Pregúntale a Andres – Quiero salir más rápido de mis deudas

Pregúntale a Andres – Quiero salir más rápido de mis deudas

Andrés,

Ya me contagiaste las ganas para salir de las deudas. Necesito más ingresos porque, con solo mi sueldo, me tomaría mucho tiempo. ¿Cómo le hago para empezar? Sé hacer maquillaje y sé que sería buena para limpiar casas.

Magdalena,

Chicago, IL

Hola Magdalena:

Qué bueno que se te pegó el virus “antideudas”. Más que virus, cuando cierras los ojos y te imaginas tu vida sin deudas, haces lo que sea por estar ahí lo antes posible, especialmente si has sentido la presión de las deudas. Una señora que salió de sus deudas lo describió de la siguiente manera: “el aire se respira más fresco, el sol brilla más y, no es por nada, pero hasta mi viejo se ve más guapo”.

A veces, con solo recortar gastos puedes atacar las deudas y terminar pronto. Para muchos, a quienes sus ingresos solo dan para lo necesario, no hay mucho que cortar e incrementar los ingresos es la única opción para acelerar el proceso para salir de las deudas. Por ejemplo, una persona que debe $9,000 dólares y decide incrementar su pago mensual de $150 dólares a $300 dólares, le tomaría 30 meses salir. Aunque 30 meses es rápido en comparación a solo mandar el mínimo, si esa misma persona mandara $900 dólares, saldría en solo 10 meses. Cuando uno escucha que puede ser libre en solo 10 meses, los 30 de los que te hablé primero se te hacen muuuyyy laaargos. Algo mágico sucede cuando ves que la puerta de salida está a solo 10 meses. Míralo en calendario, si empiezas ahora, para el Día de Acción de Gracias, ya no tendrás deuda.

Estamos en la mejor época que ha existido para correr la voz y buscar clientes para tu nuevo negocio. Te recomiendo que empieces por decirle a todos tus amigos y familiares de tu nuevo servicio de maquillaje para bodas, quinceañeras, graduaciones, bautizos, baby showers, aniversarios, etc. Empieza a maquillar a unas cuantas amigas y familiares para poner fotos en las redes sociales frecuentemente. Dile a tus hijas, sobrinas, amigas y vecinas que te ayuden a correr la voz con sus amigas en las redes sociales.

En cuanto a limpiar casas, es un poco más complicado. Muchos creen que este tipo de negocio solo se trata de limpiar bien, pero están equivocados. Es un negocio de confianza. Empieza por ir con tu jefe o el jefe de tu esposo si en este momento estás como ama de casa. Si ellos les tienen confianza a ustedes, hasta podría ser que ellos mismos te contraten, pero, lo más seguro es que te recomienden con sus conocidos. Al más mínimo detalle de falta de confianza, los clientes te dicen que ya no llegues; así que, sé muy, pero muy cuidadosa con las cosas ajenas. Algo más que tienes que considerar en esta opción es que toma tiempo hacer tus clientes si quieres ganar bien.  Si quieres empezar rápido y alguien te contrata para ayudarle, entonces no ganarías mucho, aunque podrías aprender cómo se maneja el negocio.

Haz un plan, por escrito, con mucho detalle para saber cuánto necesitas mandar mensualmente para salir de esto como rayo. Si tienes hijos, siéntense todos como familia a platicar y permite que vean las deudas y el plan.  Pídeles su opinión sobre qué más pueden hacer como familia para vencer al monstruo de las deudas y especialmente, cómo y en qué van a ayudar ellos. Luego a ponerlo en práctica para alcanzar en poco tiempo la ¡¡¡PAZ FINANCIERA!!!

Andrés

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana

CVCLAVOZ

. El presente se escribió en su totalidad por un ser humano, sin uso de ChatGPT o alguna otra herramienta de inteligencia artificial.

CVCLAVOZ

Facebook
Twitter
Email
LinkedIn
WhatsApp

No pierdas tu tiempo para ganar dinero

En ocasiones olvidamos el orden de nuestras prioridades y escogemos perder el tiempo para ganar dinero, ¿te ha pasado?

Cómo debe ser un padre, según la Biblia

La Biblia nos dice cómo debe ser un padre con sus hijos y cómo su rol de papá impacta la vida de toda una generación.

¿Sabes qué pedir?

Cuando oras, ¿sabes qué pedir? ¿sabes qué te conviene? A veces no recibimos la respuesta que esperamos porque no pedimos sabiamente.

Tiempo de lectura:

2 minutes

Autor

Comentarios

Topic

Likes

0

Deja un comentario