Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 2 minutos

En la primera parte de esta publicación titulada El Placer Doloroso, explicaba que según que una fuente informativa, el término pornografía se refiere a todos aquellos materiales, imágenes o reproducciones que representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual de toda persona que la utiliza, sea un adolescente, un hombre o una mujer.  Es importante detallar que fuentes que investigan y realizan estudios de mercado, reflejan un alto consumo porno en Latinoamérica el cual va en aumento año tras año.

El total estimado de ingresos generados por la industria XXX, supera por mucho el ingreso combinado de algunas de las compañías más rentables en la industria de la tecnología (Google, Amazon, Microsoft, Ebay, Yahoo, Apple).

Hace unos días revisaba una noticia en un periódico en línea, donde se promovía el uso de la pornografía como alternativa para avivar la intimidad sexual en el matrimonio.  Incluso descaradamente recomendaba que fuera utilizada por personas en relación de noviazgo como metodología experimental para disipar temores antes de formalizar una vida sexual marital.  Irónicamente el contenido informativo, establecía la importancia del acuerdo mutuo entre las personas que decidieran consumirla. La advertencia fue presentada como acción preventiva a los sentimientos de culpa, rechazo, baja estima o desconfianza que pudiera producir su uso posterior al experimento virtual.

Conversando en El Antivirus con el consejero clínico pastoral, Aquiles Fuenmayor, aprendimos que es una trampa pensar que la pornografía es una buena idea para eliminar la monotonía en la relación de casados.  Es un hecho probado, que la pornografía es un placer que destruye y desintegra al individuo de la familia, del matrimonio y de la sociedad. Es un alto precio a pagar. El aparente deleite con la pornografía, se transforma en una actividad adictiva. Cada vez reclama más tiempo, y mayores sensaciones, que pueden llegar a ser destructivas, enfermizas y hasta puede involucrar conductas anormales. En muchos casos, personas se satisfacen si están en orgias o en actividades con animales, llamado bestialismo.

Aquí presento algunos datos de esta destructora industria que mueve millones de actividades en la red dirigidas al consumo de este veneno mundial llamado pornografía:

• Cada segundo se gastan un estimado de $4,000 dólares y 28,000 personas buscan algún contenido o vinculo pornográfico
• Existen 5 millones de pórtales cibernéticos, 500 millones de páginas en línea, 2.5 billones de correos electrónicos, 1.5 billones de contenido pornográfico son bajados a computadoras personales
• 48% de personas cristianas que usan la Internet aceptan que la pornografía es su mayor problema en el hogar

A pesar que es muy poderosa, y está accesible a un botón, hay oportunidad de ser libres. Hoy se puede evitar tener contacto con ella. Cada familia que se ha expuesto a este virus, puede ganar la batalla y traer sanidad a todos los miembros que la han usado.  Igualmente los matrimonios pueden disfrutar felizmente sus actividades sexuales, y satisfacerse mutuamente sin depender del uso de la pornografía.

Finalmente, recordemos lo que dijo el apóstol Pablo acerca de la libertad que produce en nosotros el señorio de Jesucristo: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. (2da Co. 5:17  -RV60)

Lo mejor de la vida para ti y los tuyos!  Si desea leer la p¡rimera parte de este artículo presiona AQUI.

Puedes ver todo lo que hacemos en El Antivirus apretando aquí: https://cvclavoz.com/shows/el-antivirus/chat-antivirus/


Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta