matrimonio Archives - CVCLAVOZCVCLAVOZ

All posts in “matrimonio”

Siete maneras de destruir tu matrimonio

  1. No te comuniques abiertamente y con honestidad.
  2. Critica a diario y en todo momento las cosas que te irritan de tu pareja.
  3. No escuches lo que tenga que decirte.
  4. No dejes hablar a tu pareja cuando estén con amigos, interrumpe siempre.
  5. No tengas palabras agradables nunca a menos que quieras algo que te pueda dar.
  6. Olvida su fecha de cumpleaños, la fecha de aniversario y cualquier fecha importante para él o ella.
  7. Compara a tu pareja con personas famosas de la televisión o del cine, tal vez con deportistas.

Hacer todo lo contrario de estas siete cosas terribles mantendrá una relación saludable. La comunicación, la sinceridad, el expresar lo positivo de cada uno hace crecer la relación. El escuchar es la mejor parte de una conversación. Hay personas con quienes estás hablando y pueden estar pensando en otras cosas. Eso se nota y causa disgusto, porque la persona que está hablando siente que no le das importancia a lo que expresa, y así se va rompiendo la comunicación.

El criticar constantemente y sacar a la luz los errores de la persona con la que compartes tu vida, cansa y ese cansancio puede acabar con el amor. Si todo el tiempo le estás criticando va a llegar el momento en que la persona piense que realmente no es buena para ti o que no vale la pena hacer algún esfuerzo, porque solo ves lo negativo. Aparte, delante de los demás, piensa que estás quedando mal tu también, pues si tiene tantos problemas, se preguntarán ¡cómo y por qué te casaste con esa persona tan terrible! Hacer el propósito a diario de decir varias palabras agradables o destacar cualidades de tu pareja puede significar que ella o él mejoren su trato para contigo y aumentan su autoestima.

Hay personas muy sensibles en cuanto a fechas especiales. Si tu pareja es así, ponte alarmas y recordatorios en tu agenda, en tu celular para que no falles en eso.

Y jamás te pongas a comparar a tu pareja con estrellas de cine o modelos. Es terrible, no solo para ella o él, también contamina tu mente y llegará un momento en que estés deseando encontrar algo parecido para pasar el rato y eso lleva a la infidelidad.

Las relaciones, como siempre digo, son complicadas, pero la verdad es que nosotros las hacemos más complicadas aún. Expresemos lo que no nos gusta, pero más aún lo que nos gusta de esa persona. Tratemos de cultivar en nuestra mente todas sus virtudes y no sus fallas. Eso hace crecer el amor y mantener la relación.

En CVCLAVOZ hemos tenido invitados especializados en temas de relaciones. Y recuerden que los pueden ver on demand o en YouTube CVCLAVOZ.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Esperando que Dios haga todo?

Los Israelitas estaban llenos de miedo al ver que los egipcios los alcanzaban para matarlos con todo su ejército y carros de guerra. Entonces, comenzaron a clamar al Señor por ayuda y muchos de ellos empezaron a reclamarle a Moisés diciendo: ¿Por qué nos trajiste aquí a morir en el desierto? ¿Por qué nos obligaste a salir de Egipto? ¿No te dijimos que esto pasaría?

Moisés les respondió: “No tengan miedo. El Señor mismo peleará por ustedes. Solo quédense tranquilos. Luego el Señor le dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha! Toma tu vara y extiende la mano sobre el mar. Divide las aguas para que los israelitas puedan pasar por en medio del mar, pisando tierra seca.”. Éxodo 14.15-16. (NTV)

Muchos pensamos que Dios peleará la batalla por nosotros sin que nos involucremos en la misma, pero estamos equivocados. Si bien uno debe confiar en el Señor, eso no quiere decir que debemos quedarnos sin hacer nada, por eso Dios le dijo a Moisés: “¿Por qué clamas a mí? ¡Dile al pueblo que se ponga en marcha!”.

Hay personas que piden a Dios por su matrimonio pero no hacen nada para mejorar. Hay otros que oran por un trabajo pero no salen a buscarlo. Muchos anhelan un ministerio pero no sirven en nada en la iglesia. Y así podemos seguir mencionando las cosas que uno desea tener, pero si no hacemos algo, seguiremos sin recibir.

