Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: 3 minutos

El poder del diablo y los demonios es real, pero la Biblia nos dice que no debemos temer ni vivir aterrorizados. Esto no significa que podemos ignorar los ataques espirituales o afirmar que no existen, sino que debemos aferrarnos de la mano de Dios y confiar en Su poder.

En la Biblia encontramos varios ejemplos de cómo Satanás y los demonios pueden influir en la realidad, y que la batalla espiritual está presente en nuestro medio, por más que no la veamos. Pero aunque todo esto suceda, tenemos la tranquilidad y seguridad de que Jesús ya venció al maligno, así que en Él estamos seguros.

Por qué no debes temer al diablo ni a los demonios

Ellos temen a Dios

Tú dices tener fe porque crees que hay un solo Dios. ¡Bien hecho! Aun los demonios lo creen y tiemblan aterrorizados.

Santiago 2:19 (NTV)

A lo largo de la historia, los demonios han sido retratados como seres macabros que tienen poder sobre las personas; pero la Biblia dice que Jesús ya los derrotó.

En Mateo 8:29 y Marcos 1:24 está la historia de un hombre que vivía poseído por muchos demonios. Cuando Jesús llegó a la zona, los demonios reconocieron Su poder y soberanía, y le pidieron permiso para salir del hombre y habitar en un grupo de cerdos.

Este hecho nos demuestra que por más aterradores que sea Satanás y los demonios, ellos no pueden disputar ni desafiar el poder de Dios.

Están sujetos a Cristo

Y los demonios le rogaron: «Si nos expulsas, permítenos ir a aquel hato de cerdos.» Él les dijo: «Vayan.» Ellos salieron, y se fueron a los cerdos, y todo el hato se lanzó al lago por un despeñadero, y perecieron ahogados.

Mateo 8:31-32 (RVC)

En las Sagradas Escrituras leemos que las huestes espirituales malignas no solo tienen miedo de Dios, sino que están obligadas a obedecerle. Esto significa que nada de lo que nos hagan tiene más autoridad que lo que dice el Señor: si Él nos libera, el diablo no puede atarnos.

No pueden separarnos del amor de Dios

Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los poderes diabólicos, ni lo presente, ni lo que vendrá en el futuro, ni poderes espirituales, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarnos del amor de Dios que se encuentra en nuestro Señor Jesucristo.

Romanos 8:38-39 (PDT)

Por más que suframos de ataques espirituales y pasemos por pruebas difíciles, nada de lo que suceda puede separarnos del amor de Dios. Saber esto nos da la garantía de que Él no nos abandonará y siempre estaremos bajo Su cuidado.

No pueden contra el Espíritu Santo

…el Espíritu que vive en ustedes es más poderoso que el espíritu que vive en el mundo.

1 Juan 4:4 (NTV)

Jesús nos dejó al Espíritu Santo como un regalo, y una vez que lo tenemos, podemos desarrollar una conexión más cercana con Dios. Y si estamos firmes en esa relación, entonces podemos sentirnos protegidos porque ningún ataque del diablo puede hacer frente al Espíritu Santo.

Ya han sido juzgados por Dios

Así pasó también con los ángeles que rechazaron y abandonaron el lugar de honor que Dios les había dado. Dios los tiene atados para siempre con cadenas, y están encerrados en lugares oscuros, hasta que llegue el gran día del juicio final.

Judas 1:6 (TLA)

Y el diablo, que los había engañado, será arrojado al lago donde el azufre arde en llamas, donde también fueron arrojados el monstruo y el falso profeta. Allí serán atormentados todos ellos para siempre, de día y de noche.

Apocalipsis 20:10 (TLA)

La Biblia nos dice que los demonios son ángeles que se rebelaron contra Dios, y ya recibieron el castigo de ser apartados de Su presencia. Además nos dice que en el juicio final, ellos serán juzgados de acuerdo a lo que hicieron y serán atormentados por la eternidad.

A diferencia del diablo y los demonios, nosotros tenemos a un abogado, que es Jesús, y Dios nos juzgará con justicia y gracia. Por lo tanto, no podemos temer a las huestes espirituales pues Jesús ya los derrotó.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

1
2
2
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta