Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: < 1 minuto

 “y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”.  Juan 10: 28 (RVR1960)

Muchas veces hemos dejado que el acontecer diario, los afanes y aspiraciones personales nos alejen de la mano de Dios. En cuántas oportunidades has tenido que perecer  y dejar que los problemas aturdan tu alma dejándote en la desesperación, sintiéndote solo en tu situación. Recibe la vida eterna que Dios te ofrece por medio de la cruz y su promesa se cumplirá, no sufrirás y nada te despojará de la mano protectora de Dios; lo que pases no herirá tu corazón.

Por Miguel Á. Veizaga

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta