Las llamo súper comidas por la cantidad de beneficios que tienen para la salud. Y son las siguientes:

1- Las lentejas: Están llenas de antioxidantes que bajan los riesgos de cáncer, diabetes y problemas del corazón. Tienen minerales como hierro, zinc y potasio que son necesarios para nuestro cuerpo. Prueba reemplazar la mitad de carne molida que usas en tus hamburguesas por lentejas y le pones un huevo batido a la mezcla para que se compacte.

2- Pasta de tomate: No salsa y tampoco Ketchup. Pasta. Casi siempre se dice que fresco y al natural es mejor cuando hablamos de frutas y vegetales, pero con esta fruta, el tomate, los beneficios se absorben mejor cuando son cocidos. Esto, porque al cocinarlos se hace más fácil para nuestro organismo, capturar el licopeno, un antioxidante que protege también de ciertos tipos de cáncer y puede ayudar a reducir la apariencia de arrugas al eliminar daños causados por radiaciones ultra violetas. ¡Y solo dos cucharadas de pasta de tomate tiene más del triple de licopeno que un tomate fresco mediano!

3- La cebada: Este grano es tan sabroso como saludable para nosotros. Es rico en fibra, lo que puede reducir el riesgo de cáncer de colon y baja el colesterol y por eso ayuda a nuestro corazón. Una excelente fuente de proteínas es un caldo de pollo hecho con partes del pollo con huesos y le agregas ½ taza de cebada cocida. Te va a quitar el hambre y te ayuda con la digestión.

4- Alcachofas: Este complejo vegetal del que solo podemos comer partes de las hojas y el corazón, bien vale la pena el esfuerzo de cocinarlos. Son ricos en fibra soluble y en antioxidantes. Se considera por esto que tienen propiedades anti edad. Estos antioxidantes protegen al cuerpo de daño celular al combatir los radicales libres y eso ayuda también a prevenir el Alzheimer. También contienen potentes compuestos anti inflamatorios. Son ricas en vitamina C y magnesio. Para escogerlas, pésalas en tus manos. Las más pesadas son las que están más frescas.

Te interesa:  ¿Cómo celebran la Pascua los judíos?

5- Semillas de chía: Tiene la habilidad de incrementar la saciedad y hacernos sentir llenas. Por esto muchas personas complementan su dieta con ellas, ya sea en un batido o en su plato de avena, en su tortilla o huevos de la mañana e incluso en sus ensaladas. Absorben diez veces su peso en agua y crean una sustancia gelatinosa que se mueve lentamente por nuestro sistema digestivo. Funcionan como una esponja que absorbe la glucosa y mantiene así los niveles de azúcar estables. También son ricas en calcio, hierro y zinc.

6- Perejil: El perejil, aunque normalmente se usa como adorno para las comidas, y la mayoría de las personas las deja a un lado del plato, es una hierba que da sabor y no agrega casi calorías. Una cucharada de perejil tiene una sola caloría. También es rica en antioxidantes y tiene vitamina K, crucial para huesos fuertes y saludables. Puedes hacer una salsa pesto, sustituyendo la albahaca por perejil.

7- El coliflor: Puedes llenar tu plato con este vegetal las veces que lo desees. Tiene propiedades antiinflamatorias y promueve la desintoxicación. Cargados en vitamina C y otros antioxidantes, lo puedes comer al vapor; o como está muy de moda ahora comerlo: rallado y como reemplazo del arroz. Para prepararlo, lo puedes rallar a mano o lo metes en el procesador y luego lo cocinas con un poco de caldo de pollo, un poquito de ajo y luego que hierva lo dejas de 5 a 8 minutos, de acuerdo a tu gusto y sustituyes así muchas calorías y carbohidratos que contienen otros acompañantes.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta