Biblia. Archives | CVCLAVOZ

All posts in “Biblia.”

¿Cuál es la mejor hora para leer la Biblia?

Para algunos, es mejor leer la Biblia de mañana; otros dice que lo ideal es hacer antes de dormir. Pero, ¿quién de todos tiene la razón?

Salmos 37:31 dice que en el corazón del justo ≪habita la ley de su Dios; por eso sus pies nunca resbalan≫, y para que esto suceda debemos meditar en la Palabra de Dios en todo momento de día. No hay un versículo en donde se especifique la hora exacta en la cual debemos tener un tiempo especial con Dios. Lo que sí dice es que debemos meditar en su Palabra constantemente (Josué 1:8). Debido a las obligaciones y ocupaciones que cada persona tiene, la elección de la hora preferida para leer la Biblia es personal. Sin embargo, lo ideal es que lo hagamos la mayor cantidad de veces posibles. Esto es porque a cada minuto nos vemos tentados a hacer lo malo y necesitamos recordar los principios bíblicos para aplicarlos en nuestras acciones.

Algo que podemos hacer es incorporar la lectura de la Palabra de Dios en nuestra rutina. Por ejemplo: Podemos poner versículos bíblicos en paredes o lugares que siempre frecuentamos, y escuchar la Biblia en audio. Algo adicional que se puede hacer es separar un tiempo para leer la Biblia en la mañana, tarde y noche.

Leer la Biblia en la mañana

«Señor, escucha mi voz por la mañana; cada mañana llevo a ti mis peticiones y quedo a la espera.» Salmos 5:3 (NTV)

No sabemos qué nos deparará el día. Por este motivo debemos estudiar la Biblia para recordar que debemos confiar en Dios en todo momento. Cada mañana debemos pedir sabiduría para cuidar nuestros pensamientos y acciones. Las enseñanzas de la Palabra de Dios que leamos al comenzar el día nos ayudarán a mantenernos enfocados en el bien y a actuar como Dios quiere que lo hagamos.

Leer la Biblia en la tarde

«En la tarde, en la mañana, al mediodía, clamaré a Dios, y él oirá mi voz.» Salmos 55:17 (RVC)

Puede ser difícil encontrar un tiempo libre a la mitad del día, pero hay libros, capítulos y versículos cortos de la Biblia que pueden leerse en minutos. En las tardes podemos aprovechar en repasar algún texto bíblico en particular que queramos memorizar, y de esa manera tener presente la Palabra de Dios.

Leer la Biblia en la noche

«Bienaventurado el hombre […] que […] se deleita en la ley del Señor, y día y noche medita en ella.» Salmos 1:1-2 (RVC)

Estudios han demostrado que leer antes de dormir tiene un efecto relajante. No solo disminuye el estrés, sino que también mejora el aprendizaje. Leer la Biblia en la noche tiene todos esos beneficios y más: nos insta a crecer espiritualmente, hace que examinemos nuestros corazones, nos corrige, exhorta, reconforta, alienta, instruye y nos ayuda a conocer más de Jesús.

En conclusión, lo importante no es a qué hora leemos la Biblia o tenemos un tiempo de comunión con Dios, sino la intención de nuestros corazones y cómo nuestros hechos reflejan las enseñanzas de Jesús.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Una historia de amor: Rut y Booz

Rut era una joven moabita que llegó ser una viuda como su suegra, Noemí. Noemí le dijo a ella y a su otra nuera que regresen a sus casas para tener oportunidades de matrimonio. En esos tiempos, el papel de las mujeres era cuidar de su familia. Por lo tanto, si una mujer no tenía un marido, no podía tener un descendiente. Sin embargo, Rut insistió en su decisión de quedarse con Noemí diciendo: «Iré adonde tú vayas, y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios. Moriré donde tú mueras, y allí seré sepultada. ¡Que me castigue el Señor con toda severidad si me separa de ti algo que no sea la muerte!» (Rut 1:16-17 NVI) 

Las dos viajaron a Belén. La Biblia no menciona por qué Noemí decidió ir hasta allá, pero estoy segura de que fue la voluntad de Dios para bendecir a Rut por su fidelidad. La historia de amor comienza con una coincidencia. Era como una canción. Rut estaba buscando trabajo y comenzó a recoger espinas en un campo. Resultó que el campo le pertenecía a Booz, un hombre rico que era pariente de Noemí. Cuando regresó a su casa, Booz se dio cuenta al instante de Rut; preguntó a sus sirvientes quién era y le respondieron que era viuda y viajaba con Noemí. Él fue a sugerirle que se quedara ahí a trabajar. A partir de ese día, Booz la protegió e incluso ordenó a sus criados que la ayudaran a sacar el grano. De esa manera él estaba siguiendo las leyes en Levítico 25:36-17 en donde Dios declara: «Si alguno de tus compatriotas se empobrece y no tiene cómo sostenerse, ayúdale como lo harías con el extranjero o con el residente transitorio; así podrá seguir viviendo entre ustedes. No le exigirás interés cuando le prestes dinero o víveres, sino que temerás a tu Dios; así tu compatriota podrá seguir viviendo entre ustedes. Tampoco le prestarás dinero con intereses ni le impondrás recargo a los víveres que le fíes.» (NVI 1999)

Ese era Booz, un seguidor de Dios. Además de eso, él estaba estable económicamente debido a su fortuna, tenía buenas conexiones familiares (lo cual era muy importante en ese momento); era respetuoso, paciente, cariñoso y amable. Noemí probablemente notó todas estas cualidades porque ella mandó Rut a bañarse, ponerse perfume y ponerse su mejor ropa. Después de eso, mandó que Rut fuera a donde estaba Booz para descubrir sus pies y acostarse allí. En esos tiempos, ese acto indicaba que la mujer estaba dispuesta a ponerse bajo la protección del hombre en forma de matrimonio. El hecho de que ella hizo todo lo que su suegra le pidió demuestra que quería casarse con él.

Cuando la notó, él respondió diciendo: «Que el Señor te bendiga, hija mía. Esta nueva muestra de lealtad de tu parte supera la anterior, ya que no has ido en busca de hombres jóvenes, sean ricos o pobres. Y ahora, hija mía, no tengas miedo. Haré por ti todo lo que me pidas. Todo mi pueblo sabe que eres una mujer ejemplar. Ahora bien, aunque es un poco más cercano que yo. Quédate aquí esta noche. Mañana, si él quiere redimirte, está bien que lo haga clic. Pero, si no está dispuesto a hacerlo, ¡así es como el Señor vive, te juro que te redimiré! Ahora, he estado aquí hasta que amanezca» (Rut 3:10-13 NVI 1999) Su decisión demostró por primera vez que él realmente la cuidaba y era desinteresado. Este es el verdadero amor.

Esta historia no es una película de Hollywood, pero es un ejemplo de una relación en donde la pareja permite que Dios los guíe. No se enamoraron por un beso, ni mencionaron si era por sus buenas apariencias. Fue verdaderamente una unión puesta por Dios y se puede notar por todas las coincidencias especiales. Dios los bendijo. Su amor basado en la generosidad y el amor por Dios es exactamente en lo que debe basarse una relación cristiana.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Más allá del amor

El más grande amor, es el amor de Dios. Él nos creó, nos dio todo lo que necesitamos; y aunque como seres humano le fallamos continuamente, Él nos perdona, sana nuestras heridas, nos cuida y protege. Su plan de salvación es completo y eterno, y se realizó mediante un sacrificio de su parte, ofreciendo a Jesús, su único hijo, por nosotros.

«Dios es amor» 1 Juan 8:4 (DHH)

Ante este ejemplo de perfecto amor, vemos que el amor va más allá de un mero sentimiento, muchísimo más allá de palabras bonitas y de buenas intenciones.

Cuando hay verdadero amor, hay acción y expresión. Y eso lo podemos poner en práctica en nuestra vida diaria para con Dios y con quienes nos rodean. Sólo basta con estar alerta de nuestra conducta y ser muy intencional al respecto.

Para saber cómo expresar el amor, tenemos que guiarnos de la Palabra de Dios. Porque más allá de amor hay:

  • Alabanza y adoración a Dios. ¿Cómo amar a nuestro Creador y no manifestárselo de la manera que Él espera? «Señor, tú eres mi Dios; te exaltaré y alabaré tu nombre porque has hecho maravillas.» Isaías 25:1 (NVI)
  • Dedicar tiempo de calidad a Dios en oración y a nuestros seres queridos. «Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto.» Mateo 6:6 (NVI)
  • Gratitud con acciones y con palabras. «…den gracias a Dios en toda situación…» 1 Tesalonicenses 5:16 (NVI)
  • Honra. Es otra manera de mostrar afecto, especialmente a los padres reconociendo que no fueron perfectos en la crianza. «Honra a tu padre y madre que es el primer mandamiento con promesa.» Efesios 6:2 (RVR 1960)
  • Armonía. Es imposible amar y pelear todo el tiempo. «Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes.» Romanos 12:16n (NVI)
  • Protección. «El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.» 1 Timoteo 5:8 (NVI)
  • Corrección «Corrige a tu hijo mientras aún hay esperanza.» Proverbios 19:18
  • Respeto al prójimo. Sabiendo que todos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, la falta de respecto al prójimo viene a ser una burla al Creador. «No está bien discriminar a nadie.» Proverbios 28:21 (DHH)

El expresar amor correctamente es un proceso de enseñanza-aprendizaje, y si no tuvimos a nadie que nos enseñó durante la niñez, como adultos podemos disponernos a aprender, especialmente de la mano de Dios.

¿Amor y/o necesidad?

En esta pregunta estaba atrapada cuando mi esposo me propuso matrimonio. En medio de duda e incredulidad, él insistía en poner una fecha para la boda a lo que yo le respondía: «tú no me amas, sólo me necesitas.» Pero como nuestra relación venía de Dios, y yo lo sabía, todo lo ponía en Sus manos. Y un día en oración el Señor me respondió: «sí, él te ama y te necesita, al igual que Yo. Yo te amo como mi hija y te necesito para que lleves mi mensaje.»

Vino la convicción de que amor y necesidad van de la mano. En el caso de un recién nacido, no ama a su madre, pero la necesita. En el caso de la madre, puede que no necesite al bebé para satisfacer su sentido de maternidad, pero lo ama, y por ende lo cuida y suple las necesidades de ese ser indefenso.

Así que, de la mano de amor, hay muchos sentimientos y emociones envueltas. Todo creado por Dios para que como seres eternos y espirituales que somos tengamos una experiencia humana que nos acerque cada vez más a Su corazón.

 

 


Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZProduce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué la Biblia dice que cuidemos nuestra boca?

«El que quiera amar la vida y llegar a ver días buenos, debe refrenar su lengua del mal, y sus labios no deben mentir.» 1 Pedro 3:10 (RVC)

En varias partes de la Biblia encontramos contundentes afirmaciones sobre el poder de la lengua y las palabras. Para muchos, esos versículos son más bien sugerencias que pueden ignorarse por completo. Sin embargo, conforme la ciencia ha avanzado, se ha descubierto que las palabras tienen un poder trascendental en nuestras vidas y de los demás.

Las palabras modifican nuestro organismo

«La lengua apacible es árbol de vida; la lengua perversa daña el espíritu.» Proverbios 15:4 (RVC)

Se cree que cuando insultamos, ofendemos o criticamos a otra persona, sólo estamos hiriendo sus sentimientos o su orgullo. No parece algo importante y a veces no lo consideramos en el mismo nivel que la violencia física. Sin embargo, en Proverbios 15:4 leemos que las palabras negativas también impactan nuestra salud.

Un grupo de investigadores1 descubrieron que las palabras que indican dolor incrementan la aflicción de las personas. Ellos examinaron a pacientes que habían salido de operaciones quirúrgicas y encontraron que aquellos a quienes se les decía frases que contenían sinónimos de dolor, tendían a sentir más malestar de lo normal.

Por otra parte, lo que pensamos o lo que escuchamos también modifica nuestro cerebro2. El cerebro es un órgano capaz de crear conexiones a medida que lo alimentamos con nueva información. Si en ese proceso, el cerebro recibe palabras negativas, la respuesta emocional también cambiará.

Estos y otros estudios confirman que las palabras positivas tienen poder, para bien o mal, sobre nuestras vidas y la de quienes nos rodean (Proverbios 18:20-21).

Las palabras modifican nuestro comportamiento

«El fuego se apaga cuando falta madera, y las peleas se acaban cuando termina el chisme.» Proverbios 26:20 (NTV)

Hablar mal sobre alguien no sólo perjudica a la persona de quien se habla, sino también a quien propaga el chisme. Según una investigación3, la autoestima de una persona disminuye cuando chismorrea sobre alguien. Otro estudio4 descubrió que el chisme en el trabajo hace que las personas se vuelvan más cínicas y reduzcan su productividad.

Las palabras que decimos o escuchamos nos llevan a modificar nuestro comportamiento. Pero también, lo que decimos se refleja en otros, pero también manifiesta lo que está en nuestros corazones. Por lo tanto, es importante que tengamos dominio propio y sepamos elegir cuidadosamente las palabras que salen de nuestra boca. Si no lo hacemos, acarrearemos consecuencias que podrían ser devastadoras para nosotros mismos y quienes nos rodean.

«Luego, Jesús convocó a la multitud y les dijo: “Escúchenme, y entiendan: Lo que contamina al hombre no es lo que entra por su boca. Por el contrario, lo que contamina al hombre es lo que sale de su boca.”» Mateo 15:10-11 (RVC)

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

1Chooi, C., Nerlekar, R., Raju, A., & Cyna, A. (2011). The Effects of Positive or Negative Words when Assessing Postoperative Pain. Anaesthesia And Intensive Care, 39(1), 101-106. doi: 10.1177/0310057x1103900117
2Borchard, T. (2018). Words Can Change Your Brain. Recuperado el 29 de enero de 2019, de https://psychcentral.com/blog/words-can-change-your-brain/
3Cole, J., & Scrivener, H. (2013). Short Term Effects of Gossip Behavior on Self-Esteem. Current Psychology, 32(3), 252-260. doi: 10.1007/s12144-013-9176-3
4University of Salford Manchester. (2016). Does gossip at work harm performance?. Retrieved from https://www.salford.ac.uk/news/articles/2016/does-gossip-at-work-harm-performance

Juego: ¿Qué hizo esta pareja de la Biblia?

En la Biblia encontramos historias de parejas que pasaron por diferentes pruebas que se parecen a la situación que muchos enfrentan en la actualidad. Aunque los tiempos hayan cambiado, temas que conciernen a la pareja (fidelidad, crianza de hijos, dinero, etc.) sobrepasan los años y son motivo de preocupación para todos los que unen sus vidas. Es por esta razón que es importante leer y aprender de las parejas de la Biblia. En el siguiente juego podrás probar tus conocimientos sobre algunas de ellas:

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Por qué es tan difícil esperar la voluntad de Dios?

Romanos 12:2 dice que la voluntad de Dios siempre es agradable y perfecta. Es por esa razón que en toda ocasión debemos pedir que se haga Su voluntad y no la nuestra. Sin embargo, cuando las situaciones son difíciles no nos resulta sencillo aceptar el plan de Dios en nuestras vidas. Pero, ¿por qué sucede eso?

Creemos saber qué es lo mejor

Nuestro cerebro está diseñado para hacer predicciones a cada minuto. Aprendemos a calcular los posibles resultados y esto nos permite sobrevivir el día a día. Sin embargo, esta habilidad también hace que creamos saber qué es lo mejor para nosotros. Por esta razón confiamos en nuestra sabiduría y nos cuesta pensar que Dios tiene un plan más adecuado. No obstante Él es el único que conoce el futuro, y por lo tanto, sabe qué decisión es la acertada.

Queremos hacer las cosas a nuestra manera

Las experiencias pasadas nos enseñan a equivocarnos menos, pero eso no quiere decir que siempre tengamos la razón. Debido a este comportamiento nos cuesta entender que exista una mejor opción. Sin embargo, Isaías 55:8-9 dice que nuestra forma de pensar no es como la de Dios. Nuestra capacidad es limitada, pero la de Él es infinita, y esa es uno de los tantos motivos por los cuales la voluntad de Dios es nuestra mejor opción en todo momento.

Nuestra fe es limitada

Algo que nos impide ceder el control y confiar en la voluntad de Dios es nuestra falta de fe. Una frase popular dice que Dios tiene el tamaño de nuestra fe, y en este caso es cierto. Cuando creemos que nuestra decisión es mejor que el plan de Dios, entonces creemos en un dios que no es todopoderoso.

Puede resultar difícil a veces, pero no hay mejor decisión que confiar en la voluntad de Dios. Eso fue lo que  Jesús enseñó a sus discípulos (Lucas 11:2, Mateo 6:10) y lo que nosotros debemos aplicar en cada circunstancia que nos toca vivir.

 

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¡Deja de murmurar!

“Háganlo todo sin murmuraciones ni discusiones, para que nadie encuentre en ustedes culpa ni falta alguna, y sean hijos de Dios sin mancha en medio de esta gente mala y perversa. Entre ellos brillan ustedes como estrellas en el mundo” Filipenses 2:14-15 (DHH).

A veces sin darnos cuenta podemos murmurar de alguien y algo en una frase la que termina haciendo bastante vaga e imprecisa. A veces murmuramos simplemente porque no estamos de acuerdo con alguien, ya sea un padre, maestro, jefes, líderes de la iglesia o el gobierno sin saber que esto puede traer pleitos y resentimientos a la larga. La murmuración no agrada a Dios, por eso no debemos criticar a otros a sus espaldas.

Es necesario saber que la murmuración no sólo nos contamina, sino que también lo hace con las personas con quienes compartimos las quejas o críticas, pudiendo traer graves consecuencias para la unidad de la familia, la iglesia, o los ambientes de trabajo. La Biblia nos enseña: “Háganlo todo sin murmuraciones ni discusiones…”

¿Eres una persona que murmura? Entonces permite que la palabra de Dios transforme tu vida.

Por Giovana Aleman

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Tienes decisiones que tomar?

“…pero no sea como yo quiero, sino como tú.” Mateo 26:39b (RVR1960)

Jesús pronunció estas palabras, en oración, momentos antes de ser prendido para posteriormente ser crucificado. Con Su ejemplo enseña que cuando enfrentamos circunstancias decisivas para nuestras vidas, debemos buscar dirección de Dios postrados en oración.

Quienes pasaron situaciones similares, concordarán conmigo en que no es sencillo anteponer la voluntad de Dios a la nuestra, es difícil ceder el control y aceptar situaciones que no comprendemos o que son dolorosas. Sin embargo, es sin duda, la mejor decisión que podamos tomar, porque el Señor nos bendice a pesar y a través de estas situaciones. Además, nos da paz y fortaleza.

Podemos ver Su mano obrar en cada momento difícil vivido, cuidando, sosteniendo y refugiándonos, por Su fiel amor.
¿Tienes decisiones que tomar? Acude a Él y permite que te muestre el camino a tomar, busca en la Biblia, encontrarás lineamientos y mandatos que sirven de guía.

“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; Sobre ti fijaré mis ojos.” Salmos 32:8 (RVR1960).

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, 17 a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17 (NVI).

Si como Jesús buscamos al Padre en todo momento y no sólo en situaciones complicadas, la relación resultante de esa búsqueda nos prepara y fortalece para que podamos hacer frente a lo que venga, porque sabemos que es Él quien nos sostiene.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

¿Cuáles son las características de un verdadero cristiano?

El término «cristiano» se utilizó por primera vez en Atioquía para denominar a los seguidores de Jesús (Hechos 11:26). Desde ese entonces se continúa empleando la palabra con el mismo fin, sin embargo, debido a tantas corrientes de pensamiento y mal ejemplo de algunas personas, ser cristiano ha perdido su verdadero significado.

La Biblia dice claramente que nadie puede obtener la salvación por mérito propio, sino que es algo que recibimos por gracia de parte de Dios (Efesios 2:8-9). Al arrepentirnos de nuestros pecados y aceptar a Jesús en nuestras vidas, Él nos perdona (Romanos 10:9-10; 1 Juan 1:9) y nos envía al Espíritu Santo para que resida en nuestras vidas. Es así como nos hacemos hijos de Dios y nos convertimos en cristianos. La Biblia también señala que ser cristiano implica imitar la conducta de Jesús y seguir sus enseñanzas (1 Juan 2:6; Juan 13:15; Efesios 5:2). Y esto incluye no pecar (1 Juan 3:6).

Un verdadero cristiano vive como Jesús lo hizo. En la Biblia se describe Su carácter y naturaleza y los cuales debemos seguir. Asimismo, Romanos 12 señala algunas características que como cristianos debemos practicar:

  • No imitar las conductas ni las costumbres de este mundo, más bien dejar que Dios nos transforme en personas nuevas al cambiarnos la manera de pensar.
  • No creernos mejor de lo que realmente somos.
  • Entender y comportarnos como diversas partes de un solo cuerpo y trabajar en unidad.
  • No fingir amar a los demás; amarlos de verdad. Amar también a nuestros enemigos.
  • Aborrecer lo malo. Aferrarnos a lo bueno.
  • No ser nunca perezosos, más bien trabajar con esmero y servir al Señor con entusiasmo.
  • Tener paciencia en las dificultades y seguir orando.
  • Ayudar a otros cuando pasan necesidad y estar siempre dispuestos a brindar hospitalidad.
  • Bendecir a quienes nos persiguen.
  • Vivir en armonía unos con otros.
  • No ser orgullosos.
  • Nunca devolver a nadie mal por mal.
  • Ser honrados.
  • Hacer todo lo posible por vivir en paz con todos.
  • Nunca tomar venganza.
  • Vencer el mal haciendo el bien.

En la Biblia se encuentran más pautas para vivir como Dios espera de nosotros y ser una luz para los demás.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Qué dice la Biblia acerca del estrés?

El estrés, la depresión y la ansiedad están considerados como los males más frecuentes en la actualidad. Estos originan enfermedades, físicas y mentales, que pueden complicarse e incluso llegar hasta ser mortales. Puede que el estrés esté más presente en estos tiempos, pero hace miles de años atrás, en la Biblia ya existía registros de él. Esto es lo que dice con respecto a este tema:

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

¿Cómo es el cielo?

Muchas personas dicen que nadie sabe cómo es el cielo porque “nadie ha regresado de la muerte”. Pero la verdad es que sí tenemos una idea de cómo es el cielo. De cómo es ese lugar al que iremos cuando partamos de esta vida, porque está escrito en la Biblia.

Y no debemos olvidar que nosotros creemos por fe, no por vista. Así como somos perdonados por gracia y no por obras. Y la verdad es que aunque ninguna persona que nosotros conozcamos, con la que hayamos tratado personalmente, haya regresado de la muerte, sí sabemos que Jesús venció la muerte, y lo sabemos porque lo dice la Biblia y porque hubo testigos, mas de 500 que vieron a Jesús resucitado.

Y sabemos que vamos al cielo si nos hemos arrepentido de corazón de nuestras malas acciones y le hemos pedido a Jesús que entre en nuestro corazón; si creemos en Él.

Pero además en la Biblia leemos referencias de cómo es el cielo en diferentes pasajes en el libro de Apocalipsis. Pero antes también Jesús y sus apóstoles hacen otras alusiones al Reino de Dios:

Juan 14:2 En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar.

Mateo 6:19-20 No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar.

Filipenses 3:20 En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde anhelamos recibir al Salvador, el Señor Jesucristo.

Y las referencias en Apocalipsis:

Apocalipsis 21:4 Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento, ni dolor…

Y luego hablan de la Ciudad Santa, la Nueva Jerusalén que bajaba del cielo y tenía las doce puertas que eran doce perlas y que la calle principal de la ciudad era de oro puro. Si esa es la ciudad que baja del cielo, es referencia a que el cielo es como eso o mejor aún. Pero lo importante en esos mensajes es que los valores no van a ser como aquí en el mundo. Aquello a lo que aquí se le da valor como al oro, allá tal vez esté como calles para pisarlo. Lo valioso, los tesoros allá serán nuestros principios, nuestros valores, nuestra actitud, nuestro comportamiento y la relación que tengamos con Jesús. La bondad que tengamos en nuestro corazón.

Tenemos una gran esperanza y es la que le queremos comunicar a todos. Un mundo perfecto sin lágrimas ni muerte ni dolor junto a Jesús.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Test: ¿Reconoces a esta mujer de la Biblia?

La Biblia tiene 66 libros y aparecen 3237 personas en ella. Quizás ésta sea la razón por la cual muchas historias de los personajes poco mencionados sean un tanto desconocidas. Sin embargo, cuando leemos la Biblia detenidamente podemos darnos cuenta de que hay otros personajes que quedaron registrados en la historia por sus buenas o malas acciones.

Pon a prueba tus conocimientos e identifica a las siguientes mujeres que aparecen en la Biblia por los hechos que realizaron:

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Send this to a friend