¿Estás enfrentando problemas que parecen no tener solución? ¿Has clamado a Dios y esperado en sus promesas, pero la respuesta no llega?

Analiza si después de orar has intentado buscar la solución a tu problema, si no lo has hecho, empieza hoy. Ora y usa lo que Dios ya te dio, como en el caso de Moisés, que tenía la vara en su propia mano y sólo debía extenderla. A veces, la mayoría de las soluciones a nuestros problemas están en nuestras propias manos, porque Dios siempre nos da sabiduría y recursos para que, con su bendición, resolvamos nuestras situaciones.

Dios te respaldará y no te abandonará. Solamente necesitas confiar en Él y buscar cómo solucionar  la situación que tienes.

Oremos:

Señor, hoy me doy cuenta que me falta dar ese primer paso de fe, por favor ayúdame y dame sabiduría para solucionar mis problemas. Que mis oídos puedan estar atentos a tus instrucciones y mandamientos. Yo sé que Tú me has dado recursos para salir de mi situación y estoy seguro que con tu ayuda lo lograré. Me encomiendo en tus manos y creo que serán tiempos mejores para mi vida, en el nombre de Jesús, amén.”

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Lecciones de amor de 5 parejas de la Biblia

Probablemente el pasaje más conocido sobre el concepto del amor esté en 1 Corintios 13:4-8, donde dice: “El amor es paciente y bondadoso. El amor no es envidioso. No es presumido ni orgulloso. El amor no es descortés ni egoísta. No se enoja fácilmente. El amor no lleva cuenta de las ofensas. No se alegra de la injusticia, sino de la verdad. El amor acepta todo con paciencia. Siempre confía. Nunca pierde la esperanza. Todo lo soporta. El amor no tiene fin. Algún día, el don de profetizar cesará. El don de hablar en lenguas se acabará. El de conocimiento se terminará” (PDT). Aunque esos versículos por sí mismos demuestran las cualidades que tiene el verdadero amor, en la Biblia hay otras historias de las cuales podemos aprender sobre el tema. En esta ocasión sólo examinaremos a cinco parejas que nos dejaron lecciones importantes:

1. Adán y Eva (Génesis 2:204:1-2):

La primera pareja del mundo tuvo sus altos y bajos; sin embargo, hay algo relevante que ocurrió incluso antes que Eva fuera creada. Adán no tenía a nadie de su propia especie con quien compartir su vida, pero Dios hizo que cayera en un sueño profundo y de allí formó a Eva. Esto nos enseña que debemos ser pacientes en esperar a la persona adecuada y no forzar una relación solo porque creemos que está dentro de la voluntad de Dios. De la misma manera en que Dios creó a una pareja especialmente para Adán, Él tiene a alguien preparado para cada uno, y tan solo debemos confiar en que todo llegará su tiempo.

2. Abraham y Sara (Génesis 17:1-8, 15-22; 21:1-7):

Ellos tenían años de casados pero sin hijos. En aquel tiempo, no tener descendencia era considerado casi una maldición; sin embargo, Abraham y Sara mostraron fidelidad el uno al otro y también hacia Dios. Esto fue recompensado cuando Dios les mostró que tenía un propósito para ambos. En la actualidad ocurre lo mismo, cuando dos personas se casan, se convierten en uno solo y Dios los usa de manera individual pero también como a un equipo. Es por ello que es importante tenerlo como centro de nuestras vidas, para que se muestre en lo personal y conyugal.

3. Jacob y Raquel (Génesis 29:1-30):

Los tiempos han cambiado y actualmente casi ya no se requiere que el varón trabaje para ganarse la mano de su prometida. No obstante, Jacob tuvo que trabajar el doble para poder casarse con Raquel. Un dicho popular dice “sólo de amor no se vive” y esta historia demuestra que quien ama también provee. Las parejas son un equipo que deben trabajar en conjunto para su mantenimiento, tanto económico como espiritual.

