Please log in or register to like posts.
Blog
Tiempo de lectura: < 1 minutos

Kate Ogg dio a luz mellizos prematuramente, y su bebé Jaime, no sobrevivió al parto. Le preguntó a los doctores si podía sostenerlo para despedirse de él, y lo abrazó por dos horas. Lo que pasó después prueba que existe DIOS, los MILAGROS y el tacto poderoso de una madre. ¡Tienes que ver esto!

Reactions

0
0
0
0
0
0
Already reacted for this post.

Deja una respuesta