Biblia Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Biblia”

¿Confías más en la Biblia o los líderes? 1

¿Confías más en la Biblia o los líderes?



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos sobre la sanidad 2

Versículos bíblicos sobre la sanidad

Las enfermedades y males abundan hoy en día. Muchas de ellas vienen como consecuencia de nuestro descuido; otras son producto de factores que escapan de nuestras manos. Hay mucho que no podemos controlar, pero Dios está a cargo de todo y la Biblia nos ofrece paz en momentos como estos.

A continuación hay algunos versículos bíblicos que hablan sobre cómo Dios puede sanar.

≪Les dijo: “Yo soy su Dios. Yo soy quien les da salud. Si ustedes prestan atención a mis consejos y obedecen estos mandamientos y estas leyes que hoy les doy, y hacen sólo lo bueno, no los castigaré como a los egipcios”.≫

Éxodo 15:26 (TLA)

≪Si adoras al Señor tu Dios, él bendecirá tu alimento y tu agua. Yo alejaré de ti la enfermedad.≫

Éxodo 23:25 (PDT)

≪¡Miren ahora, yo mismo soy Dios! ¡No hay otro dios aparte de mí! Yo soy el que mata y el que da vida, soy el que hiere y el que sana. ¡Nadie puede ser librado de mi mano poderosa!≫

Deuteronomio 32:39 (NTV)

≪Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo; sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen.≫

Salmos 6:2 (RVR1960)

≪Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste.≫

Salmos 30:2 (RVR1960)

≪Señor, tu disciplina es buena, porque lleva a la vida y a la salud. ¡Tú restauras mi salud y me permites vivir!≫

Isaías 38:16 (NTV)

≪¡Sáname, Señor, y recobraré la salud! ¡Sálvame, y quedaré a salvo! ¡Tú eres la razón de mi alabanza!≫

Santiago 5:15 (RVC)

≪Si alguno está enfermo, que haga llamar a los ancianos líderes de la iglesia para que oren por él y para que lo unjan con aceite en el nombre del Señor. Si esa oración es hecha con fe, sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Si ha pecado, el Señor lo perdonará.≫

Santiago 5:14-15 (PDT)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué dice la Biblia sobre hacer ejercicio? 3

¿Qué dice la Biblia sobre hacer ejercicio?

No hay un mandamiento en la Biblia que diga textualmente: ≪os ejercitaréis a diario≫. Y quizá por esa razón muchos creen que no es necesario hacer actividad física. Sin embargo, hay otros versículos en la Biblia que nos dan una idea con respecto a este tema.

Una parte en 1 Timoteo 4:7-8 (RVR1960) dice: ≪ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso≫. Algunos pueden creer que este pasaje es una justificación para no hacer ejercicio ya que la misma Biblia indica que tiene pocos beneficios. No obstante, cuando leemos el contexto podemos entender que Pablo se refería a que de nada vale el ejercicio físico si descuidamos nuestra salud espiritual. En otra versión, el versículo 8 y 9 dicen:

≪Es verdad que el ejercicio físico ayuda a que todo el cuerpo esté sano, pero es mucho mejor esforzarse por confiar cada vez más en Dios, porque nos hace bien aquí en la tierra y también nos servirá cuando vivamos en el cielo. Esto es una verdad que podemos creer, y debemos creer.≫

1 Timoteo 4:8-9 (TLA)

Esos textos no restan importancia al ejercicio, sino que puntualizan el aspecto espiritual. Lo cual significa que debemos prestar atención a la salud física y también a la espiritual.

Asimismo 1 Corintios 10:31 (RVC) dice: ≪si ustedes comen o beben, o hacen alguna otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios≫. Este pasaje concuerda con 1 Corintios 6:19 (TLA), en donde dice: ≪el cuerpo de ustedes es como un templo, y en ese templo vive el Espíritu Santo que Dios les ha dado. Ustedes no son sus propios dueños≫. Ambos pasajes nos dan a entender que el mantenimiento de nuestro cuerpo es nuestra responsabilidad; no porque sea nuestro cuerpo, sino porque es propiedad de Dios. Si comemos, nos ejercitamos o cualquier otra cosa que hagamos a favor de nuestra salud debe ser para darle la gloria a Dios.

Si descuidamos nuestra salud física estamos descuidando el tempo del Espíritu Santo (que es nuestro cuerpo) y por lo tanto, estamos deshonrando a Dios. Debemos ejercitarnos porque es una manera con la cual estamos cuidando nuestro cuerpo; la Biblia no nos dice literalmente que debemos de hacer ejercicio, pero sí nos insta a hacer todo lo que sea posible para honrar a Dios también en la parte física.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos bíblicos para evangelizar 4

Versículos bíblicos para evangelizar

Compartir a Jesús es nuestra misión en la Tierra. Como cristianos debemos hablar de nuestra fe y demostrarlo a través de nuestras acciones para que otros también puedan ser salvos. Para evangelizar podemos utilizar versículos bíblicos que hablan acerca del pecado, la esperanza de salvación y el perdón de Dios. Estos son algunos textos de la Biblia:

≪Tengo que admitir que soy malo de nacimiento, y que desde antes de nacer ya era un pecador.≫

Salmos 51:5 (TLA)

≪¡Él fue herido y maltratado por los pecados nuestros! ¡Se le castigó para que nosotros tuviéramos paz, lo azotaron y nosotros fuimos sanados por su sufrimiento!≫

Isaías 53:5 (NBV)

≪Pero las maldades cometidas por ustedes han levantado una barrera entre ustedes y Dios; sus pecados han hecho que él se cubra la cara y que no los quiera oír.≫

Isaías 59:2 (DHH)

≪Luego dijo Jesús: “Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso”.≫

Mateo 11:28 (NTV)

≪Si ustedes no cambian su manera de vivir ni obedecen a Dios, de seguro morirán.≫

Lucas 13:3 (TLA)

≪Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo único para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.≫

Juan 3:16-17 (PDT)

≪Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.≫

Juan 3:3 (RVR1960)

≪Los que creen en el Hijo de Dios tienen vida eterna. Los que no obedecen al Hijo nunca tendrán vida eterna, sino que permanecen bajo la ira del juicio de Dios.≫

Juan 3:36 (NTV)

≪¡Sólo en Jesús hay salvación! No hay otro nombre en este mundo por el cual los seres humanos podamos ser salvos.≫

Hechos 4:12 (PDT)

≪La Biblia nos lo dice:

Nadie es justo. Nadie entiende nada, ni quiere buscar a Dios. Todos se han alejado de él; todos se han vuelto malos. Nadie, absolutamente nadie, quiere hacer lo bueno.≫

Romanos 3:10-12 (TLA)

≪Pues todos hemos pecado; nadie puede alcanzar la meta gloriosa establecida por Dios. Sin embargo, Dios nos declara justos gratuita y bondadosamente por medio de Cristo Jesús, quien nos liberó del castigo de nuestros pecados.≫

Romanos 3:23-24 (NTV)

≪Dios mostró el gran amor que nos tiene al enviar a Cristo a morir por nosotros cuando todavía éramos pecadores.≫

Romanos 5:8 (NTV)

≪Pues la paga que deja el pecado es la muerte, pero el regalo que Dios da es la vida eterna por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.≫

Romanos 6:23 (NTV)

≪Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo.≫

Romanos 10:9 (RVC)

≪Pues la Biblia también dice: “Dios salvará a los que lo reconozcan como su Dios.”≫

Romanos 10:13 (TLA)

≪Ustedes han sido salvados porque aceptaron el amor de Dios. Ninguno de ustedes se ganó la salvación, sino que Dios se la regaló. La salvación de ustedes no es el resultado de sus propios esfuerzos. Por eso nadie puede sentirse orgulloso.≫

Efesios 2:8-9 (TLA)

≪Ahora que estamos unidos a Cristo, somos una nueva creación. Dios ya no tiene en cuenta nuestra antigua manera de vivir, sino que nos ha hecho comenzar una vida nueva. Y todo esto viene de Dios. Antes éramos sus enemigos, pero ahora, por medio de Cristo, hemos llegado a ser sus amigos, y nos ha encargado que anunciemos a todo el mundo esta buena noticia: Por medio de Cristo, Dios perdona los pecados y hace las paces con todos.≫

2 Corintios 5:17-19 (TLA)

≪Cristo nunca pecó. Pero Dios lo trató como si hubiera pecado, para declararnos inocentes por medio de Cristo.≫

2 Corintios 5:21 (TLA)

≪Todo aquel que niega al Hijo tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo tiene también al Padre.≫

1 Juan 2:23 (RVA-2015)

≪El verdadero amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo, para que nosotros fuéramos perdonados por medio de su sacrificio.≫

1 Juan 4:10 (TLA)

≪El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.≫

1 Juan 5:12 (RVA-2015)

≪¿No ves que estoy llamando a la puerta? Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré en su compañía.≫

Apocalipsis 3:20 (BLPH)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué dice la Biblia sobre los animales? 5

¿Qué dice la Biblia sobre los animales?

Probablemente el ejemplo más icónico en la Biblia sobre las mascotas sea el que se menciona en 2 Samuel 12. En ese capítulo se menciona que un hombre tenía una ovejita a la cual crió; esta creció junto con sus hijos, comía de su mismo plato, bebía de su vaso y dormía en sus brazos como si fuera una hija. La relación de este hombre y su oveja es lo más parecido que tenemos para compararlo con una mascota en la actualidad. Sin embargo, con respecto a los animales en general, la Biblia parece no decir mucho, pero hay verdades que tal vez hayamos pasado por alto. Estas son algunas cosas que podemos entender sobre los animales desde el punto de vista bíblico.

Los animales entienden cuando Dios les habla

Cuando Dios envió un diluvio que cubrió toda la Tierra, se salvaron las siete parejas de animales que ingresaron al arca que construyó Noé (Génesis 7). Se entiende que Dios mismo envió a los animales hacia donde estaba el arca. En otra parte de la Biblia, Dios envió cuervos para alimentar al profeta Elías (1 Reyes 17:4-6). Ambos ejemplos nos dan a entender que los animales tienen capacidad de entender y obedecer a Dios. Cómo funciona esta habilidad es un misterio que quizá no podamos entender.

Los animales son más perceptivos al mundo espiritual

Como seres humanos estamos conscientes del mundo físico, pero no así del mundo espiritual. En la Biblia encontramos personas que podían ver la realidad espiritual; sin embargo, en un ejemplo nos hace ver que los animales también pueden hacerlo. Números 22:21-33 cuenta la historia de cómo un asna se dio cuenta de la presencia de un ángel incluso cuando su dueño, que era profeta, no pudo distinguirlo. La rápida acción del asna salvó la vida de su amo, quien no se dio cuenta de lo que ocurría sino hasta el final del hecho.

Que los animales no tengan la capacidad de orar como los humanos no significa que no pueden comunicarse con Dios ni ver el mundo espiritual. Si bien no hay mucha investigación sobre este punto, podemos entender que los animales tienen una forma especial de comunicarse con Dios y de ver lo que ocurre en el mundo espiritual.

Dios cuida de los animales

Dios creó el universo y todo lo que existe le pertenece (Salmos 24:1), pero también se preocupa por Su creación. Mateo 10:29-31 dice que Dios cuida de las personas porque valemos más que los pajarillos, pero no dice que no se preocupa por los animales. Aun cuando Dios decidió inundar toda la Tierra en los tiempos de Noé, se afanó en seleccionar siete parejas de cada especie de animales para asegurar que continuaran existiendo. Eso demuestra que a Él le importa toda su creacción en general.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

La mayoría de cristianos no lee su Biblia 6

La mayoría de cristianos no lee su Biblia

Un estudio de LifeWay Research demostró que si bien los americanos tienen, en general, una percepción positiva hacia la Biblia, el 90 % de ellos nunca la ha leído por completo. Esta cifra nos da una idea general de lo que está sucediendo en muchos países de habla hispana y en las comunidades cristianas. La realidad es que hoy en día pocos cristianos leen sus Biblias y esta práctica se le conoce como ≪analfabetismo bíblico≫.

Un analfabeto bíblico es alguien que conoce a rasgos generales el contenido de la Biblia, pero que no la ha leído por su propia cuenta. Es alguien que lee unos cuantos versículos bíblicos de vez en cuando, comparte pasajes de la Biblia en sus redes sociales o simplemente abre su Biblia cada vez que va a la iglesia y el pastor así le indica.

Asimismo también existe una tendencia por leer muchos libros cristianos que citan a la Biblia. Se cree que esta clase de lectura es suficiente para ser seguidor de Cristo. No obstante, la Biblia jamás puede ser reemplazada por ningún otro texto. Esto no quiere decir que los cristianos deben leer únicamente la Biblia y rechazar todos los libros existentes, sino que se le debe priorizar la Biblia sobre cualquier otro material.

Un analfabeto bíblico es alguien que conoce a rasgos generales el contenido de la Biblia, pero que no la ha leído por su propia cuenta.

Ahora, el problema del porqué la mayoría de cristianos no leen la Biblia no se debe a la escasez. La Biblia es el libro más vendido y más traducido en todo el mundo. Incluso cuando alguien no tiene la Biblia completa en su hogar, es muy probable que tenga una copia del Nuevo Testamento. Además, hay organizaciones que regalan Biblias a quienes las piden, así que la falta de copias no es un problema. Se pueden poner otras excusas para justificar la poca lectura de la Biblia, pero, al final, son sólo eso: pretextos.

Vivimos en una época en donde nos gusta lo rápido y fácil. No ponemos de nuestra parte cuando sabemos que algo nos costará. En este caso, ser analfabetos bíblicos nos está costando el crecimiento de nuestra vida espiritual. Hay mucho más en la Palabra de Dios que no hemos descubierto porque no nos sumergimos por completo en ella. Preferimos que otros nos digan lo que dice, pero no nos afanamos en comprobarla por nuestra cuenta.

Dios nos dio Su Palabra para que podamos conocerlo a través de sus páginas. Si no ponemos de nuestra parte para leer la Biblia a diario, será imposible que desarrollemos nuestra comunión con Dios. El crecimiento espiritual es un trabajo personal y nadie puede hacerlo a nuestra cuenta.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

LifeWay Research. (2017). LifeWay Research: Americans Are Fond of the Bible, Don’t Actually Read It. Recuperado el 7 de junio de 2019, de https://lifewayresearch.com/2017/04/25/lifeway-research-americans-are-fond-of-the-bible-dont-actually-read-it/
¿Algún día lo lograré? 7

¿Algún día lo lograré?

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” Romanos 8:1

Para mantener una llama de fuego sólo hace falta alimentarla con más combustible o algo que la mantenga encendida. Es similar lo que  ocurre con nuestra carne, con esos deseos pecaminosos que muchas veces nos dominan, si los vamos dotando de lo que los hace más fuertes dentro de nuestro ser sin duda caeremos una y otra vez en la trampa del pecado.

¿Cómo vencer los pecados que nos consumen y no nos dejan avanzar? Dice Romanos 8:6 “Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.” Muchas veces nos ocupamos más del  pecado en vez de nutrirnos de la Verdad para superarlos.

Leí que las personas que trabajan en los bancos, pasan buen tiempo contando dinero una y otra vez; una vez que pasan esa etapa, les introducen billetes  falsos y por estar en contacto con los verdaderos les es fácil reconocer de inmediato el dinero falso.

Si estás luchando con algún pecado, simplemente empieza a aumentar tu tiempo con Dios, ora a diario, no como una rutina más sino como algo especial. También la Palabra de Dios irá alimentando tu espíritu para que así tu interior sea transformado. Notarás que los malos deseos irán desvaneciéndose, el temor a Dios aumentará y tu santidad será más fuerte.

“porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.” Romanos 8:13

¡Vence el mal con el bien!

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Un nuevo camino 8

Un nuevo camino

“Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino.” Salmos 119:105 (DHH).

Cada persona puede escoger libremente el camino que desea seguir en su vida. En uso de esta libertad, muchos toman rutas que llevan al fracaso y a la perdición. Al encontrarse extraviado sin saber qué hacer o a donde ir, la vida parece que no tiene sentido y todo se opaca alrededor.

Pero la Biblia dice que la Palabra de Dios es una lámpara que nos guía para saber qué camino debemos seguir para nuestro propio bien. Entonces, si te has equivocado o te sientes perdido, es tiempo de cambiar tu destino, lee la Biblia, medita en ella y verás que tu vida tomará un nuevo rumbo en el cual podrás descubrir el propósito que Dios tiene para ti.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Versículos para dedicar a un pastor o líder 9

Versículos para dedicar a un pastor o líder

Los pastores y líderes que están a cargo de un grupo de personas que sirven a Jesús tienen una gran responsabilidad sobre sus hombros. No es fácil lidiar con los problemas personales y al mismo tiempo intentar ayudar a los demás. Ellos deben ser ejemplos de conducta y de fe para que los demás puedan ver a Dios a través de sus vidas. Sin embargo, al igual que nosotros, no son perfectos y también cometen errores. Una manera de hacerles saber que apreciamos y valoramos su labor es dedicándoles palabras de aliento. En la Biblia hay versículos que son adecuados para demostrar estos sentimientos.

≪Que el Señor te bendiga
y te proteja.
Que el Señor sonría sobre ti
y sea compasivo contigo.
Que el Señor te muestre su favor
y te dé su paz.≫

Números 6:24-26 (NTV)

≪Todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán por haber obedecido al Señor tu Dios.≫

Deuteronomio 28:2 (DHH)

≪Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento.≫

Proverbios 3:5 (NTV)

≪¡Que el Señor te recompense por lo que has hecho! Que el Señor, Dios de Israel, bajo cuyas alas has venido a refugiarte, te lo pague con creces.≫

Rut 2:12 (NVI)

≪¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que trae buenas noticias, buenas noticias de paz y de salvación, las noticias de que el Dios de Israel reina!≫

Isaías 52:7 (NTV)

≪Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten.≫

Mateo 6:33 (TLA)

≪Muchos alabarán a Dios porque se darán cuenta de que ustedes obedecen las buenas noticias que anuncian sobre Cristo. Ellos verán que ustedes comparten generosamente lo que tienen con ellos y con los demás. Ellos orarán por ustedes y desearán verlos gracias al superabundante generoso amor de Dios hacia ustedes.≫

2 Corintios 9:13-14 (PDT)

≪Tu Dios está contigo y con su poder te salvará. Aunque no necesita de palabras para demostrarte que te ama, con cantos de alegría te expresará la felicidad que le haces sentir.≫

Sofonías 3:17 (TLA)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Versículos acerca de la vejez 10

Versículos acerca de la vejez

Todo ser humano envejece. No hay nadie que pueda librarse de la vejez (a menos que fallezca antes); sin embargo, la mayoría no piensa en qué ocurrirá cuando lleguen a esa etapa. La Biblia nos ofrece algunos pensamientos interesantes con respecto a este tema y nos anima a confiar en Dios y en las ventajas de llegar a una edad avanzada. Estos son algunos versículos bíblicos sobre la vejez.

≪Te pondrás de pie en presencia de un anciano y lo tratarás con respeto; de esta manera honrarás a tu Dios. Yo soy el Señor.≫

Levítico 19:32 (BLPH)

≪Entre los ancianos se halla la sabiduría; en los muchos años, el entendimiento.≫

Job 12:12 (NVI)

≪No me desampares, Dios mío, aunque llegue a estar viejo y canoso, hasta que haya anunciado tu gran poder a las generaciones que habrán de venir.≫

Salmos 71:18 (RVC)

≪Si las fuerzas nos ayudan, podemos vivir setenta años, y aun llegar a los ochenta; pero no tiene sentido que vivamos tanto tiempo: esa vida de angustias y problemas pasa pronto, lo mismo que nosotros.≫

Salmos 90:10 (TLA)

≪Enséñanos a entender la brevedad de la vida, para que crezcamos en sabiduría.≫

Salmos 90:12 (NTV)

≪El orgullo de los padres son los hijos; la alegría de los abuelos son los nietos.≫

Proverbios 17:6 (TLA)

≪La gloria de los jóvenes es su fuerza; las canas de la experiencia son el esplendor de los ancianos.≫

Proverbios 20:29 (NTV)

≪Aun en la vejez, cuando ya peinen canas, yo seré el mismo, yo los sostendré. Yo los hice, y cuidaré de ustedes; los sostendré y los libraré.≫

Isaías 46:4 (NVI)

≪Cuando esto haya pasado, les daré a todos mi espíritu: hombres y mujeres hablarán de parte mía; a los ancianos les hablaré en sueños y a los jóvenes, en visiones.≫

Joel 2:28 (TLA)

≪Nosotros, en cambio, somos ciudadanos del cielo, y esperamos que de allí vuelva nuestro Salvador, el Señor Jesucristo. Nuestros débiles cuerpos serán destruidos, pero él los transformará en cuerpos gloriosos como el suyo. Esto lo hará con el mismo poder con que controla todo el universo.≫

Filipenses 3:20-21 (TLA)

≪Cuando corrijas a un anciano, no lo regañes; al contrario, aconséjalo como si fuera tu propio padre. Trata a las ancianas como a tu propia madre, a los jóvenes como a tus hermanos, y a las jóvenes como a tus hermanas, es decir, con todo respeto.≫

1 Timoteo 5:1-2 (TLA)

≪A los ancianos, enséñales que sean moderados, respetables, sensatos, e íntegros en la fe, en el amor y en la constancia. A las ancianas, enséñales que sean reverentes en su conducta, y no calumniadoras ni adictas al mucho vino. Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios.≫

Tito 2:2-5 (NVI)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

10 maneras erróneas de orar 11

10 maneras erróneas de orar

Así como Jesús nos enseñó a orar de la manera correcta, existen formas erróneas de conversar con Dios. Si alguna vez te has preguntado cuáles son y qué puedes hacer para cambiar, estas son algunas maneras erradas de orar:

1. Orar por un capricho

≪El Señor dice: Mis pensamientos no son como los de ustedes, ni tampoco mi manera de obrar. Porque así como el cielo está tan arriba de la tierra, de igual manera mi manera de obrar es tan diferente a la de ustedes. Mis pensamientos son más altos que los suyos.≫

Isaías 55:8-9 (PDT)

Si los pensamientos de Dios son de esa magnitud, no hay manera de que podamos conocerlo por completo. Nuestra capacidad de entendimiento tiene un límite, pero el de Dios es infinito. Cuando oramos y pedimos por un capricho nuestro, estamos suplicando por algo dentro de nuestras limitaciones. En ese caso, ¿acaso no es mejor dejar que decida quien lo conoce todo? Dios sabe qué nos conviene y qué no. Cuando insistimos en pedir en base a nuestros deseos, estamos quitándole la autoridad y respeto que Dios se merece.

2. Orar y no obedecer

≪Nosotros demostramos que amamos a Dios cuando obedecemos sus mandamientos; y obedecerlos no es difícil.≫

 1 Juan 5:3 (TLA)

Hay muchas promesas de Dios para nosotros que implican una condicional. Es decir que se harán realidad si nosotros cumplimos un mandato de Dios. (Para más información, leer: ¿Cómo saber qué promesas de la Biblia son para mí?). La oración debe ir de la mano con la obediencia, pues es una forma de demostrar que amamos a Dios a pesar de las circunstancias. Por otra parte, es incorrecto pedir algo que sabemos que va en contra de sus mandamientos. Si en la Biblia estipula una cosa, pero nosotros nos empeñamos en orar para no cumplir ese mandato, estamos siendo desobedientes.

3. Orar sin fe

≪Por eso les digo que todas las cosas por las que oren y pidan, crean que ya las han recibido, y les serán concedidas.≫

Marcos 11:24 (NBLH)

Orar sin fe es uno de los errores más frecuentes al orar. Si no creemos firmemente en lo que estamos pidiendo, ¿cómo podemos esperar recibirlo? Muchas personas oran para probar si realmente funciona y no tienen fe en sus propias palabras. Nuestra actitud y disposición cuenta al momento de orar. Si no tenemos la confianza de que Dios cumplirá nuestras peticiones de acuerdo a su voluntad, entonces no esperemos ninguna respuesta.

4. Orar sin hacer nada

A veces Dios cumple la oración en el instante, pero en ocasiones también necesita nos insta a movernos y poner de nuestra parte. En la Biblia hay un ejemplo de un hombre que puso en práctica este principio: Nehemías. Él se enteró de la gran aflicción que pasaban sus compatriotas y esto lo conmovió tanto que se sentó a llorar, hizo duelo, ayunó y oró por varios días. Pero no contento con eso, encomendó a Dios sus planes y se embarcó para él mismo contribuir a la restitución de su pueblo. Cuando la oración nos empuja a actuar podemos ir confiados y tranquilos porque Dios está de nuestro lado.

5. Orar sin humildad

≪El que se engrandece a sí mismo será humillado, y el que se humilla será engrandecido.≫

Lucas 18:14 (NBV)

Lucas 18:10-14 nos relata una historia de dos hombres y de cómo el orgullo es un impedimento para que nuestra oración llegue a Dios. En el versículo 14 (PDT) dice que el hombre que oró con humildad se fue a su casa aprobado por Dios; pero el otro no. La oración no es para justificar nuestros pecados, sino para confesarlos; tampoco sirve para creernos superiores que los demás, sino para humillarnos.

6. Sólo pedir

¿Cómo te sentirías si cada vez que conversas con alguien lo único que hace es pedirte favores? La oración no se trata de sólo pedir. Dios no es nuestro esclavo para que siga nuestras órdenes cuando se lo pedimos. Sin embargo, Él, en su infinita misericordia atiende a nuestras peticiones y escucha nuestros ruegos. La oración es un momento especial que debemos disfrutar con nuestro Creador y en ese tiempo debemos alabarle, agradecerle y pedirle que haga Su voluntad.

Aprende más del tema, lee: ¿Cuál es la forma correcta de orar?

7. Pedirle a otro que ore

≪Porque no hay más que un Dios, y un solo hombre que sea el mediador entre Dios y los hombres: Cristo Jesús.≫

1 Timoteo 2:5 (DHH)

No hay nada de malo en pedir apoyo en oración. De hecho, en la Biblia hay pasajes que instan a las personas a reunirse y orar los unos por los otros (Santiago 5:16; Gálatas 6:2; Mateo 18:19). No obstante, es importante notar que en todos esos pasajes dicen que todos deben orar. Mejor dicho, no puedes pedirle a otra persona que ore por ti, si tú mismo no lo estás haciendo. Además, en la oración no tenemos barreras para hablar con Dios. La Biblia dice que Jesús es el único mediador entre nosotros y Dios, por lo tanto, no es necesario acudir a un pastor o líder para que ore por nosotros; en vez de eso podemos orar nosotros mismos e interceder ante Jesús.

Aprende más del tema, lee: ¿Dios responde las oraciones de los líderes y no las mías?

8. Orar una sola vez

≪Nunca dejen de orar.≫

1 Tesalonicenses 5:17 (NTV)

Algunos oran una sola vez y luego se olvidan de hacerlo; y cuando no ven resultados que esperan, creen que Dios no los escuchó. No ser constantes en la oración es un error grave, pues ser perseverantes nos ayuda a darnos cuenta si lo que pedimos es algo que realmente queremos, además nos enseña a ser pacientes en el tiempo de Dios y a crecer en la fe.

9. No saber a quién se ora

≪¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnífico! También los demonios lo creen, y tiemblan.≫

Santiago 2:19 (NVI)

Una cosa es creer en Dios, y otra muy diferente es conocerlo. Cuando uno ora sin tener una relación cercana con Dios, no sabe realmente a quién le está hablando. El peor error que podemos cometer es querer conversar con un Dios del cual desconocemos. Si en verdad queremos hablar con Él mediante la oración, primero debemos conocerlo a través de la lectura y estudio de la Biblia. La oración y la lectura van de la mano, y no se puede practicar el primero sin el segundo.

10. Orar sin sinceridad

≪Para Dios no están ocultos la tumba ni la muerte, ni tampoco nuestros pensamientos.≫

Proverbios 15:11 (TLA)

En ocasiones tenemos la idea de que así como los que nos rodean desconocen las intenciones de nuestro corazón, así también Dios no sabe nuestros pensamientos. Es entonces cuando oramos y le mentimos a Dios, tratando de ocultar la verdadera razón de nuestras peticiones. Sin embargo, Dios conoce incluso lo que vamos a decir antes que la palabra salga de nuestra boca (Salmos 139:4). Es por ello que debemos ser honestos y sinceros cuando oramos, de caso contrario, estaremos mintiéndole descaradamente.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

20 datos interesantes sobre Jesús 12

20 datos interesantes sobre Jesús

Probablemente Semana Santa sea la fecha en la cual las personas reflexionan más sobre el sacrificio de Jesús en la cruz y su resurrección. Si bien es una fecha que nos ayuda a conmemorar este hecho, el acto de amor de Jesús por nosotros es algo que debemos tener presente en todo momento.

Jesús llevó una vida impecable en todo aspecto y sus obras fueron registradas en la Biblia. Sin embargo, hay detalles que quizá no sean tan conocidos acerca de su vida. Estos son algunos datos interesantes sobre la vida de Jesús en la Tierra.

Lee más curiosidades, en: 4 datos que no sabías sobre el nacimiento de Jesús

 


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend