  10. Si tienes un jardín, cultiva vegetales.
  11. En vez de comprar ropa nueva, renueva las que ya tienes.
  12. Reduce tus salidas a los restaurantes.
  13. Cancela los servicios de membresía que no utilices.
  14. Compra aparatos electrónicos que consuman poca energía.
  15. No compres comida chatarra.
  16. Vende lo que ya no utilices.
  17. Ahorra una moneda pequeña por día.
  18. Deja los vicios que te hagan gastar dinero innecesario.
  19. Compara los precios antes de hacer una compra.
  20. Si tienes una casa grande, considera alquilar un cuarto.
  21. Recicla todo lo que puedas.
  22. Evita pedir prestado.
  23. No organices fiestas costosas.
  24. Haz compras grandes con tu tarjeta de crédito. No cuando compres cosas pequeñas.
  25. Compra las frutas y verduras de estación.
  26. Considera comprar menos carne y más verduras.
  27. Toma más agua.
  28. Cuida más de tu salud.
  29. Evita visitar lugares que te tienten a comprar cuando no tengas dinero.
  30. Aprovecha las ofertas y todo lo que sea gratuito.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuánto dinero debemos ahorrar diariamente para ser millonarios a los 65 años?

Ser millonario es el sueño de muchos, por ello, el asesor financiero David Batch se dio a la tarea de explicar cuál es la cantidad de dinero que debemos ahorrar todos los días para convertir este anhelo en realidad.

Batch asegura que para llegar a los 65 años con 1 millón de dólares debemos empezar a ahorrar lo más pronto posible, así que el tiempo es clave en esta ecuación. Además, el experto indica que evitar compras pequeñas, como el café de las mañanas hará la meta más fácil de alcanzar.

Aquí la fórmula del asesor financiero:

  • Si empezamos a los 55 años deberíamos ahorrar 156,12 dólares diarios. Ahorro anual: de 56.984 dólares.
  • Si empezamos a los 50 años: 73,49 dólares diarios. Ahorro anual: 26.824 dólares.
  • Si empezamos a los 45 años: 38,02 dólares diarios. Ahorro anual: 13.879 dólares.
  • Si empezamos a los 40 años: 20,55 dólares diarios. Ahorro anual: 7.500 dólares.
  • Si empezamos a los 35 años: 11,35 dólares diarios. Ahorro anual: 4.144 dólares.
  • Si empezamos a los 30 años: 6,35 dólares diarios. Ahorro anual: 2.317 dólares.
  • Si empezamos a los 25 años: 3,57 dólares diarios. Ahorro anual: 1.304 dólares.
  • Si empezamos a los 20 años: 2 dólares diarios. Ahorro anual: 730 dólares.

Sin embargo, estos ahorros de nada sirven para el objetivo final si no se rentabilizan en fondos de inversión o, en compra de propiedades que permitan generar ganancias.

Cómo comprar sabiamente

El dinero debe ser manejado con cuidado. Sin embargo, a veces hay situaciones que nos llevan a gastar más de lo que tenemos, lo cual nos lleva a endeudarnos o quedarnos sin nada a fin de mes.

Si eres de las personas que no puede resistirse a las oferta o descuentos, estos consejos te ayudarán a ahorrar dinero y comprar sabiamente.

1. Haz una lista de tus posesiones:

Este paso puede ser un poco tedioso; no obstante, vale la pena. Llevar un registro de lo que tenemos nos ayudará a tener un inventario de nuestras cosas y también a saber qué vamos a comprar en el futuro.

2. Clasifica tus futuras compras:

Las cosas que son indispensables, tales como comida, gasolina, y el pago de los servicios, no entran en esta clasificación. Lo que debes hacer a continuación es separar lo que quieres en cuatro categorías:

  • Necesidad: En esta categoría están todos aquellos productos que utilizas a diario.
  • De uso casual: Cosas que utilizas con regularidad pero no diariamente.
  • Deseo: Algo que te gustaría tener, pero que no es necesario.
  • Moda: Un objeto que salió de moda, que está en oferta o descuento, pero que realmente no necesitas, sino que lo quieres porque es popular.

3. Distribuye tu dinero:

Cada vez que obtengas dinero, divídelo de manera que compres solo lo necesario. Esto te ayudará a tener control sobre tus compras y no caer en el impulso de adquirir lo primero que veas en las tiendas.

4. Pregúntate:

La siguiente vez que salgas de compras, es mejor tener una lista de las cosas que antes clasificaste como necesidades. Si sientes deseos de conseguir algo que no está allí, hazte estas preguntas: “¿Tengo el dinero necesario para esta compra?”, “¿Por qué quiero comprarlo?”, “¿Tengo espacio en mi casa para colocar este objeto?”.

5. Evita situaciones que te lleven a gastar:

Si sales a pasear, que sea a lugares donde puedas disfrutar de la compañía de otros o para admirar el paisaje. Si siempre sales a centros comerciales o cualquier otro lugar donde se vendan cosas innecesarias, te verás tentado a comprar. Así que es mejor evadir este tipo de situaciones y reemplazarlas por otras actividades. Si usualmente compras en línea, es una buena idea mantenerse alejado de las páginas web de ventas, y ocupar tu tiempo en algo más productivo.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Pregúntale a Andrés – Mi marido se alocó

Hola Andrés,

Te quiero y te odio al mismo tiempo. Me gusta lo que estamos aprendiendo y la nueva dirección con nuestro dinero, pero mi marido se puso loco y, si lo dejo, corta hasta la comida para salir de las deudas. ¿Qué hago para calmarlo?

Iris,

Columbia, SC

Hola Iris,

Si prestas atención, cuando dos caballos jalan una carreta, ambos deben ir siempre a la misma velocidad y al mismo ritmo. Si uno estira muy fuerte y el otro no, puede ser que hasta el yugo que los une se rompa. Me causa alegría tu comentario, pero al mismo tiempo, en mi cabeza se prenden todo tipo de alertas y focos rojos. Sé que el rumbo de su vida ha cambiado y lo que viene será una vida de paz, aunque en este momento no se sienta por los recortes que han venido haciendo. Sin embargo, me preocupa lo que me cuentas de tu marido porque el dinero y las decisiones financieras son temas muy sensibles y pueden causar división entre ustedes.

Me anima escuchar que tu marido se ha llenado de esperanza y unas increíbles ganas para salir de las deudas, pero está cometiendo un error. Aunque yo recomiendo hacer fuertes recortes al presupuesto para salir lo antes posible de las deudas, el error es que no te está involucrando en la toma de decisiones. Él, como hombre y proveedor de su casa, sabe que esta es la dirección correcta para su familia porque cuando no hay deudas, llega la protección y seguridad financiera que él desea para ustedes. Tendrá sus razones, tal vez piensa que no estarías de acuerdo con los recortes, pero eso no es razón para actuar como soltero en un matrimonio.

Siéntate a conversar con él. Dile que te alegra saber que pronto estarán sin deudas, pero que sientes que él no está tomando en cuenta lo que tú consideras como necesidades básicas. Tal vez, él piensa que tú estás igual de interesada y no ve por qué tendría que consultarte en algo tan “lógico”, pero ni siquiera te preguntó. Dile que sabes que hay que hacer cortes drásticos, pero no tanto a menos que haya un plan y un plazo que te aclare cuánto va a durar y las medidas que deben tomar. Eso te ayudaría a ver todo con más claridad y ser parte del equipo en lugar de contrincante. Lo que significa que él no estaría solo en este camino porque tú estarías hombro a hombro con él para derribar esta muralla de deudas. Recuerda que la miel atrae más abejas que el vinagre así que no llegues gritando ni exigiendo y tampoco llorando.

Definitivamente, salir de las deudas es muy importante, porque recuperas el poder de decisión sobre tus ingresos y hasta parece que te dieron un aumento, pero requiere un fuerte sacrificio. Siempre, después de una tormenta, sale el sol, se ve un arcoíris y hasta los pajaritos cantan por lo bonito que es; y así es la Paz Financiera después de salir de las deudas. Involucren a sus hijos porque ellos también pueden resentir todos estos recortes; así, serán un equipo más fuerte porque todos están involucrados en un mismo fin. Es muy bueno correr rápido, pero no tan rápido que dejes a tu familia atrás.

Andrés

¿Administras sabiamente tu economía?

Como jóvenes muchas veces no somos conscientes de los gastos que realizamos porque no tenemos muchas obligaciones pero si analizamos la forma en la que nuestros padres administran su economía nos damos cuenta que lo hacen con mucha sabiduría y con la ayuda de Dios porque no solo cumplen con los gastos de cada mes sino que también reservan un excedente con el que nos consienten.

José fue un hombre lleno del espíritu de Dios, el único que pudo interpretar el sueño del faraón, motivo por el cual quedó a cargo del palacio porque no había nadie más sabio e inteligente que él. La interpretación del sueño fue la siguiente: “Las siete vacas gordas y las siete espigas robustas representaban siete años de prosperidad, las siete vacas raquíticas y las siete espigas marchitadas representan siete años de hambre”. Para poder enfrentar el periodo de escasez, él tomó previsiones y durante los primeros siete años recogió todas las cosechas que crecieron en Egipto y guardó en las ciudades el grano de los campos aledaños y las acumuló en grandes cantidades. Después el hambre azotó a todas las regiones vecinas, pero en todo Egipto había alimento de sobra, incluso llegaba gente de todas partes para comprarle grano a José.” Génesis 41:25-27, 50-57 (NTV)

Si quieres ver cambios en tu economía, sigue el ejemplo de José, ahorra en tiempos de abundancia para poder disponer de esos recursos cuando se te presente algo imprevisto como: enfermedad, muerte, robo, accidente, etc., en vez de estar preocupado y considerando la opción de prestarte dinero de alguna persona o entidad financiera. Prevé todo, no dejes nada para el último momento.

“Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” Santiago 1:5

Empieza a llevar un registro de tus ingresos y egresos, gasta sólo en lo que necesitas, no en lo que deseas y se fiel con tus diezmos y ofrendas; verás como Dios recompensa tu obediencia y te permite ser un canal de bendición para otras personas.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Pregúntale a Andrés -“La guerra de las fuerzas financieras”

Andrés,

Soy una persona joven, tengo 3 hijos, y quisiera saber qué puedo hacer para poder cambiar mi vida. Me da pena decirte que gano casi $1,000 por quincena, mis gastos son aproximadamente $900 dólares por mes y solo tengo $7 dólares ahorrados.  ¿Qué me sugieres hacer?

Rubén,

Oklahoma City, OK

 

Hola Rubén,

Qué pena que uno trabaje tan duro para estar en una situación así. Al igual que en la guerra eterna entre el bien y el mal, en el mundo de las finanzas personales hay dos fuerzas que siempre están en conflicto, aunque no deberían.

 

Una de esas fuerzas es ese sentimiento de querer disfrutar del fruto de “mi trabajo”. Cuando la gente dice eso, normalmente se refiere a gastar su dinero en caprichos y antojos. Lo triste es que los que se dejan llevar por esta fuerza terminan en la ruina sin importar cuánto ganen. Para ser irresponsable con el dinero no se requiere mucho esfuerzo, solo te dejas llevar por los sentimientos y la publicidad y terminas en cero a pesar de que ya llevas 40 años trabajando. A esto le vamos a llamar la fuerza del mal.

 

En las conferencias que doy, siempre invito a que levanten la mano los que creen que el ahorro es bueno. ¿Me creerías si te digo que el 99 por ciento de la gente siempre levanta la mano? Todos saben que el ahorro es bueno, pero son pocos los que logran acumular ahorros, y todavía menos, los que invierten. En el mundo del dinero, esta sería la fuerza del bien. Su característica principal es que requiere carácter para tomar decisiones y respetarlas. En otras palabras, esta fuerza exige responsabilidad.

 

De estas dos fuerzas, la del mal ha sido la más fuerte y es obvio, por la situación en la que se encuentra la mayoría de la gente. Resulta muy “cómodo” y hasta parece conveniente: un gustito por aquí, otro antojito por allá, y si no alcanza el efectivo pues ahí está la tarjeta, total es de plástico y aguanta… y cuando se dan cuenta, lo único que tienen son deudas. Gastar y disfrutar no es malo; yo recomiendo meter gastos como diversión, entretenimiento, restaurantes, viajes, y hasta caprichos, en tu presupuesto. ¡Esa es la gran diferencia! Sí se puede hacer este tipo de gastos, pero dentro de un presupuesto familiar que forma parte de un plan financiero.

 

Te debería dar coraje estar en esta situación. Entiendo tu frustración, pero me da gusto saber que tienes $7 dólares a tu nombre y que no estás $7,000 dólares en el hoyo. Si tuvieras más acceso a crédito no dudo que estarías preguntándome cómo salir del enredo de las deudas. Continúa aprendiendo sobre finanzas personales e invita a tu esposa a aprender contigo. Visiten mi página (www.andresgutierrez.com) para aprovechar los recursos que tenemos ahí. Estamos por iniciar el año nuevo y qué mejor época para enfocarse en una nueva vida financiera y vencer las fuerzas del mal.

Andrés

Pregúntale a Andrés -Quiero ahorrar, ¿por dónde empiezo?

Andrés

Necesito un buen consejo; tengo casi cuatro años de estar en Estados Unidos y no he podido ahorrar nada. Yo gano $1,200 dólares por quincena; obvio que pago renta y todas esas cosas  y para la siguiente quincena no tengo nada otra vez. ¿Qué es lo que tengo que hacer?

Mario

Atlanta, GA

 

Hola Mario,

Primero que todo, qué bueno que despertaste en cuanto al dinero. Realmente tenemos una crisis de ahorros a pesar de que vivimos en la nación más próspera en la historia del ser humano. El primer paso, que es despertar y tener hambre por ahorrar, ya lo diste. Si el deseo o sueño de ahorrar es fuerte y, además lo conviertes en una meta, empezarás a ahorrar aun con los mismos ingresos actuales. La diferencia entre un deseo o sueño y una meta es tener un plan por escrito.

 

Si tienes 10 años en este país y has ganado $30,000 dólares por año, en promedio, significa que $300,000 dólares han pasado por tus manos. Qué coraje saber que tanto dinero se te ha ido como agua entre los dedos.  Usa este coraje para trazar tu plan de acción.

 

Yo recomiendo empezar a vivir con un plan financiero. Suena complicado, pero no lo es. Es más, el primero de los siete pasos de un plan financiero es juntar $1,000 dólares como un mini fondo de emergencias. Este es el paso más fácil porque solo son $1,000 dólares, pero al mismo tiempo también es el paso másdifícil. Aquí es donde vas a confrontar a ese monstruo del espejo, (ya sabes, el que se gasta todo tu dinero. ¡No!, que no estoy hablando de tu cónyuge, sino de ti), y te vas a preguntar: “¿soy o no soy?” “¿es puro cuento o realmente lo voy a lograr?”.

 

En un papel, haz un plan para cómo juntar estos $1,000 dólares en 30 días. ¡Epa! no te me espantes, y sí dije 30 días. Es obvio que no lograrías cortar $1,000 dólares de tus gastos así nomás; por lo que es hora de poner muchas cosas en venta.  Vende todo lo que puedas, todo lo que no esté atornillado a la pared o al piso, y que no sea indispensable.  Sí, hay excepciones, no puedes vender: a tu suegra, a tu esposa ni a tus hijos (así que, ándale, y diles que salgan del escondite porque ese sí lo vas a vender). En serio, ya es hora que las cosas cambien; organiza un garage sale o toma ventaja del internet vendiendo todo lo que puedas por Craigslist, e-Bay, etc. Pregúntate: “¿qué es más importante la cosa esta o salir de la ruina?”

 

La otra recomendación es tomar un trabajito extra. Esto es lo más difícil, pero es lo que más contribuye a esta meta. Este trabajo será temporal, sólo mientras logras la meta.  No queremos que sacrifiques el tiempo con tu familia o tu tiempo de descanso. Si entregaras pizzas 3 díasa la semana, podrías juntar esos $1,000 dólares en propinas.

 

Por último te recomiendo que sigas aprendiendo más sobre el tema de finanzas personales. La mayoría de nuestro pueblo no anda mal porque sean irresponsables o por falta de carácter, sino simplemente por ignorancia. Es falta de información. En este momento estamos ofreciendo la primera clase “Súper Ahorros” del curso Paz Financiera. Solo visita mi página para aprovecharlo, conocer el resto del plan y echarle más leña al fuego del deseo de ahorrar y tener Paz Financiera. Nos vemos en www.andresgutierrez.com

 

Andrés

Pregúntale a Andrés- Ahora que tengo hijos no puedo ahorrar

Andrés,

Quiero que me des un buen consejo, anteriormente mi esposa y yo logramos ahorrar $40,000 dólares. Amo como loco a mis hijos, pero desde que empezamos a tener familia no hemos podido ahorrar. Usamos esos ahorros para comprar una casa al contado, pero no hemos podido volver a ahorrar. Ayúdanos, queremos volver a tener ahorros.

Manuel

Ft Myers, FL

 

Hola Manuel,

Primero que todo, felicidades por tener su casa sin deuda. Ese es un gran logro y trae un descanso emocional difícil de describir. El tener el techo de su casa asegurado les permite disfrutar más del fruto de su trabajo porque ya no se sienten como la rata en la rueda que, por más que corre y corre, no llega a ningún lado. Es obvio que los hijos cuestan; ellos comen, se bañan, se visten y dicen “lo quiero papi, ¿me lo compras?” Pero en el caso de ustedes, los hijos no son la razón por la que no han logrado ahorrar. Me imagino que antes de comprar pagaban renta y lograron ahorrar a pesar de la renta. Creo que el alivio que trajo no tener ese pago de renta, porque la casa ya estaba pagada, los relajó tanto que, sin darse cuenta, incrementaron su nivel de vida y por eso no han podido ahorrar. No tiene nada de malo aumentar la cantidad para salir a comer o los regalos de cumpleaños y Navidad. El problema está en colocar esos incrementos de nivel de vida por encima de los ahorros.

Les recomiendo que vuelvan a hacer un presupuesto por escrito donde el ahorro tenga el segundo lugar después del dar. Nunca sobra para el ahorro, así que tiene que ir antes que la luz, la comida y la gasolina. En otras palabras, primero ahorran y viven con lo que queda. Cuando hagan el presupuesto por escrito, asegúrense que sea igual a cero. Todo lo que entra, menos todo lo que sale, debe ser igual a cero. Después, ustedes, tú y tu esposa, se comprometen a vivir lo que pusieron en ese papel. Pongan el ahorro en una cuenta bancaria diferente para que no sea una tentación. Es más, la tentación de usar los ahorros casi se acaba cuando viven con ese presupuesto. Si quieren algo más carito, metan esa categoría al presupuesto y, cuando tengan el dinero, hacen la compra.

Esto no lo pueden dejar para la próxima semana. Tengan una bonita conversación esta noche, después de acostar a los niños, y manos a la obra. Mañana amanecerán sabiendo que el ahorro volverá a ser parte de sus vidas. A ejercitar el músculo del ahorro, porque después de juntar un buen fondo de emergencia, vienen las inversiones para la jubilación y el fondo universitario de sus hijos. Por supuesto que se puede ahorrar a pesar de sus hijos, todo depende de la prioridad que tenga. Abracen todos los días a sus hijos y pongan esto en práctica para dejarles a ellos una de las mejores herencias: el ejemplo.

Andrés

¡Hablemos de dinero!

No soy fan de leer revistas, pero cuando estas en la peluquería esperando tu turno no hay mas nada que hacer.

Encontré un articulo interesante en la revista “Glamour” sobre el mal uso del dinero, la autora del articulo decía “No cometas mis errores con el dinero” cautivó mi atención. Es que este asunto de manejar bien el dinero me interesa porque la economía y sus precios no piensan mejorar.

Reid Cherlin, es la autora del articulo y entrevistó a una presentadora de televisión, experta en finanza y además escritora de un libro de finanzas, Nicole Lapin.

Nicole como cualquier mujer experta en un tema, tocó fondo durante sus “20s” en el tema de dinero y finanzas cuando un novio terminó con ella por no compartir sus mismas ideas en cuanto a finanzas. A partir de ese momento aprendió todo lo necesario sobre como gastar y no gastar dinero y comparte algunos errores comunes.

1er error: gastar más de lo que ganamos: ella explica que al obtener el trabajo de sus sueños se mudó sola a un apartamento grande de dos habitaciones, lo cual le dejaba poco dinero restante todos los meses por el alto costo de alquiler que tenia que pagar. Nicole sugiere que hay que ser sinceros en cuanto a mudarse a vivir solo y alquilado; ella explica que el pago mensual de alquiler NO debe superar el 35% de tus gastos mensuales, parece estricto pero lo agradecerás con el tiempo.

2do error: pagos mínimos: se refiere a los pagos de tarjetas de crédito. Si tienes una deuda grande en tu tarjeta de crédito, Nicole recomienda pagar lo máximo que puedas pagar cada mes en lugar de los pagos mínimos que sugiere el banco; de esa manera terminarás de pagar tu deuda más rápido de lo esperado.

3er error: no ahorrar para emergencias: ya sea para gastos médicos, si se daña el carro, se te rompe el celular o se te funde la computadora es bueno colocar aparte un pequeño monto cada mes para gastos inesperados o emergencias, de esa manera no te desajusta tu presupuesto.

4to error: muchas compras por Internet: los buscadores de Internet, almacenan información de las páginas que visitas y los artículos que compras en Internet, con esta información, te presentan publicidad de cosas que te pueden gustar para que caigas en la trampa y termines comprando y gastando. Nicole sugiere de borrar el historial de “cookies” de tu computadora una vez al mes para no caer en la tentación.

No sé cuál es tu situación financiera pero estos consejos me parecen prácticos y útiles para cualquier persona que esté tratando de sacar máximo provecho a sus ganancias o de estabilizarse económicamente.

Dime cuál de estos cuatro errores vas a empezar a evitar con un comentario aquí abajo.

¡Dile NO al despilfarro!

El inicio del 2015 ha llegado con grandes oportunidades para hacer cambios y transiciones que traerán resultados extraordinarios.  El dinero es un tema que genera conflictos en la vida personal y familiar.  Revisando varias páginas especializadas en el asunto pude hallar unos consejos muy prácticos para lograr ventaja y ahorrar un dinerito para emergencia o vacaciones.  Dejando de lado algunos malos hábitos como fumar y tomar, y estableciendo prioridades en el presupuesto del hogar, podrás ahorrar tanto dinero como para irte de viaje con toda tu familia. El contenido está expresado en dólares pero igual te disciplinará para decirle no al despilfarro.

  • No compres café.Un vaso podría costarte hasta $4 dólares. Comprando uno de lunes a viernes gastarías hasta $1,040 dólares al año.
  • No te subscribas. Recuerda que las subscripciones “gratuitas”a revistas tienen un tiempo límite. Después de ese período, si no las cancelas, empieza a aparecer un disimulado gasto en tu cuenta que no esperabas, asílo explica en su sitio web,com, la experta en Finanzas Lynnette Khalfani-Cox.
  • No pagues de más en tu plan de teléfono móvil. Según la revista Forbes, los estadounidenses pagan hasta $336 dólares de más al año por el servicio de celular. Esto se debe a que calculan incorrectamente la cantidad de minutos, mensajes y megas que realmente se utilizan y escogen un plan más costoso. Mejor revisa cuántos minutos, mensajes y megas usas al mes para definir si estás pagando de más por tu plan de teléfono móvil.
  • No dejes conectado ningún aparato eléctrico. Según el sitio especializado en finanzasNerd Wallet, una casa promedio gasta casi $1900 dólares al año en consumo de energía y el 15% de ese costo se debe a los aparatos apagados que quedan conectados. La razón es que los aparatos electrónicos siguen consumiendo energía aunque estén apagados pero no desenchufados. Podrías ahorrarte casi $300 dólares si los desconectas.
  • No pagues más por cable.Según el sitio de consultoría financiera DRW Financial hay que entender el impacto del presupuesto de tu hogar. Por ejemplo: si contratas un paquete de cable de $100 dólares en lugar de uno de $70, estarías pagando 42% de más al mes. Esto serían $30 dólares al mes, lo que darían $360 dólares al año. Con este dinero, mejor podrías comprarte una televisión nueva.
  • No pagues con tarjeta de crédito. SegúnInvestopedia, la tarjeta débito cobra menos comisiones que la de crédito -o ninguna- por usarla. Además solo gastarás el dinero que ya tienes, evitando generar una deuda.
  • No compres aplicaciones para tu teléfono inteligente. Aunque suelen ser baratas, te podrían cobrar mes tras mes y también por actualizaciones. En las tiendas en línea de aplicaciones siempre hay una sección de ‘aplicaciones gratuitas’, por lo que es mejor descargar éstas, recomienda Money Crasher.
  • No olvides regresar las películas que rentas. Aunque esta es una opción económica de divertirte, podría salirte costosa por los cargos extras sino las regresas a tiempo.
  • No hagas siempre de anfitrión.Hacer reuniones con los amigos los fines de semana puede ser costoso, recuerda que normalmente el anfitrión paga la comida. Pero si quieres hacer esa reunión, pídele a tus amigos que aporten llevando comida, eso podría ahorrarte hasta un 75% del gasto de comida, asílo explica en su sitio web, com,la experta en Finanzas Lynnette Khalfani-Cox.
  • No comas fuera de casa. Salir todos los viernes a comer o tomar con amigos puede ser un gran gasto, según el sitio especializado en finanzas Get Rich Slowly.  Puedes hacerlo pero con menos frecuencia.
  • No tomes el taxi. Estos podrían ser costosos, sobre todo en zonas como el aeropuerto. Lo mejor es usar el metro y el autobús cuando se pueda, aconseja el  Daily Finance.
  • No uses el servicio de internet más veloz. Si haces actividades muy básicas en internet quizás no requieras mucha velocidad y podrías adquirir uno un poco más lento y menos costoso.
  • No desperdicies los cupones de descuento. Aunque te economicen unos centavos, representarían cientos o miles de dólares de ahorro al año, dice Fashion Industry Network.
  • No tomes tanto alcohol.Si compras una botella de vino de $15 dólares cada semana, terminarás gastando más de $700 dólares al año. Lo mismo pasa con productos más económicos como un paquete de cerveza de $10 dólares; gastarás casi $500 dólares al año. Mejor, modera tu consumo y ayuda a tu bolsillo.
  • No contrates niñera.En promedio, podrías gastar entre $10 y $20 dólares a la semana contratando a una niñera para cuidar a tus hijos. Mejor, únete con amigos, familiares o vecinos para turnarse y cuidarse los hijos uno del otro cada fin de semana. Podrías ahorrar de $560 a $1,120 dólares, según el sitio especializado en finanzas Intuit Quicken.
  • No vayas a gimnasios privados. Suelen ser caros y llegar a costarte $40 dólares al mes, lo que serían casi $500 al año. No vayas a gimnasios privados. Suelen ser caros y llegar a costarte $40 dólares al mes, lo que serían casi $500 al año.
  • No compres obsequios caros. En su lugar puedes hacer alguna bonita manualidad que puedes regalar, recomienda el blog de finanzas Young & Free.
  • No compres productos de marca.Las marcas genéricas casi siempre son más económicas, y puedes encontrar desde alimentos hasta medicinas.
  • No compres cigarrillos. Según el sitio de finanzas Marvinellis, el fumador promedio puede gastar hasta 70 dólares a la semana o $280 al mes, lo que es un cáncer para su bolsillo.
  • No gastes en llamadas de larga distancia. Mejor usa servicios de internet con los que puedes hacer videollamadas gratis a cualquier parte del mundo.

Haciendo pequeños sacrificios podrás tener un buen ahorro para mejorar tu vida y tener finanzas productivas.

 

¿Cómo ser rico?

¿Te has preguntado por qué el dinero suele estar donde hay orden, equilibrio y organización?

Son virtudes necesarias para el manejo adecuado del efectivo. Tener dinero y multiplicarlo debe convertirse en otro hábito más. Pregúntese con honestidad: ¿Mis finanzas están en orden?

¿Cómo se identifican unas finanzas óptimas? La respuesta: para empezar es si tú tienes un ahorro que te ayudará a solventar emergencias o condiciones difíciles durante por lo menos seis meses.

Piensa en hechos sencillos. ¿Cómo carga tu dinero? ¿Ordenado en una billetera y sabes cuánto tienes?; ¿o es dinero de tu bolsillo y sus billetes mantienen arrugados y en desorden? ¿Carga todas tus tarjetas de crédito o la necesaria para una emergencia? ¿Dejas acumular tus cuentas hasta último momento? ¿Guardas tus recibos y extractos para saber cuánto has gastado?; o eres de los que se pregunta: ¿En qué me gasté la plata? ¿Vive premiándose porque se lo merece y deja las prioridades para lo último?

Estas preguntas van dirigidas a saber si tu eres ordenado con tu dinero. Es muy conveniente saber con cuánto se cuenta. Establece cuánto dinero te queda “libre” y de allí destines una parte para ahorrar. Ahorrar es indispensable.

Lo que nos gusta a todos de los millonarios es que los vemos viviendo una vida cómoda, sin supuestas angustias. Pues las angustias básicas en general se pueden prever. Qué bueno saber que se cuenta con un colchón de dinero que amortigüe los tiempos difíciles. Excelente ir haciendo ese plan de ahorro para los estudios. Fantástico ir ahorrando para ese viaje que tanto quiero hacer. Ordenar y planear van de la mano.

Lo ideal es tener una base de ahorro que te sustente. Toma el tiempo para revisar a conciencia en qué puedes estar desperdiciando tu dinero. ¿Llegas a ser tan desordenado que resulta haciendo compras innecesarias para tu mercado, pues cuando te das cuenta ya tenías el  artículo en casa? Hay personas a las que les ocurre…

Recuerda que Dios es Dios de orden. Ordenar tus finanzas te trae tranquilidad,  paz y te ayuda ahorrar dinero…

 

Send this to a friend