Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

Existen plantas de raíces superficiales que cuando el invierno u otoño se acerca sus flores se marchitan, a pesar de que tengan nuevos brotes y luzcan bien no duran porque su ciclo es corto ya que sus raíces no alcanzan los nutrientes para mantenerla fuerte. En cambio, hay plantas de raíces profundas que tienen mayor tiempo de vida porque sus raíces extensas les ayuda en la absorción de nutrientes que le ayudan a soportar cambios de estación sin problemas.

Así podemos hacer fácilmente una comparación de estas plantas con nuestra vida espiritual.

“Las semillas sobre la tierra rocosa representan a los que oyen el mensaje y lo reciben con alegría; pero como no tienen raíces profundas, creen por un tiempo y luego se apartan cuando enfrentan la tentación.” Lucas 8:13 (NTV)

Muchas veces oímos la Palabra de Dios y nos emocionamos con todo lo que encontramos ahí, pero no le permitimos cambiarnos, actuamos superficialmente, reaccionamos emocionalmente, nos movemos impulsivamente dejándonos llevar por las emociones. Pero no nos damos el tiempo de profundizar en ella, de poder hacer crecer nuestra raíz para poder tocar fondo y recibir ese alimento que nuestra vida necesita.

Es hora de preguntarnos si queremos tener una vida superficial, es momento de buscar ser personas con raíces profundas, que cuando el viento o la tormenta lleguen no nos derrumben, no nos marchiten, sino al contrario, que podamos resistir, seguir alegrando nuestro entorno y además dar un buen fruto.

“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.” Jeremías 17:7-8 (RVR-1960)

La manera en que podemos desarrollar esas raíces es a través de la Palabra de Dios, nutriéndonos de esa agua viva que está ahí, teniendo ese tiempo a solas con Dios diariamente para que no nos marchitemos.

No permitas que las pruebas te sequen, deja ya esa vida superficial, comienza a extender tus raíces y mantenerte firme a pesar de todo.

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
0
0
0
0
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta