matrimonio | CVCLAVOZ

All posts in “matrimonio”

¿Cuándo decir “te amo”?

En ocasiones estamos tan acostumbrados a decir “te amo”, que estas palabras ya han perdido su significado. Solemos decir frases como “amo los deportes”, “amo a mi mascota”, “amo dormir”, etc.; sin embargo, esa clase de amor que profesamos no es la misma que podríamos sentir por una persona en especial. Es cierto que no existen reglas estrictas que determinen exactamente cuándo debemos decir “te amo” a nuestra pareja, pero hay aspectos que se deben considerar antes de hacerlo:

Las cosas que se hacen por presión, y no porque nacen del corazón, nunca resultan bien. Si aún no estás listo para decirle “te amo” a tu pareja, entonces no lo hagas. Del mismo modo en que la vida es un proceso, una relación sentimental también lo es. Intentar acelerar las cosas no hace que la situación mejore, sino lo contrario, hasta podría arruinarla. Incluso si tu pareja te dice que te ama, pero tú no estás preparado para decir lo mismo; no caigas en la tentación de decir “yo también”. Es mejor tomarse las cosas con paciencia y esperar el tiempo correcto.

Sin importar cuán romántico o dramático sea el momento, no te dejes guiar por la circunstancia y evita decir algo que realmente no sientes. Algunos dicen “te amo” en un punto crítico de su relación, pensando que estas palabras solucionarán cualquier conflicto. No obstante, ésa es una salida desesperada e inmadura. Mejor asegúrate de que esas palabras tengan un significado real para ti, de manera que cuando lo digas tengas la convicción de que son ciertas.

Muchas personas dicen “te amo” sin siquiera saber el significado del amor. En 1 Corintios 13:4-7 está la mejor definición: El amor es paciente y bondadoso. El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia.” Si te has identificado con cada una de las palabras mencionadas antes, entonces estás listo para decir “te amo” a tu pareja.


Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Ventajas de estar en la “friendzone”

Según el diccionario Cambridge, la palabra friendzone se refiere al “estado de ser amigos con alguien cuando tu preferirías una relación romántica o sexual con ellos”. Aunque últimamente se ha visto como algo malo, estar en la friendzone no es tan malo como parece. Las personas han relacionado esta amistad con el rechazo; sin embargo, pensar de esta manera es una gran equivocación. Éstas son algunas ventajas de permanecer como amigos con alguien que te gusta o atrae:

1. Tienes alguien en quien confiar:

Nadie puede decir que se encuentra bien sin amigos. Todos necesitan de alguien en quien confiar y con quien compartir experiencias. Estar en la friendzone te permite incrementar tus capacidades como amigo y aprender a disfrutar del proceso. En lugar de concentrar tus esfuerzos en conquistar a esa persona, aprende a ser un buen amigo y preocúpate desinteresadamente. Eso hablará mejor de ti que cualquier palabra que puedas decir.

2. Te ayuda a reevaluar tus sentimientos:

No todos son quienes parecen ser, y eso es algo que se descubre cuando pasas tiempo con alguien. Ser amigo de esa persona te ayudará a que conozcas más a fondo su personalidad, costumbres, y hábitos. Esto puede llevarte a reevaluar tus sentimientos y darte cuenta si en realidad prefieres conservar a la amistad de esta persona, en lugar de intentar ser su novio (a).

3. Comprendes mejor a las personas del sexo opuesto:

Los hombres y mujeres son individuos distintos que no pueden ser comprendidos a menos que se les conozca. Tener como amigo a esa persona que te interesa, te ayuda a conocer mejor a las personas del sexo opuesto. Además, tendrás la oportunidad de conocer de primera mano qué es lo que les interesa o no, o cuál es la mejor manera de ganarse su confianza.

4. Siempre tienes la posibilidad de ser “algo más”:

Ser amigo de alguien abre la posibilidad a que en algún momento esta comience a verte como más que solo un amigo. Si bien no en todos los casos sucede lo mismo, nunca rechaces la oportunidad de ser amigo de alguien, ya sea que esté o no románticamente interesado en ti.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Tecnología para las parejas a distancia

Mantener una relación a distancia puede resultar un verdadero desafío. Mientras que otras parejas disfrutan de actividades juntos y tienen la oportunidad de comunicarse en persona, los que tienen a su ser amado lejos no pueden hacer lo mismo. Es por ello que es normal que las parejas a distancia sientan el anhelo de estar físicamente presentes en el mismo lugar y compartir sus ratos juntos.

Con las constantes innovaciones en la tecnología, actualmente es mucho más fácil conversar con alguien que se encuentra en otro lugar. Los mensajes instantáneos, las llamadas y vídeo llamadas, hacen que uno pueda comunicarse con otra persona de inmediato. Las parejas utilizan estas herramientas a su favor, pues, les permiten estar conectados en tiempo real. No obstante, ¿qué sucede cuando uno ansía el contacto físico? Éstas son algunos inventos que permiten que las parejas se sientan físicamente por medio de la tecnología:

¿Extrañas el abrazo de tu pareja?

En 2002, Francesca Rosella y Ryan Genz inventaron la Hug Shirt; una camisa que te permite enviar abrazos a distancia. Para utilizarlo, se debe colocar la camisa y conectar vía Bluetooth a la aplicación para celulares. Ésta graba el abrazo y la envía a la otra persona. Esta camisa tiene sensores que sienten la presión, duración y localización del abrazo, lo cual hace que el que la recibe, sienta el abrazo como si fuera real.

¿Quieres tomar de la mano a tu pareja?

Un grupo de investigadores de la Universidad Simon Fraser, liderados por el Dr. Carman Neustaedter, están trabajando en un proyecto que permite que las parejas puedan sentir el toque del otro. Su invento se llama Flex-N-Feel, son un par de guantes tienen sensores que hacen que las acciones se transmitan mientras ambos lo están utilizando. Éste trabajo aún sigue en desarrollo, pero ha abierto las posibilidades de estudio a otras investigaciones en el mismo campo.

¿Quieres besar a tu pareja?

En 2011, la Universidad Nacional de Singapore desarrolló una idea para enviar besos a distancia. Con el tiempo, continuaron trabajando en dicho proyecto, hasta que por fin en 2015 se lanzó Kissenger, un aparto que te permite enviar y recibir besos con una persona en cualquier lugar. Esta innovación recrea el movimiento de los labios y lo recrea por medio de labios artificiales; de modo que, la persona que lo recibe, puede sentirlo como un beso real.

¿Quieres sentir el latido del corazón de tu pareja?

Un grupo de ingenieros y diseñadores creó un dispositivo llamado Pillow Talk; consiste en una pulsera que viene con una especie de pequeña almohada. Éste aparato graba los latidos del corazón y lo transmite a la otra persona. De esta manera, ambos pueden dormir con el dispositivo debajo de la almohada y sentir el corazón latente de su pareja.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

3 cosas que aprendí en 3 años de matrimonio

El 14 de Marzo cumplo tres años de casada y me parece mentira que en tan corto tiempo se pueda aprender tanto, comparado con matrimonios de 10, 20 años y más. Siento que he crecido, mejorado y cambiado en muchas áreas pero quiero enfocarme en las que más me han hecho crecer como mujer y como esposa.

La comunicación: Es irónico que siendo graduada en comunicación social y presentadora de un morning show tenga problemas comunicándome o hablando, pero sí, esa era mi realidad. El matrimonio básicamente me obligó a hablar y a entender que mi esposo no tiene poderes de adivinar o de leer mi mente y que debo vocalizar mis ideas, planes, pensamientos y las cosas en las que necesito su ayuda. He mejorado mucho sobre todo en las peleas, (y sí peleamos y es cien por ciento normal). En esos momentos de crisis en que las cosas no van bien, aprendí a dejar la rabia a un lado y no encerrarme en mi enojo. Aprendí a expresar mis sentimientos, lo que me incomodó o molestó de una situación o conversación. Eso por una parte y la otra parte es que aprendí a expresarlos de manera correcta, porque hay que saber cómo decir las cosas en una discusión para no ofender a tu pareja; por ejemplo, esperar unos minutos a que se bajen los ánimos, hablar calmados y escuchar con atención. Te puedo asegurar que no hacía nada de esto antes de estar casada.

El perdonar: De chiquitos nos enseñan en casa a pedir disculpas cuando sea necesario, pero como que no se hace mucho énfasis en el acto de perdonar; perdonar sin guardar rencores, sin traer al presente los errores del pasado y a pasar la página para continuar como si nada. Llegar al matrimonio sin entender este concepto y no saber como aplicarlo, te hace más difícil la convivencia tanto en discusiones fuertes como en cosas pequeñas. Ahora, imagíname a mi, recién casada, sin experiencia previa de perdonar realmente, con una paciencia reducida (siempre he sido así) y tener por costumbre hacer las cosas siempre a mi manera…no muy buen escenario. Pero en estos tres años puedo decirte que he aprendido a perdonar y a pasar la página. Lo aprendí gracias a mi esposo que tiene una paciencia enorme y desde niño aprendió a perdonar. Creo que su carácter y el hecho de que el amor perdona todo, ha tenido mucho que ver en mi crecimiento personal en ese aspecto.

El ser servicial: Esta es una de las facetas que más me ha costado y todavía la estoy trabajando y mejorando, el acto de servir a mi esposo. Creo que no hay nada más admirable que una persona que disfrute atender y servir a otra persona sin esperar nada a cambio. El estar dispuesta a servir 24 horas del día 7 días a la semana no era parte de mis fortalezas como mujer, pero al casarnos, cayeron sobre mi muchas tareas domésticas que no estaba acostumbrada a hacer y que no quería hacer. Lavar los platos, lavar la ropa, limpiar la casa, hacer mercado, cocinar, etc… De todas estas tareas, nada me produjo más estrés y ansiedad que el aprender a cocinar, a cocinar bien. Tener un esposo italiano, pone los estándares de cocina muy altos, a él le gusta todo bien sazonado y yo toda mi vida había comido simple y sin sal. En estos tres años decidí poner de mi parte y desarrollar el área de la cocina, con consejos de mi madre, mi suegra y los videos de YouTube, aprendí a cocinar muy bien. Y por lo menos en esa parte siento que puedo servirle a mi esposo y satisfacer a otra persona que no sea yo misma.

Estoy consciente de que me quedan muchos años por delante y lecciones por vivir y aprender como mujer, esposa y en el futuro, como madre. Sin embargo, el crecimiento personal que he experimentado en tan solo tres años de casada ha sido muy notorio en mi personalidad y en mi relación con el resto de mi familia y amistades. Me gusta poder ver hacia atrás y comparar a la Vanessa de antes con la Vanessa de ahora, mi espíritu feliz y rochelero no ha cambiado, pero la mujer que siempre dudé que llegaría a ser, ya es parte de mi presente y cada día la voy mejorando y perfeccionando. No cambiaría mi vida de casada por nada del mundo. Gracias Davi :)

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 maneras de fortalecer el vínculo con tu pareja

Con el paso del tiempo, algunas relaciones pueden caer en la monotonía y volverse costumbre. Esto puede llevar a que una pareja se distancie, y eventualmente, se separe. Por tal motivo, las personas deben esforzarse en mantener un estrecho vínculo con sus parejas, y de esta manera, su relación pueda sobrevivir tiempos difíciles. Para lograrlo, la psicóloga clínica Andrea Bonior recomienda poner en práctica lo siguiente:

El afecto no solo se demuestra dando discursos románticos. También se manifiesta con gestos de agradecimiento. Una práctica que se hace una y otra vez se vuelve parte de la rutina, y esto hace que uno le quite el valor a la acción. Por ejemplo, cuando un rol se asigna en el hogar, ya sea cocinar, hacer limpieza, entre otros; y sólo una persona la hace todo el tiempo, la otra puede dejar de apreciar dicha acción. Es allí cuando las parejas pueden sentirse no valoradas o dejadas de lado. Bonior dice: “Reconocer las cosas específicas que tu pareja ha hecho, grandes y pequeñas, puede ayudar a evitar el resentimiento o la sensación de ser despreciado o dado por sentado; todos los cuales son conocidos asesinos de relaciones.”

“Una de las principales cosas que separa la relación con tu pareja de la que tienes con el cartero, es la intimidad emocional”, afirma Bonior. Ella afirma que las parejas deben confiar sus vulnerabilidades para que puedan desarrollar intimidad emocional. Esto es importante pues hace que la relación se fortalezca, e incluso haga más llevaderas las discusiones y los malos entendidos. Probablemente, lograrlo no sea tan sencillo como parece, pero si se quiere progresar en la relación, se debe confiar más en la pareja.

Hacer planes es mejor que dar un regalo. Al hacerlo se puede disfrutar de la alegría que produce la anticipación al suceso, y cuando ya ha ocurrido, se puede revivir los recuerdos que deja. Salir de vacaciones o tener una cita sorpresa con tu pareja, ayudará a que ambos se conecten aún más, y puedan tener un tiempo para estar libres de estrés y conversar sobre temas que los ayude a conocerse mejor. Bonior asegura que: “Esos pequeños momentos de anticipación -y recuerdos de experiencias pasadas- pueden marcar una gran diferencia con el tiempo.”

La tecnología te ayuda a conectarte con otros a largas distancias, pero si no lo usas con sabiduría, pueden alejarte de las personas que tienes cerca. Bonior declara que: “El mero acto de poner el teléfono a un lado y silenciarlo es una declaración definitiva que señala a tu pareja que estás abierto a escuchar lo que quiere decir; que no sólo quieres escucharlo (a), sino que (la conversación), y él o ella, son importantes para ti.” Por lo tanto, procura darle a tu pareja tu completa atención y reemplaces el tiempo que pasan juntos por estar en tu celular, computadora, o cualquier otro dispositivo electrónico.

“La atracción tiende a aumentar cuando compartes la experiencia de elevar tu ritmo cardíaco con alguien, y no, no es sólo en situaciones sexuales”, manifiesta Bonior. Ella aconseja a las parejas compartir momentos en los que ejerciten su cuerpo, ya sea desde caminatas por el parque, hasta ir al gimnasio juntos. Además de afianzar los lazos entre ambos, esto les será de provecho en su salud personal.

Tener contacto físico con tu pareja te ayuda a incrementar la empatía y generosidad y consolidar su relación a largo plazo. Bonior aconseja dar pequeños gestos como desear buenas noches con un beso, o abrazar al despedirse. Ella sostiene que de la misma manera en que estas acciones tienen significado, la falta de las mismas también lo tienen. Por lo cual no se debe subestimar el contacto físico con la pareja.

Los halagos actúan de la misma manera en que ser agradecidos demuestra la apreciación de la pareja. A veces se puede dar por sentado que la otra persona sabe cuáles son los sentimientos que hay de por medio; y entonces se olvida decirle elogios. Sin embargo, esta actitud puede hacer que la pareja se sienta alejada y hasta comience a tener dudas con respecto a su amor. Es por ello que Bonior señala: “Amas a esta persona. Dile por qué de vez en cuando y esto hará que ambos se sientan bien.”

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Es bueno agregar a tu ex en Facebook?

Las redes sociales han cobrado mucha relevancia en la vida cotidiana de las personas. Por lo tanto, no es sorprendente que también se hayan hecho parte de las relaciones amorosas. Aunque facilitan la comunicación entre las parejas, también pueden causar conflictos y divisiones; especialmente cuando uno de ellos se hace “amigo” en Facebook con su pareja anterior.

Joyce Baptist, profesora asociada de matrimonio y terapia familiar de la Universidad del Estado de Kansas, realizó un estudio con casi 7.000 parejas que utilizan redes sociales. Ella descubrió que cuando alguien se comunica con una persona a la que percibe como físicamente atractiva, crea un contacto platónico que puede llegar al límite; y el cual, puede terminar en engaño. Baptist aconseja que las parejas deben discutir y establecer qué es permitido y qué no lo es, cuando se trata de la comunicación por medio de redes sociales con otras personas.

Ella también aconseja que lo mejor es evitar mantener conversaciones con las ex parejas, pues todas las relaciones amorosas tienen altos y bajos; y la intrusión de un romance pasado podría destruir la relación actual. “Sólo porque ves que su novia o novio de la escuela secundaria está en Facebook no significa que necesitas hacerte “amigo” de ellos.”, asegura Baptist. “Cuando te encuentras con un viejo amor u otra persona atractiva en las redes sociales, la pregunta que debes hacer es: ¿La comunicación con esta otra persona realzará mi relación o la dañará?”.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Con quién me casaré? 10 consejos a la hora de buscar pareja

Dicen que esta es una de las preguntas más difíciles de responder para las personas que piensan entrar en este “reto”, quizás porque es una decisión que no podrán cambiar fácilmente. De hecho, las palabras que sellan este pacto son “Hasta que la muerte los separe”.

A veces pasamos tanto tiempo pensando en nuestra contraparte en el matrimonio, escogiendo el mejor partido, pasando por un elaborado “checklist” de requisitos bajo los cuales podamos estar más seguros de tomar la mejor decisión, que olvidamos concentrarnos en nosotros mismos y en sí estamos preparados para casarnos.

Todo aquel que piense en casarse, debería tener muy claro que Dios instituyó el matrimonio y junto con él, también dejo un sin número de consejos e indicaciones en la biblia que debemos tener en cuenta antes de tomar la gran decisión.

Es por eso que te traemos diez consejos, extraídos de un solo verso en la Biblia que serán útiles para aquellos que quieren empezar este nuevo viaje o para aquellos que ya se aventuraron.

10 cosas que deberías saber de un matrimonio basadas en génesis 2:24

Por tanto el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.
Génesis 2:24

1. El hombre: El matrimonio es para personas maduras o por lo menos dispuestas a madurar. El hombre debe entender que su esposa no es su mamá y no debe comportarse como un niño. Por otra parte, la mujer tampoco debe intentar ser su mamá pretendiendo cambiar todo lo que no le gusta de él. Además, debe entender que su esposo no está para seguir complaciéndola como su padre sino para bendecirla.

2. Dejará: Hay cosas que se deben quedar en la casa de cada uno y no deben traerse al matrimonio, intentando que el otro las acepte. Por el contrario, debemos tener una actitud de cambio y tolerancia constante.

3. A su padre: Mujeres, ya papá no estará ahí para pagar las cuentas y tampoco estará para hacernos sentir la princesa de la casa.

4. A su madre: Hombre, tu mamá ya no estará para limpiar el desorden. Mujer, mamá tampoco estará para hablar las 40.000 palabras al día que necesita hablar una mujer, ahora debes saber que tu esposo solo habla 20.000 y quizás en ocasiones eso sea frustrante.

5. Y se unirá: Ahora esta nueva unidad tiene prioridad sobre todas las relaciones previas o futuras. La armonía de la unidad deberá primar siempre. Quizás cada uno tenga un espacio para compartir gustos, amigos, lugares, pero en ese espacio siempre el otro debe tener entrada y aceptación.

6. A su mujer (hombre): La unidad debe ser a todo lo que es el otro, las virtudes y los defectos son parte del mismo todo y deberán ocuparse en hallar la manera de resaltar las primeras y trabajar para corregir las segundas. No se puede amar la rosa y no querer las espinas.

7. Y serán: Deben saber que tanto el hombre como la mujer están en un nuevo proceso de aprendizaje donde será vital la confianza, el respeto, la tolerancia y sobre todo pensar bien acerca del otro. Nada les puede enseñar más acerca del matrimonio que estar casados.

8. Una sola carne: Cada uno debe ser diligente en cuidar y respetar el cuerpo de su pareja como propio. La tendencia carnal es hacer “lo que me hace sentir bien” en vez de considerar lo que beneficiará al esposo(a). Y este egocentrismo es la rutina en la que comúnmente caen los matrimonios, “una vez terminada la luna de miel.” En lugar de pensar en la manera en que sus necesidades no han sido satisfechas, debe permanecer concentrado en suplir las necesidades de su esposo(a).

9. Una sola carne: El esposo es la mejor carta de presentación de la esposa y viceversa, bastará con mirar a la esposa para conocer al esposo y también bastará mirar al esposo para conocer a la esposa.

10.Una sola carne: Esta nueva carne se llama familia y según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Debe ser un símbolo de unidad permanente a pesar de la distancia y aunque hayan dejado a padre y madre no deben olvidarlos y por el contrario deben honrarlos para ser de larga vida.

Desear una relación, y aun más, entrar el en compromiso del matrimonio es honorable. Mas honorable aún, es desear entrar con ideas claras y con un deseo de cumplir como integrante clave de la unión.

¿Las parejas felices suben de peso?

En una investigación hecha por en Centro Nacional de Biotecnología, en los Estados Unidos, se analizó a 169 parejas por un periodo de cuatro años. Estos recién casados eran pesados dos veces al año y eran evaluados en cuanto a su satisfacción matrimonial. Cuando este estudio concluyó, los investigadores determinaron que las parejas que eran felices en sus matrimonios ganaban peso; mientras que, aquellos que eran infelices en su relación perdían peso y terminaban divorciándose.

La justificación para que las parejas felices ganaran peso, es que las personas que encontraban a su pareja ideal no tenían la necesidad de impresionar a nadie más. Esto significa que preferían pasar tiempo juntos en vez de hacer actividades físicas. Además, la convivencia hacía que ambos se adapten a las costumbres alimenticias del otro, y se sientan seguros con los cambios en sus cuerpos. Por otra parte, las personas que eran infelices en sus matrimonios preferían mantenerse en forma para buscar un posible nuevo romance.

Sin embargo, esto no quiere decir que todas las parejas felices deben subir de peso; sino más bien que deben de tener cuidado en cuanto a su salud. La conductora de la investigación, la Piscóloga Andrea L. Meltzer afirma que: “Al centrarse más en el peso en términos de implicaciones de salud en comparación con las implicaciones de apariencia, las parejas satisfechas pueden ser capaces de evitar potencialmente el aumento de peso no saludable, con el tiempo en sus matrimonios”. Esto quiere decir que las parejas felices se preocupan por su peso por medidas de salud, y no por cuestión de apariencia.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Parejas: 16 ideas para celebrar el Día del Amor

“El mejor uso de la vida es el amor. La mejor expresión del amor es el tiempo. El mejor momento para amar es ahora.” – Rick Warren

Regalar flores, chocolates, globos, y peluches en el Día del Amor se ha convertido en una tradición; así como también salir al cine o cenas románticas. Aunque estas prácticas son excelentes maneras de demostrar amor, existen otras formas con las cuales se puede celebrar este día.

Para aquellas parejas que quieran salir de la rutina y hacer algo diferente, aquí hay algunas ideas para pasar este día de una manera no convencional:
valentines1

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

7 señales de que estás en una relación tóxica

Todas las relaciones amorosas atraviesan buenos y malos momentos, pero sin duda las que son tóxicas destruyen a las personas y las envuelve en una trampa de la cual puede ser difícil salir. Es por ello que se debe estar atento a las señales de alerta que indican que algo está mal en una relación. Éstas son algunas de ellas:

1. Evitan conversar sobre sus problemas:

Cuando hay conflictos en una relación, lo más recomendable es que se busque una solución de inmediato, en lugar de posponer el tema. Si se dilata el tiempo en que trata un problema, éste tiene una gran probabilidad de crecer y herir a las personas involucradas. Por lo tanto, no es saludable pensar que una dificultad se solucionará sola. En vez de ello se deben crear caminos para que la comunicación sea fluida entre ambas partes y se pueda llegar a un acuerdo.

2. No maduran con el tiempo:

Aunque las parejas no están para resolver los conflictos emocionales ni psicológicos de sus compañeros; una relación sana hace que ambos maduren y sean mejores personas. Esto se debe a que el uno y el otro buscan el progreso individual para que sea disfrutado en pareja. Esto quiere decir que buscan ser mejores por sus parejas; lo cual es un reflejo de que ponen a su pareja antes que a ellos mismos. En cambio, una relación tóxica no permite el crecimiento de ninguno de los participantes y siempre huye del compromiso.

3. No tienen las mismas metas:

Las personas que llevan muchos años de matrimonio saben que no se puede tener una relación larga y feliz si ambos no tienen la misma visión con respecto al futuro. Una relación tóxica vive en el presente y evita hablar sobre el futuro porque los involucrados no comparten las mismas metas. Si bien cada uno puede tener ambiciones personales, ambos deben de tener en claro qué es lo que quieren lograr con su relación; de lo contrario, estarán en un noviazgo sin propósito.

4. Siempre están juntos:

Pese a que es comprensible que las parejas quieran compartir el máximo tiempo juntos, todo ser humano requiere desarrollarse de manera individual y compartir distintos vínculos con otras personas además de sus parejas. Una relación tóxica crea un mundo exclusivo, ajeno a la realidad y alejado de todos los que los rodean. Mientras que una pareja en una relación saludable sabe distribuir su tiempo con sabiduría.

5. Uno es dominante en la relación:

En una relación tóxica hay una persona que cree que tiene derecho a dominar a otra porque tiene más recursos económicos, estudios, entre otras cosas. Este comportamiento, además de vislumbrar síntomas de posible abuso físico y/o psicológico en el futuro, es una clara demostración de que lo que siente no es amor. En una relación sana, ambos participantes entienden que están en el mismo nivel y que amarse no significa dominar.

6. Son celosos:

Algunos dicen que los celos son muestra de que alguien se preocupa por otra y, aunque hay algo de verdad en esa afirmación, los celos excesivos manifiestan problemas emocionales. Esta actitud puede destruir llevar a querer controlar a la pareja y termina destruyendo el vínculo que se tiene. Por otra parte, las relaciones saludables están basadas en la confianza mutua y el apoyo incondicional.

7. Quieren cambiar a su pareja:

La persona perfecta no existe, y cuando en una relación se intenta cambia a alguien para que se encaje en el ideal que se tiene, entonces se convierte en una relación tóxica. En lugar de querer cambiar a la pareja, se debe aceptar tal y como es.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

10 metas anuales para parejas

“La palabra «romance» de acuerdo al diccionario, significa emoción, aventura, y algo extremadamente real. El romance debería durar toda la vida”. — Billy Graham.

Las parejas que se conforman con vivir una rutina pronto se ven estancados en la monotonía y terminan por no encontrarle sentido a su romance. Para que esto no suceda, se debe trabajar en equipo y ayudar a que su relación crezca cada día. Una buena manera de lograrlo es estableciendo metas que se puedan alcanzar en el año. Éstas son algunas sugerencias:

1. Compartir actividades juntos:

Debido a las diferentes actividades que realizamos en el día, a veces puede ser un poco difícil encontrar tiempo en pareja; sin embargo, compartir momentos es esencial para cualquier relación. Para ello pueden buscar actividades que ambos puedan disfrutar y aprovechar el tiempo, no sólo para estar juntos, sino también para desarrollar sus habilidades individuales.

2. Poner tus necesidades en segundo lugar:

Es importante darse cuenta si en la relación solo se habla de uno mismo. Si esto ocurre, entonces no existe amor. El verdadero amor pone las necesidades de la otra persona por encima de las propias y siempre busca el bienestar ajeno. Esto se logra cuando se hacen pequeñas acciones diarias y significativas.

3. Demostrar amor diariamente:

Demostrar amor no significa necesariamente dar regalos sino mostrar pequeños gestos de cortesía y que demuestren los sentimientos hacia la otra persona. No basta con decir “te amo” cada día, sino realizar acciones que prueben que su relación está más allá de las palabras.

4. Comunicarse mejor:

Todas las personas que están casadas por muchos años saben que el secreto para una relación duradera y feliz es la comunicación efectiva. El peor error que cometen algunas parejas es guardar sus pensamientos y no decírselos a la persona amada de una manera correcta. El resultado son las peleas que terminan con las relaciones. Para evitar este hecho se debe aprender a decir las cosas con sabiduría y siempre con el objetivo de hallar una solución y no de agrandar el problema.

5. Ser más pacientes:

Por más que dos personas parezcan compartir gustos similares, nadie es igual a otra; por lo tanto se debe ser paciente y entender que no todos reaccionan de la misma manera que uno. Antes de enojarse o actuar de manera precipitada, respira profundamente y sé paciente. Recuerda que un factor importante para una relación amorosa saludable es la tolerancia.

6. Perdonar y olvidar:

No existe una pareja que tenga la relación perfecta. Todos atraviesan momentos difíciles que deben superar y de los cuales deben aprender; por lo que después de un conflicto es importante perdonar y olvidar. Traer de vuelta un tema que se ha superado en el pasado equivale a retroceder y no a avanzar; así que, este año propónganse a dejar de hablar del pasado y enfocarse en su presente y futuro.

7. Mantenerse sanos:

Hacer ejercicio y compartir comidas saludables juntos es una idea conveniente para obtener beneficios personales y compartir momentos en pareja. Darle importancia a la salud es una manera de demostrar amor, pues quien no se ama a sí mismo, no puede amar a los demás.

9. Aprender y estudiarse mutuamente:

Sin importar cuánto tiempo conozcas a tu pareja, nunca dejes de analizar sus gustos, costumbres, alegrías, tristezas, etc. El aprendizaje lleva al mejor conocimiento sobre algo, y en las relaciones ocurre de la misma manera; por lo tanto, nunca dejes de estudiar a tu pareja y saber sobre él o ella como si fuera la primera vez que se conocen.

10. Revivir la llama del amor:

Encuentren maneras de enamorarse mutuamente y demostrar con acciones lo que se pronuncia en palabras. Revivan aquellos recuerdos especiales que les unió y creen nuevos momentos de los cuales puedan hablar cuando pase el tiempo. Recuerden que cada pareja es única y por lo tanto deben tener maneras exclusivas de celebrar su amor, en lugar de tratar de imitar a otros.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Papá – no – el

Es curioso que la mayoría de las personas no saben a quién agradecer. En diferentes oportunidades se puede observar que existen hijos que no valoran todo el sacrificio que sus padres realizaron en el transcurso de su crecimiento y dan todo por una novia que los humilla o simplemente tienen poco tiempo de conocer.

Puede pasar lo mismo con el matrimonio, cuando la esposa hace una entrega total de amor y respeto, mientras que el esposo es desleal en su compromiso,  jugando con los sentimientos de las involucradas. Lamentablemente estos casos se observan a diario y cada vez aumenta el número de malagradecidos.

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8

Del mismo modo sucede en “Navidad”,  la noche de paz y amor es un recuerdo del nacimiento del Salvador en un pesebre. Jesús no nació la fecha exacta de noche buena, pero recordamos su llegada al mundo y lo que hizo por nosotros. Lamentablemente en lugar de darle las gracias por ese amor y el sacrificio que hizo, desviamos nuestra mirada a un hombre de traje rojo que no hizo nada, no es papá Noel, es “papá, No él”.

Festejar la Navidad en el hogar, es reflexionar sobre  a quién debes agradecer. Primeramente pide al Señor que sea el primer invitado en tu hogar, dale gracias por todo lo que hizo por ti y dedícale esta noche.
¡Recuerda que la navidad no se trata de un señor que viene a repartir regalos, sino de alguien que te ama y dio su vida por ti!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend