Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Yo creo que hay algunas cosas que no se le deberían decir a una mujer. Por cierto, esta es una mirada de hombre. Ellas pueden o no estar de acuerdo con lo que pienso. De lo que estoy seguro, es que muchos hombres no van a celebrar mis palabras. Por mi experiencia, eso es lo que me parece.

Las razones de por qué digo lo que digo son muchas y variadas. En otras notas tal vez puedo aclararlas. Ahora, es tiempo de entrar a los conceptos. Recuerden que estas son una opinión del suscrito. No soy catedrático de verdades absolutas.

Te necesito, no puedo vivir sin ti, me haces falta

Los hombres creen que estas palabras son muy bellas de decir a una mujer. El pequeño pero inmenso detalle es que el centro de estas palabras no es ella, es él. Yo te necesito, yo no puedo vivir sin ti, a mí me haces falta.

Lo que dicen estas palabras es que ellas vienen a ser el objeto de una necesidad del hombre y no un servicio de amor a ellas. Más palabras no son necesarias aquí.

Ayuda idónea

Esta es la piedra con la que tropiezan casi todos los hombres cristianos. No soy un experto teólogo; apenas un observador de realidades. Si una mujer reflexiona sobre lo que esto significa, tiene que concluir que ella habría aparecido en el mundo para resolverle problemas al hombre: compañía, sexo, hijos, ayuda.

No sé ustedes, pero si yo hubiera nacido mujer, me sentiría terriblemente funcional. Habría que indagar más profundamente en la pregunta: “¿Por qué la mujer?” Me ofrezco humildemente a ayudar a los hombres en esta cuestión. Aunque ellas pueden desconfiar de la autoridad que yo tendría para semejante empresa, y les concedo razón.

Detrás de un gran hombre hay una gran mujer

Aun siendo hombre, esta frase me cae pésimo. Ese detrás es terrible. Se debería intentar algo así: Junto a un gran hombre hay una gran mujer, a la que le debe mucho más de la mitad de su éxito. En muchísimos casos, es gracias a ella que es un gran hombre. ¿Se van dando cuenta que hay cosas que no se le deberían decir a una mujer?

Mía o de nadie

Esta frase es la causa basal de la mayoría de unos 70 mil feminicidios que ocurren en América latina todos los años. Sólo en Argentina, en lo que va corrido de 2021, una mujer ha sido asesinada  casi cada veinticuatro horas.

Hombres impresentables, cobardes, perdedores, incapaces de entenderse hombres por sí mismos, esgrimen este paupérrimo argumento para asesinar.

Es la hora de la resistencia

Los hombres por aprendizaje y las mujeres por derecho, deben rechazar enérgicamente estas concepciones acerca de ellas. Ellas son, por derecho propio, ellas. Hay círculos cristianos donde se dice algo como: Aquí le damos espacio a la mujer, como si le estuvieran haciendo un favor. No: el espacio es de ellas.

Si lo piensan un poco, estarán de acuerdo conmigo que hay cosas que no se le deberían decir a una mujer.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

2
6
0
1
0
1
Already reacted for this post.

One comment on “Cosas que no se le deberían decir a una mujer

  1. Buen intento, Sería glorioso pensar y luego abordar la perspectiva de, cuáles son las cosas que un hombre jamás, por ningún motivo, debería hacerle a una mujer…
    Y ese jamás, fundamentado en la perspectiva del evangelio de Jesús, Es decir, lo que jamás, un hombre que conoce a Dios, podría hacer, mirando a la mujer desde la cruz.
    Y viceversa… pero ya que es 8 de Marzo… pensemos en la redención de la mujer.

Deja una respuesta