4. Oseas y Gomer (Oseas 1:1-9, 3:1-3):

La historia que más se asemeja al amor de Dios por los hombres es la de Oseas y Gomer. Oseas demostró amor incondicional por Gomer pese a todas las circunstancias y a las actitudes de ella. Si bien resulta casi irreal pensar en que se puede amar de esa manera en la actualidad, debemos recordar que Dios lo hace cada día con nosotros. Él nos trata de acuerdo a su amor y no conforme a nuestros hechos.

5. Ananías y Safira (Hechos 5:1-11):

Esta pareja es un mal ejemplo de trabajo en equipo. Cuando Ananías mintió, Safira se unió al engaño y respaldó a su esposo. Esto demuestra que ellos no tenían a Dios como centro de su matrimonio; y por lo tanto, tuvieron que sufrir las consecuencias de su pecado. Cuando primero se ama a Dios, uno adquiere la capacidad de amar y corregir en amor a los demás. Sin Él, todas las acciones, por más que tengan buenas intenciones, terminan mal.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

11 tips para que ella se enamore de ti

Cuando se trata del amor, no hay reglas estrictas que se apliquen a todos por igual. Cada persona es diferente y, por lo tanto, se enamora de distinta manera. Sin embargo, hay características en común que comparten los hombres y mujeres. Éstas son algunas formas con las cuales puedes ganarte el afecto de esa persona especial:

1. Estúdiala:

Estudiar a alguien no significa acosarla ni acecharla. Estudiar significa aprender sobre ella dentro de un límite permitido. Es conocerla en su entorno familiar, con amigos, en sus estudios, trabajo, en la iglesia, etc. Es saber sus gustos y notar aquellas cualidades que la destacan y diferencian de las demás.

2. Conoce su lenguaje de amor:

Si ya practicaste el punto mencionado anteriormente, entonces sabrás cuál es su lenguaje de amor. Esto te ayudará a conectarte con ella en un nivel más profundo y sincero. Además, evitará que cometas errores al momento de acercarte a ella, darle regalos, mostrar gestos, o decirle palabras románticas. De acuerdo al Dr. Gary Chapman, autor del libro Los 5 Lenguajes del Amor, “Si no entiendes el concepto de que las personas tienen diferentes lenguajes de amor y tú solo hablas tu propio lenguaje, ellos pueden decirte a su debido tiempo, “Siento que no me amas.” Tú dirás: “¿Por qué? Quiero decir que hago esto y eso… ¿por qué no te sentirías amado? “Asumimos que lo que nos hace sentir amados les hará sentirse amados.”

3. Sé atento:

“…sean buenos y compasivos los unos con los otros” Efesios 4:32 (TLA).
La caballerosidad nunca pasará de moda. Sé amable y atento cuando la situación lo requiera. Demuéstrale que estás allí cuando ella te necesite, pero que a la vez la respetas por ser una mujer fuerte e independiente.

4. Dale su espacio:

Que tu afán de conquistarla no te lleve a invadir su espacio ni a buscarla a cada rato. De hecho, algunos estudios han demostrado que no estar disponible todo el tiempo incrementa tus posibilidades de que ella muestre interés por ti. Por lo tanto, aprende a respetar su horario y a encontrar el momento adecuado para conversar con ella.

5. Demuestra confianza:

La entrenadora de citas y casamentera, Joann Cohen asegura que la confianza es una de las cualidades que las mujeres más buscan en los hombres, pero que además, la “confianza no es arrogancia, heroísmo, bravuconería o un ego sobredesarrollado.” Las mujeres se sienten atraídas cuando ven a un hombre con una buena autoestima, que tiene metas establecidas y la seguridad de que lo logrará.

6. Hazla reír:

El profesor asociado de Estudios de Comunicación en la Universidad de Kansas, Ph.D. Jeffrey Hall, estudió la “Selección Sexual y Humor en el Cortejo”, y concluyó que las probabilidades de que una mujer salga en una cita con un hombre aumentan si él la hace reír. La misma investigación demostró que el humor en una relación es saludable cuando las parejas ríen juntas, y no sólo una.

7. Cuida de tu apariencia:

De acuerdo a un estudio realizado por Kelton Research, los hombres que cuidan de su apariencia son vistos como más sexys, inteligentes, exitosos y asequibles. La manera en que un hombre se viste y cuida de sí mismo dice mucho de su personalidad, y las mujeres están atentas a ese tipo de señales cuando conocen a una persona; por lo cual, haz que tu interior se refleje también en el exterior.

8. Dile elogios:

“A la mujer se le conquista por el oído”, es una frase muy popular que tiene algo de cierto. A todos nos gusta que nos elogien cuando la situación lo requiere, pero si estas alabanzas son falsas y con una clara intención de ganar el favor, no tiene efecto alguno. Cuando dediques halagos, utiliza tus propias palabras, no exageres y sé sincero. Esto tendrá un mejor resultado.

9. Escúchala:

A todos nos gusta hablar, pero poco nos gusta escuchar; sin embargo, cuando realmente prestas atención a la otra persona, estás demostrándole que te importa. Sé paciente cuando converses con esa persona especial y practica lo siguiente: escucha, aprecia, resume y pregunta. Estos pasos te ayudarán a establecer una mejor comunicación con cualquier persona, especialmente con aquella en la que estás interesado.

10. Demuéstrale tus buenas intenciones:

Es muy probable que otros hombres antes que tú hayan intentado ganarse el afecto de la mujer que te interesa. Si es así, demuéstrale en qué te diferencias de los demás y cuáles son tus verdaderas intenciones a corto y largo plazo. Tener las cosas claras desde el principio ayuda a que la relación tenga un propósito firme en el cual pueden desarrollarse.

11. Ora:

Ésta es la clase de oración que no debes hacer: “Dios, por favor haz que ella se enamore de mí”. En cambio, ora por dos motivos:

  • Para descubrir si es la voluntad de Dios que inicies una relación con esta persona.
  • Para apoyar a la mujer que te interesa.

No sabes la clase de problemas o necesidades que ella tiene y lo mejor que puedes hacer como amigo es apoyarla en oración. Esto tiene doble beneficio porque estás ayudando a esta persona (Gálatas 6:2) y porque esta práctica te enseña a no ser egoísta (1 Corintios 13:4-5).

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo elegir el lugar ideal para la primera cita?

La primera cita de una pareja es como la primera impresión. Los momentos que se pasan juntos quedan grabados en la memoria y determinan el siguiente paso en una relación. Según la Ph. D. Wendy L. Patrick, “Uno de los objetivos principales de una primera cita es hacer que su pareja se sienta importante y valorada”; por lo tanto, se debe escoger el escenario con sumo cuidado. Éstos son algunos consejos para tomar en cuenta al momento de planear este ansiado momento:

Elimina la distracción:

La Dra. Patrick asegura que una primera cita ideal debe permitir a la pareja concentrarse el uno en el otro; lo cual quiere decir, evitar cualquier otra situación que represente una distracción. Películas, juegos de pelota, conciertos y otros eventos abarrotados no proporcionan ambientes propicios para encender una química única”, asegura la Dra. Patrick. Asimismo, aconseja que los eventos públicos como salidas al cine, conciertos, asistir a ver un deporte, etc., podrían ser adecuados para citas futuras, pero no para la primera.

Ella recomienda que en la primera cita se dé prioridad a una conversación amena en donde ambos tengan la oportunidad de compartir información sobre sus vidas, gustos, aspiraciones, etc. Para ello, lo mejor es escoger un lugar donde el ruido externo no sea un impedimento para la buena comunicación; esto también implica una cita sin interrupción de los celulares.

Mucho no es sinónimo de mejor:

Al tratar de querer causar una buena impresión se puede cometer el error de organizar una cita demasiado formal o lujosa; lo cual podría hacer que la otra persona se sienta incómoda. La Dra. Patrick asegura que “un ambiente que es informal pero elegante proporciona un lugar no amenazante para una conversación centrada”; lo cual es ideal para una primera cita.

Antes de organizar una cita, es preferible conocer los gustos de la otra persona y averiguar en qué ambiente se siente más cómodo. De esta manera, ambos podrán disfrutar un momento agradable, sin la presión del ambiente.

La iluminación es muy importante:

El contacto visual y lenguaje corporal tienen un rol esencial en todas las relaciones interpersonales; y en el caso de las parejas, aún más. Para darle énfasis a este aspecto, enviar el mensaje correcto y ayudar a la química entre ambos, se debe cuidar que el lugar esté bien iluminado. Una manera de incrementar la iluminación y de paso otorgarle un toque romántico al ambiente  es colocar velas o luces pequeñas que le den énfasis al lugar que ambos ocuparán.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué Dios no me concede mi pareja ideal?

La mayoría de solteros tiene una idea concreta de cómo anhela que sea su pareja. Cuando se les pregunta qué esperan de su futuro cónyuge, usualmente tienen una descripción clara de cómo debe lucir físicamente, qué cualidades debe tener, su posición económica, educación, etc. Muchos dicen que visualizar a la futura pareja es una práctica saludable porque te ayuda a mantenerte enfocado y a tener una meta establecida. Aunque las intenciones de esta práctica pueden ser nobles, también causa un grave problema.

El problema con soñar con la persona perfecta:

El consejo de muchos es que si ya tienes un ideal de pareja y se lo pides a Dios, Él te concederá ese deseo. Después de todo, el Padre siempre quiere lo mejor para sus hijos, ¿no es cierto?

Los solteros pueden pasar muchos años orando y rogando a Dios por ese ideal de persona que tanto desean. Pueden evitar involucrarse en cualquier tipo de relaciones amorosas con personas que no encajen en su “prototipo de cónyuge”, y pueden dar lo mejor de sí para esperar el tiempo adecuado hasta que su futuro esposo o esposa aparezca. Sin embargo, esto puede llevar a la inconformidad, decepción, pérdida de paciencia y fe; los cuales por último, pueden incentivar a que se reniegue de Dios.

Esperar al prototipo de futuro cónyuge es un acto en contra del amor:

Anhelar casarse con el hombre o mujer soñado (a) es desear algo para el beneficio propio. Actuar de esa manera no es pensar en una vida donde los dos están felizmente casados, sino una vida donde solo se quiere tener alegría personal. Es por ello que esto una práctica errónea e incluso peligrosa. 1 Corintios 13:5 (RVR1960) dice que el amor no busca su propio beneficio. Así que, cuando uno espera a su arquetipo de pareja y se encierra en la idea de que Dios se lo dará, está siendo egoísta y no tiene amor.

En lugar de ansiar tener un futuro esposo o esposa que vaya de acuerdo al deseo propio, es mejor enfocarse en lo que uno puede ofrecer a la otra persona. ¿Se quiere alguien con mucha educación y modales? ¿Alguien que ame a los niños, sea compasivo, amoroso, detallista y trabajador? Entonces se debe empezar por hacerlo uno mismo.

Cuando uno se centra en lo que tiene para dar, y no en lo que espera recibir, entonces ya ha entendido el concepto del verdadero amor y está listo para compartirlo con otra persona. De lo contrario, podría ingresar a una relación amorosa que solo se deteriorará con el tiempo y terminará por dañar a ambas partes.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo saber si mi pareja me ama de verdad?

Muchas personas permanecen en una relación amorosa por costumbre, porque creen que nadie más los amará, porque no saben cómo estar solteros, o porque simplemente dan por sentado que lo que tienen es amor. Sin embargo, estar en una relación por los motivos erróneos tiene malas consecuencias a corto y largo plazo. Es mejor hacer una evaluación de la relación y determinar si vale la pena continuar en ella o no.

Si tu pareja realmente te ama, entonces cumplirá con lo siguiente:

1. Te respeta:

No te obliga a hacer cosas que no quieres. Respeta tus decisiones y entiende que eres un ser humano libre e independiente. Sabe que amar es establecer límites y no te trata como si fueras su propiedad.

2. No es celoso:

Los celos en cierta medida pueden ser un signo de profundo amor, pero cuando se vuelve obsesivo y llega a la agresión física y psicológica, es una señal muy clara para terminar la relación. El verdadero amor confía y siempre espera lo mejor.

3. Quiere casarse contigo:

Cuando una persona realmente ama a otra quiere pasar el resto de su vida con él o ella. Si una relación no avanza, entonces no es amor. Una pareja que se ama de verdad, vence todas las adversidades y procura hacer las cosas de la manera correcta y se une en matrimonio.

4. Sabe perdonar:

Todas las parejas tienen conflictos y discusiones, pero quien recuerda constantemente los hechos del pasado y no perdona, no sabe amar. El perdón significa restaurar la confianza del principio y no volver a mirar atrás.

5. Busca la paz:

Quien ama procura buscar la paz y no fomenta el conflicto. Esto no quiere decir subyugar su voluntad a la otra persona, sino establecer medios de comunicación por los cuales se pueden resolver los problemas.

6. Mantiene su palabra:

Si promete hacer algo pequeño y no lo cumple, es muy probable que tampoco sea fiel a su promesa cuando se trata de asuntos más importantes. El verdadero amor es sincero, leal y nunca defrauda.

7. Sabe esperar:

No te pide que tengan relaciones sexuales antes del matrimonio. Sabe que si espera, el sexo será algo que ambos podrán disfrutar después de la boda y por el resto de sus vidas.

8. Daría su vida por ti:

El amor no es egoísta, y si él o ella no está dispuesto a arriesgar todo lo que tiene por tu bienestar, entonces estás en una relación que no vale la pena.

9. No ocupas el primer lugar en su corazón:

Si tiene una relación personal y firme con Dios, entonces tú no ocupas el primer lugar en su corazón. Ésta es la mejor señal de que lo que siente por ti es amor verdadero. Si deja a Dios de lado por estar contigo, entonces tu relación no será duradera. Cuando Dios está presente en una relación, todas las cosas trabajan para bien.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¡Prepárate!

“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.” 2 Timoteo 2:15 (RVR1960)

Dios anhela derramar sus bendiciones, pero es necesario prepararse para recibir lo grande que tiene para nosotros. De la misma forma que con expectativa esperamos momentos importantes en nuestra vida (matrimonio, un nuevo trabajo, terminar una carrera, etc.) así también debemos esperar en Dios creyendo que a su tiempo recibiremos bendiciones incluso más abundantemente de lo que esperamos. Y podremos decir: ¡Grande eres Dios! Decide hoy creerle y darle gracias por lo que hará.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 versículos para dedicarle a tu pareja

Las palabras tienen un gran poder. Cuando alguien le dedica frase romántica a su ser amado, le demuestra su amor y lo mucho que le importa. No se necesita enviar una larga carta de amor, sino tan sólo una pequeña nota, un mensaje de texto, una publicación en alguna red social o unas cuantas palabras de afecto. En la Biblia hay algunos textos que pueden ser dedicados a una persona en especial:

Proverbios 10:12 (TLA)

“El amor todo lo perdona.”

Cantares 1:2 (TLA)

Bésame, una y otra vez, porque tu amor es más dulce que el vino.”

Cantares 1:16 (TLA)

¡Tú eres hermoso, amado mío! ¡Eres un hombre encantador!”

Cantares 4:9 (TLA)

Amada mía, desde que me miraste mi corazón te pertenece. Es tuyo desde que lo envolviste entre los hilos de tu collar.”

Cantares 4:10 (TLA)

“¡Qué dulces son tus caricias, amada mía! ¡Son más dulces que el vino! ¡Más fragantes tus perfumes que todas las especias!”

Cantares 8:6 (TLA)

“¡Graba mi nombre en tu corazón! ¡Graba mi imagen en tu brazo! ¡Tan fuerte es el amor como la muerte! ¡Tan cierta es la pasión como la tumba! ¡El fuego del amor es una llama que Dios mismo ha encendido!”

1 Corintios 13:4–7 (NTV)

El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia.”

1 Corintios 13:8 (NTV)

El amor durará para siempre.”

1 Corintios 13:13 (NTV)

“Tres cosas durarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor; y la mayor de las tres es el amor.”

1 Juan 4:18 (TLA)

“La persona que ama no tiene miedo. Donde hay amor no hay temor. Al contrario, el verdadero amor quita el miedo. Si alguien tiene miedo de que Dios lo castigue, es porque no ha aprendido a amar.”

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Amor y humor: Importancia de la risa

Cuando a alguien se le pregunta qué cualidades espera encontrar en su pareja ideal, dentro de la lista siempre se encuentra el buen sentido del humor. Muchos estudios han corroborado que la risa es un ingrediente fundamental para el desempeño de una relación amorosa; sin embargo, el secreto del humor no radica en hacer reír a la otra persona.

El investigador de estudios de comunicaciones de la Universidad de Kansas, Jeffrey Hall, analizó 39 investigaciones hechas en más de 15 000 participantes para descubrir el rol del humor en una relación de pareja. Después de examinar los casos, llegó a las siguientes conclusiones:

  • No importa si uno es gracioso o divertido. En una relación este factor no tiene preponderancia.
  • Reírse a costa de su pareja no se considera un humor sano en una relación; de hecho, esto es un signo de agresividad.
  • El humor es saludable cuando es gracioso para las dos personas, y no solo para una.

Hall afirma que si ustedes comparten un sentido de lo que es gracioso, esto te afirma y afirma su relación a través de la risa”. Él también afirma que el humor es fundamental en una relación porque fortalece los lazos amorosos y establece seguridad.

Por otra parte, Nicolas Guégen, un investigador francés especializado en ciencias sociales y otros temas, quiso comprobar si el sentido del humor tiene alguna influencia al momento de atraer a alguien, específicamente en la atracción de hombres a mujeres. Después de desarrollar un experimento social con 60 mujeres de entre 20 y 26 años, Guégen descubrió que las señoritas están tres veces más atraídas a alguien que las hace reír. Además, ellas veían a los hombres graciosos más atractivos, inteligentes, divertidos y sociables.

Otro estudio realizado por el mismo investigador, confirmó que las mujeres suelen atraer más hombres cuando sonríen; y tienen cinco veces más probabilidades de llamar su atención. Este análisis puso en evidencia que, aunque la apariencia física tiene cierto grado de influencia al momento de atraer a alguien, cuando una persona sonríe se hace inmediatamente más atractivo.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 cosas que pueden destruir tu matrimonio

Viendo las estadísticas de los divorcios crecer incluso en los matrimonios entre cristianos, me decidí a buscar siete causas que pueden contribuir a destruir la relación. Hay muchas variantes por pareja evidentemente pero estas causales son bastante comunes.

1- Los celos: Cuando una persona es enferma de celos, llega a ver lo que NO ha pasado. Lamentablemente esto es una desconfianza sin bases y genera un cansancio que puede acabar con el amor de la otra persona. Recomiendo ver a un sicólogo e ir a terapias de pareja o a un consejero de su iglesia.

2- Los cambios: Cuando quieres cambiar a tu pareja para que sea como tú quieres que sea, eso trae disgustos, discusiones y muy malos ratos. Tu pareja puede cambiar por diversas circunstancias, pero su esencia, su espíritu es el mismo. Tienes que aprender a amar a esa persona con su manera de ser. (Aquí evidentemente no hablo de abuso verbal o físico) Estoy hablando por ejemplo de las personas que son muy románticas y quieren que su pareja responda de la misma forma. Si no fueron románticos durante el noviazgo, no los vas a cambiar. Cada persona es diferente.

3- La infidelidad: Este es un factor que destruye relaciones. Y aunque he sabido de parejas que se han perdonado y lo superan, son pocas las que logran hacerlo. La traición, la deslealtad y el engaño no le hacen bien a ninguno de los dos. Generalmente la persona quiere encontrar de nuevo la emoción que sintió cuando comenzó su relación con su pareja, pero resulta que el amor va creciendo y evolucionando. Por tanto tiene que cambiar. Uno debe aprender a amar las etapas del amor y disfrutarlas. ¡No querer volver al pasado! Respeta tu relación y respétate tu mismo (a).

4- La rutina: Es evidente que no se puede vivir en una aventura continua, pero no debemos dejar que la rutina nos haga sentir aburridos. Hay miles de experiencias que una pareja puede disfrutar sin tener que invertir tanto dinero o tiempo. Una caminata disfrutando del atardecer en una playa, un picnic improvisado en una noche de luna llena, un juego en el jardín entre ambos en un día de lluvias, todas esas cosas cambian la rutina y refrescan la relación.

5- La falta de comunicación: Cuando la pareja lleva muchos años, a veces tienden a pensar que su esposo o esposa tienen que saber lo que les pasa o lo que están pensando. Puede ser que muchas veces eso sea cierto, pero no hay mejor cosa que comunicar lo que queremos y lo que sentimos cuando lo estamos deseando o sintiendo. Si ya llevan años, lo mejor es hablar. Conversar acerca de lo que te inquiete. Es TU PAREJA, tienen la confianza de decirse las cosas y buscar soluciones. Si se van guardando cosas, especialmente resentimientos, toda la relación se va contaminando con la amargura que llega por esas cosas no dichas y almacenadas. Hablen mucho. Propónganse hablar al menos una hora diaria, sin televisión ni celulares que los distraigan. ¡Es una tarea y la deben cumplir! Les aseguro que les va a mejorar la relación.

6- Los reproches generan emociones negativa:. Cuando vives con una persona que está pendiente de destacar solo lo que haces mal o te sale mal, llega un momento que ya no quieres estar al lado de esa persona. Si hay algo que no te gusta que tu pareja hace, díselo desde el amor que le tienes. Piensa en cómo te enamoraste de esa persona antes de hablarle y verás que te sale todo con más dulzura. Y de paso, no es para cambiarle, es para tratar de buscar una solución donde ambos queden felices.

7- El sexo o la falta de sexo: Una vez mas en este punto iríamos al punto cinco, la falta de comunicación. Las necesidades de la mujer y del hombre en este sentido son diferentes. Tienen que llegar a un acuerdo y jamás usar esta parte íntima de la relación para manipular o castigar. ¡Por favor! Si no pueden llegar a un acuerdo, una vez más les recomiendo ir a un consejero de su iglesia o a un especialista en relaciones.

Luchen por sacar a delante su relación matrimonial con amor, respeto, admiración, comunicación y diversión. Recuerden que una cuerda triple no se corta fácilmente como dice en Eclesiastés 4:12 y se refiere a ustedes, la pareja y Dios con ustedes.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Una forma inusual de reavivar el amor

Mantener viva la llama del amor puede resultar todo un desafío para algunos matrimonios. En la actualidad hay diferentes métodos y herramientas que ayudan a las parejas a no perder la comunicación y a fortalecer su relación. Mientras que algunos de estos medios se enfocan mayormente en la consejería o en la práctica de ejercicios de pareja, hay una reciente investigación no convencional que parece tener una solución para reavivar el amor.

Un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Florida, liderados por James K. McNulty, demostró que mirar fotografías de cachorros, conejos y palabras positivas pueden afianzar un matrimonio. Esta investigación se basó en la idea de que los sentimientos hacia una personas pueden ser cambiados cuando se le relaciona con algo positivo, en este caso, fotografía de cachorros y conejos; además de palabras afirmativas.

Para el experimento se reclutó a 144 parejas, todos menores de 40 años y casados por menos de 5 años, de los cuales solo el 40% tenían hijos. Por tres días consecutivos y durante seis semanas, cada participante vio una colección de imágenes de su cónyuge, en algunos casos junto a una fotografía de un cachorro, y en otros, cercano a una palabra positiva. Al final del ejercicio, las personas que habían sido expuestas a fotografías de sus parejas junto a algún refuerzo no negativo, demostraron respuestas automáticas positivas. Por otra parte, los estudiosos concluyeron que el éxito del experimento dependió de la clase de interacción que tenían las parejas.

El sorprendente resultado de este estudio, desconcertó incluso a los propios investigadores. McNulty, señaló que “en realidad estaba un poco sorprendido de que funcionara (…) y sólo la idea de que algo tan simple y no relacionado con el matrimonio podría afectar cómo se sienten las personas sobre su matrimonio, me hizo escéptico”. Sin embargo, la esta investigación fue impulsada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, con el fin de “desarrollar un procedimiento que podría ayudar a los soldados y otras personas en situaciones que son desafiantes para las relaciones”.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend